Petro ante la ONU: la cocaína es menos venenosa que el petróleo y el carbón

Esta vez el Presidente no comparó la cocaína con el carbón, como lo hizo durante la campaña; en esta ocasión dijo que la cocaína es ‘menos venenosa’ que el petróleo y el carbón.

Durante la campaña política, entre la primera y la segunda vuelta, el candidato presidencial estuvo en Paipa y fue ‘carbonero por un día’.
En esa ocasión, el candidato presidencial de la Colombia Humana almorzó con trabajadores de una mina de Paipa y les dijo que la transición energética no era un tema suyo sino que algo que va ocurrir en todo el mundo en poco tiempo y que cada vez habrá menos demanda de carbón.

En la Mina El Pino de Paipa el candidato almorzó en un portacomidas y dialogó con propietarios de pequeñas minas y sus trabajadores.
“Aquí nos dicen que usted nos va a joder”, le dijo ese día un pequeño carbonero de Paipa al candidato presidencial.

Publicidad

Pues ahora, ya como Mandatario, Petro se fue lanza en ristre contra el negocio del carbón, al que considera menos nocivo que el tráfico y el consumo de cocaína.

Ocurrió durante el primer discurso de Petro ante las Naciones Unidas, en el que el Presidente acusó al “poder mundial” de “declararle la guerra a la selva por adicción al dinero”, mientras que comparó el consumo de drogas con el petróleo y el carbón. “La cocaína causa mínimas muertes y el carbón y el petróleo pueden extinguir a la humanidad”, afirmó.

“¿Qué es más venenoso para el ser humano? ¿La cocaína o el carbón y el petróleo?”, se preguntó Petro en su intervención en la septuagésima séptima Asamblea General ante las Naciones Unidas, y siguió: “El dictamen del poder ha ordenado que la cocaína es el veneno y debe ser perseguida así ella solo cause mínimas muertes por sobredosis, y más por las mezclas que provoca su clandestinidad dictaminada”.

“En cambio, el carbón y el petróleo deben ser protegido, así su uso pueda extinguir a toda la humanidad. Estas son cosas del poder mundial, de la injusticia, porque el poder mundial se ha vuelto irracional”, subrayó Petro.

Pues en campaña política a la Presidencia, Petro ya se había pronunciado contra el carbón.

Durante una manifestación en el mes de mayo, antes de la primera vuelta presidencial, en una visita a Sahagún, Córdoba, el candidato señaló que la extracción de petróleo y el carbón es comparable a la economía ilegal de la cocaína.

En su momento esa apreciación le generó a Petro muchas críticas. En diálogo con El Diario, Gabriel Chiquillo, director de la Federación de Productores de Carbón de Boyacá y miembro de la Junta Directiva de la Federación Nacional de Productores de ese mineral, dijo que “Causa desconcierto e indignación que todo un candidato presidencial tenga esa actitud irresponsable que le lleve a comparar nuestra noble labor profesional y productiva, con algo tan degradante y a lo que nos hemos opuesto quienes verdaderamente vemos el mundo dentro del orden y el desarrollo social”.

“En nuestras manos y nuestras mentes está que podamos seguir construyendo un país donde quepamos todos sin distingos partidistas, pero dentro del orden y la equidad que no la impone ningún mesías”, indicó Chiquillo.

También manifestó: “Qué equivocado está el candidato, pues no tiene la menor idea de lo que significa el carbón en nuestra economía”.
Según el dirigente gremial, en el 2018 el carbón representó entre el 15 y el 17 por ciento del Producto Interno de Boyacá, pero con los incrementos de los precios internacionales de ese mineral hoy esa cifra puede ser muchísimo mayor.

La cadena del carbón genera aproximadamente 25.000 empleos directos en Boyacá y mueve buena parte de la economía del departamento
Hay 36 municipios boyacense que tienen recursos carboníferos y de manera directa 26 municipios dependen económicamente de ese producto. En 16 municipios del departamento el carbón representa más del 80 por ciento de la actividad económica.

El peso del carbón en la economía local y regional es tan grande, que solo en la provincia de Valderrama cada año se sacan cerca de dos millones de toneladas de carbón, por el que hoy en el mercado internacional se pagan a millón de pesos cada una, lo que significa ingresos por dos billones de pesos que se irrigan a toda la economía, al comercio, al transporte…

El cálculo se hace solo con carbón térmico porque si se trata de coque, ese producido es mucho mayor. Si por cada tonelada se pagan 50.000 pesos de regalías, esas exportaciones le pueden representar al departamento 100.000 millones de pesos en un año.

Aseguró Gabriel Chiquillo que ningún otro producto, ninguna otra actividad podría generar esos ingresos para el departamento y para los municipios.

Señaló Chiquillo esa vez que relacionar carbón con cocaína es una comparación odiosa y que Petro mostraba un ensañamiento contra las actividades productivas. Finalmente dijo que Petro desconoce que gracias al carbón la economía boyacense se ha podido mantener y que esa actividad le ha permitido a muchas familias salir adelante y educar a sus hijos.

Pues durante esa misma campaña, Petro dijo en Paipa, delante de los mineros, que debido al calentamiento global, la comunidad científica mundial es la que ha hecho unas recomendaciones sobre lo que debe ocurrir con los combustibles fósiles en un plazo muy corto y que la demanda de carbón comenzará a bajar muy rápidamente porque se están buscando y estudiando nuevas fuentes de energía.

“El problema con el carbón en Colombia es principalmente para la Guajira y el Cesar, en donde hay minas a cielo abierto, que con esa transición van a tener que dejar de producir. Cuando los dueños de esas minas, que son multinacionales, se vayan y dejen sin empleo a más de 10.000 trabajadores y lo único que nos dejen son los huecos”, dijo Petro.

“Sencillamente el carbón que hoy exportamos ya no lo van a recibir en ninguna parte. Yo les propongo que de una vez se vayan buscando alternativas, como por ejemplo que esos trabajadores se vuelvan propietarios de granjas solares y que en el caso de Boyacá los pequeños mineros vayan buscando otras actividades productivas, como la agricultura, que debe volver a ser rentable, con precios de sustentación para la papa, por ejemplo”, dijo el candidato Presidencial.

El propietario de una pequeña mina de carbón le dijo a Petro candidato que solamente en Paipa hay 298 unidades productivas, personas de carne y hueso, que viven de la extracción y comercialización del carbón. “Aquí lo que nos dicen es que usted nos va a joder”, dijo el minero.
Petro aseguró que el problema para toda la minería se va a presentar independientemente de que él fuera o no el nuevo presidente de la República y que lo que propone es un plan para que miles de trabajadores mineros no se queden en la calle.

Según dijo Petro, el mercado y las exportaciones de coque se mantendrán por lo menos por diez años más y el carbón térmico va a tener que desaparecer cuando aparezcan nuevas tecnologías para la producción de energía.

Pues por ahora el carbón sigue siendo muy requerido en los mercados internacionales, pero las palabras del Presidente ante la ONU deja mucha incertidumbre y preguntas para los productores boyacenses y colombianos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.