Productores de carbón advierten sobre efectos negativos de la Reforma Tributaria

Publicidad

Según Fenalcarbón, ese proyecto de ley que estudia el Congreso no solo tiene un grave impacto para la competitividad del gremio, sino que desmotivará la inversión y producirá un efecto inflacionario para toda la economía.

La Federación Nacional de Productores de Carbón – Fenalcabón, desde el inicio del debate sobre la Reforma Tributaria, ha participado en diferentes escenarios para advertir al Gobierno y al Congreso acerca de la inconveniencia del impuesto a las exportaciones de carbón y coque, no sólo por los riesgos de inconstitucionalidad de tal medida, sino también por las falencias técnicas de la fórmula de precios altos que desconoce la realidad de los tipos de carbones producidos en Colombia, los costos y precios diferenciales y el reconocimiento del coque como un producto industrial y no un bien primario, cuyos márgenes se afectan precisamente por el ciclo de precios altos de su principal materia prima, el carbón metalúrgico. “Celebramos que nuestra voz y la de otros gremios haya sido escuchada y que esta medida haya sido finalmente excluida de la ponencia para primer debate”.

Conocido el texto de ponencia para primer debate citado el próximo jueves 06 de octubre, Fenalcabón advierte que las medidas allí propuestas como la no deducibilidad de las regalías más una sobretasa de renta dirigida hacia la actividad, que afecta a toda la cadena de suministro, resultan excesivas y carecen de sustento técnico al imponer 10 puntos de sobretasa adicional de renta para 2023, 7,5 puntos adicionales para 2024 y 5 puntos adicionales a partir de 2025.

“Esta medida afecta de manera notoria la rentabilidad de la industria y sus posibilidades de inversión, desconoce la variabilidad de precios y costos, pero de manera particular amenaza con generar un efecto inflacionario sobre toda la economía, al impactar directamente los costos de bienes y servicios como la generación de energía, la producción de acero, cemento, ladrillo, cerámicas, entre otros sectores que utilizan el carbón dentro de sus procesos productivos.

Publicidad

Adicionalmente, le resta competitividad a la industria nacional frente al avance de las exportaciones de países vecinos y otros como China que inundan el mercado global del acero y el coque” explicó Carlos Cante, presidente ejecutivo de Fenalcarbón.

Sobre el articulado propuesto, el sector minero de carbón colombiano considera justo contribuir en mayor medida durante ciclos de precios altos, como lo han venido haciendo bajo las actuales fórmulas de liquidación de impuestos y regalías, y está dispuesto a generar mayores aportes siempre y cuando estas fórmulas agregadas a los demás tributos hacia personas jurídicas establecidos en este proyecto de ley no atenten contra la viabilidad y competitividad de las empresas, lo que afecta directamente los niveles de inversión y generación de empleo.

Por otro lado, al ser esta una industria de ciclos, hace un llamado para establecer una medida que de la misma manera permita la reducción de la tarifa de tributación en ciclos de precios bajos como los acaecidos hace poco menos de dos años cuando el sector se vio abocado a enfrentar enormes pérdidas.

“Las discusiones que vienen hacia adelante en el trámite de esta reforma deben centrarse en los efectos agregados de las medidas para el sector carbón en el país, acompañados de un mensaje claro del gobierno nacional acerca de sus políticas de transición energética en términos de tiempo y justicia con los empresarios y los territorios que desarrollan esta digna labor en el país” advirtió Carlos Cante.

Frente al impuesto al carbono para el carbón, la propuesta del gremio es que la gradualidad debería considerar un período mínimo de 20 años para que las empresas consumidoras puedan hacer una transición tecnológica hacia fuentes de energía neutrales en emisiones de carbono, al tiempo que su recaudo alimenta fuentes de financiamiento presupuestal que permitan generar estímulos a esa transformación tecnológica. De otro lado, “se prevé un incremento a las tarifas de energía eléctrica, que mínimo se estima en $18/KWh, así como de los costos de producción de las industrias consumidoras: acero, cemento, ladrillo, cerámica y papel, entre otros, con este tributo”, indica el presidente de Fenalcarbón.

Fenalcarbón es la organización gremial nacional que congrega y representa a las empresas productoras y comercializadoras de carbón, coque y sus industrias conexas en Colombia. Trabaja por el desarrollo competitivo y sostenible de la industria del carbón y el coque, defendiendo y apoyando los intereses de sus afiliados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.