¿Quién o quiénes contrataron a los sicarios que mataron a ‘Timporilo’?

Ese era el apodo con que conocían en la zona esmeraldífera de Boyacá a Maximiliano Cañón Castellanos, ultimado a tiros ayer en la entrada del restaurante Lobo Feroz, cerca al Parque de la 93, en el norte de Bogotá.

Las autoridades esperan que dos hombres capturados ayer den pistas sobre quiénes son los autores intelectuales del asesinato de Maximiliano Cañón Castellanos, un esmeraldero del Occidente de Boyacá que fue asesinado a disparos.

Debe leer: Asesinan en Bogotá a reconocido esmeraldero del Occidente de Boyacá

Según versiones de testigos y el parte oficial de la Policía Metropolitana de Bogotá, esos dos hombres fueron los autores materiales del homicidio. Un operativo relámpago, realizado por agentes de Policía en el Parque de la 93, permitió la captura de los dos hombres que pasaron a órdenes de la Fiscalía.

Publicidad

El periódico EL DIARIO logró establecer que Maximiliano Cañón, a quien conocían en la zona esmeraldífera como Timporilo, era cuñado del extraditado Pedro Nel Rincón, Pedro ‘Orejas’. Cañón estaba casado con una hermana de Rincón.

Cañón y Rincón participaron en los diálogos de paz del Occidente de Boyacá hace más de 20 años y, según voceros de la zona de las esmeraldas ‘comían en el mismo plato’, como se dice coloquialmente para significar que tenían una enorme amistad.

Después, cuando se registró la guerra por la Mina de la Pita fueron socios, pero más recientemente, cuando se registró un nuevo conflicto en la región se distanciaron y se convirtieron en acérrimos enemigos.

Anoche, cuando se conoció en el Occidente de Boyacá la noticia sobre el asesinato de Caño, muchos se mostraron extrañados pues no logran establecer quién puede estar detrás de este hecho de sangre.

Pedro Nel Rincón fue extraditado a Estados Unidos en el 2014, acusado de narcotráfico. A finales del 2013 sus enemigos le habían hecho un atentado en Pauna, en el que quedó gravemente herido su hijo único, Pedro Simón, de 23 años, quien murió luego de 75 días luchando por su vida en una clínica de Bogotá. Con Rincón en Estados Unidos, nadie en el Occidente de Boyacá sabe quién puede estar detrás de la muerte de Cañón.

Las autoridades de Bogotá reportaron que Maximiliano Cañón caminaba por la zona de restaurantes cuando fue interceptado por dos hombres que se desplazaban en una moto, quienes le dispararon en repetidas oportunidades

Cañón, de 53 años, fue trasladado hasta la Clínica El Nogal, en donde falleció a causa de las heridas que tenía en su cuerpo y que fueron propinadas con arma de fuego.

En los alrededores del lugar se produjo la captura de dos hombres cuya identidad no fue revelada pero que, según la Policía Metropolitana de Bogotá, tenían antecedentes penales por numerosos delitos.

También según la Policía, se produjo la incautación de una pistola glock y una motocicleta en la que se movilizaban los sicarios.
Familiares de la víctima señalaron como posible causa, una reciente amenaza por un título minero.

El asesinato de Cañón generó ayer temores de la reactivación de una nueva ‘guerra verde’ en el Occidente de Boyacá.

En 2021, se presentó otro asesinato cuando dos sicarios dispararon contra dos hombres relacionados al mundo de las esmeraldas en un parqueadero del centro de Bogotá. En esa ocasión, una de las víctimas fue identificada como Jorge Enrique Gómez, de 40 años, un hombre que se dedicaba al comercio de las piedras preciosas y que era cercano al fallecido zar Víctor Carranza.

El otro sujeto que fue baleado fue reconocido como Luis Gamboa y se desempañaba como escolta de Gómez, ambas personas fueron asesinadas en la entrada del parqueadero.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.