Pero se cae por una pendejada ED.908

0
1144
PUBLICIDAD

Pero se cae por una pendejada

Al fin se rompió el cántaro. El grandulón de Rajoy, terminó de patas en la calle luego de que las demás fuerzas políticas de la península chapetona se unieran para echar al gobierno que aquél presidía y que había hecho cuantas bestialidades se le ocurrieron en materia de corrupción, que allá han llamado la trama Gurtel.

Igualitico a lo que pasa por estas tierras, acotaron varios de nuestros Académicos, que durante estos días han estado acuciosos en las discusiones y los análisis. Allá, Rajoy y su partido el PP, (que es lo mismo que aquí el hijo de Misael y los godos) tuvo que capotear en largas toreras muchas tardes de debates y controversias impulsadas por la oposición y por la ruptura que significan los separatismos en las Españas de Franco y la nueva república. Rajoy se cayó por la palabra que sabemos, allá y aquí, es la almendra de todo: la corrupción.

Publicidad

Allá hay dos nombres principales que la encabezaron desde la primera década de este siglo: José María Aznar, el alma gemela del hijo de Misael aquí, y el propio Rajoy (el PP de allá, es el faro guía de los godos de aquí, acotan nuestros académicos). Pues bien, allá, los del PP unidos siempre alrededor de estos dos, (Aznar y Rajoy) para quedarse con todo, como aquí, en el mismo tiempo hemos visto que se han unido para quedarse con todo, al hijo de Misael, el jefe del uribestiario y, como se ve ahora, el jefe de los cachiporros, el no heteroxesual, elegido por el hijo de Galán como el siguiente presidente.

Allá como aquí, el plato favorito del grupo, han sido los presupuestos y la contratación (aquí nos han encimado el desplazamiento, las masacres, los falsos positivos, la expropiación, peor que Chávez: aquí han expropiado seis millones de hectáreas., de las mejores de país, con la diferencia de que no fueron pagadas con títulos del Estado, sino despejadas a sangre y fuego). Tan solo que allá al fin se dio con la destitución del grandulón de Rajoy; y aquí vamos a dar con la elección del que dijo el gran jefe de la trama nuestra, que aquí sí es una bestialidad criminal. Y es que si se compara uno los hechos de allá con los de aquí, termina uno pensando que en realidad lo de allá fue un juego de inocentes párvulos, una pendejada, frente a lo que han hecho los de la trama de aquí, según el análisis Académico de las últimas tardes en las polvorientas jornadas del Pasaje, en medio de la remodelación de la Plaza Mayor.

Aprendido de la Madre Patria

En realidad aquí hay poco nuevo, según han sentenciado nuestros Académicos; como queda dicho arriba, las cosas ya han sucedido en otra partes y aquí se han aprendido; tan solo que hay que darles el crédito a los nuestros, para decir que todo lo mejoran, que en nuestro caso quiere decir que lo hacen de la peor manera, lo llevan a límites extremos, no se paran en pelos. En la Península, que es la madre patria, observan nuestros Académicos desde esta paramuna comarca, la foto ya había pasado como lo dice un comentarista de la prensa de allá: “Un simple vistazo a las fotos de los gobiernos de José María Aznar (lleno de ministros imputados, procesados o encarcelados) o de la boda de su hija en el Monasterio de El Escorial (la trama Gürtel en pleno) ayudaría a explicar la falta de oportunidad del expresidente del Gobierno ofreciéndose para liderar la reconstrucción del centroderecha en España. Con esa falta de autocrítica que siempre le ha caracterizado, Aznar salió el martes a la palestra para meter el dedo en el ojo a su sucesor olvidándose de que la corrupción que ha acabado con la carrera política de Mariano Rajoy nació y creció bajo sus dos mandatos como presidente”. Leyendo esto, nuestros Académicos no dudan en que lo mismo está pasando aquí, tan solo que es peor.

La foto de aquí

Causa terror, pero va a ganar, es el pronóstico Académico. El no heterosexual, el hijo de Misael y el amansador salgareño, abrazados hacia el mismo lado, son para salir corriendo, para pedir asilo, para entrar en estado cataléptico, gritó nuestro Académico dormilón en trance de pesadilla. Uno por uno fue una desgracia infinita, unidos, es la última catástrofe antes del fin del mundo, gritó otra vez, ya con espumarajos en los labios. Sin embargo, del otro lado de la cafetería alguien respondió, casi con el mismo entusiasmo, pero al contrario: es lo que necesitamos, que todos se unan y que sumen lo que han sido para que este populacho ignaro e irredento al fin entre en razón y pague por todos los pecados que ha cometido; que se ha tupido la cabeza de zupia y aserrín, que ya no se confiesa ni comulga con el santo obispo, ni va a misa los domingos y fiestas de guardar, que no contribuye con los diezmos y las primicias, que no hace caso, que niega el derecho de pernada, que quiere mandarse sin Dios ni ley. Entonces, para que este populacho no olvide, los únicos que traen la salvación son ellos unidos, gritó con más fuerza; y, para eso, tiene que volver Monseñor Ordóñez y las almas reencarnadas de los mancusos y los Castaño, de Botalón y Henry Pérez, y la memoria de Ramón Isaza y de muchos más de la legión de los Ángeles vengadores que tanta falta nos están haciendo, concluyó este otro Académico…

Dichas estas palabras de lado y lado, los ánimos se calentaron y los espacios fueron quedando vacíos, antes de que volaran pocillos y botellas.

Y qué tal que respeten el resultado

Entonces ¡Petro presidente!, gritó el primer Académico en llegar este sábado por la mañana tan pronto leyó la última encuesta de Datexco para Julito en la uvedoble. Que digan que más de 40 para Petro y 46 para el otro, quiere decir que se le va ganando a Duque, explicó. ¿Qué tal que Santos haga respetar el resultado?

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.