Ponen en marcha Plan Maestro de Alcantarillado en San Luis de Gaceno

La Contraloría General de la Nación informa que este proyecto, que amenazaba en convertirse en un elefante blanco, constituye la más alta inversión que realiza en la zona rural del departamento la Gobernación de Boyacá.

Han puesto en operación el Plan Maestro de Alcantarillado para la comunidad de Santa Teresa, en el municipio de San Luis de Gaceno. 

El proyecto consta de alcantarillado pluvial y de aguas servidas y una planta de tratamiento de aguas residuales (PTAR). Su valor final es de 4 mil millones de pesos, contando la adición que fue necesaria para la puesta en operación de toda la obra, la cual beneficia a 120 familias del centro poblado de Santa Teresa, unas 500 personas que ven mejorada su calidad de vida. 

Publicidad

Los cambios requeridos sobre los diseños iniciales y las demoras en la expedición de las licencias para los vertimientos impidieron la culminación oportuna de la obra, que fue suspendida casi totalmente en el 2017.  

La Gerencia Departamental Colegiada de Boyacá de la CGR propuso en 2020 incluir el proyecto dentro de la estrategia “Compromiso Colombia”, para acompañar a los actores (contratista, interventor, Gobernación de Boyacá, Alcaldía de San Luis de Gaceno y ciudadanía) en el proceso de finalización de las obras y en la disposición de recursos para su puesta en operación, que fueron los puntos cruciales que se resolvieron en las mesas de trabajo promovidas por este organismo de control. 

El Director de Seguimiento Regional de la Contraloría Delegada para la Participación Ciudadana, Daniel Humberto Restrepo Mira destacó el compromiso del contratista, el Consorcio San Luis de Gaceno 2016, que se mantuvo al tanto del proyecto durante el cambio de trazado para la disposición final de las aguas de la PTAR, requerimiento que hizo en su momento la comunidad del centro poblado de Santa Teresa para aceptar el mismo. 

El 80 por ciento de las obras fueron construidas entre 2016 y 2018, la ejecución contractual se detuvo porque fue necesario modificar el trazado del alcantarillado pluvial para descargar en un cuerpo de agua diferente al inicialmente planeado, cambio que conllevó la necesidad de gestionar una nueva licencia ambiental.

El ingeniero residente del consorcio contratista destacó las bondades de las técnicas constructivas de la PTAR, que se basan en medios naturales de decantación y oxidación bacteriana de las aguas residuales para eliminar los componentes nocivos y entregar agua en buenas condiciones a los cuerpos superficiales de agua del municipio, lo que disminuye sustancialmente sus costos de operación y mantenimiento, labores que había asumido el contratista y que ahora quedan a cargo de la administración municipal. 

El proyecto contempla que no se dispondrán aguas servidas a los cursos de agua que bordean el centro poblado, con la mejora que eso implica en el cuidado del recurso hídrico del municipio.  

La obra, según señalaron los delegados de la Secretaría de Servicios Públicos de la Gobernación de Boyacá, es la inversión más alta que se realiza en la zona rural de todo el departamento y su puesta en operación constituye un gran logro para la comunidad, luego de que el proyecto amenazaba no poderse terminar y no entrar en operación. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.