Pedro Pablo Salas al partido Verde; Mi salida del Polo se debió a disputas dentro de este partido

2
2740
Foto | Carlo Fidel Gómez Torres

Todo tipo de discusiones y conjeturas ocasionó la salida del dirigente Pedro Pablo Salas del partido de toda su vida, el Polo Democrático. Salas que fue durante todo el tiempo el eje de la colectividad amarilla, siendo uno de sus fundadores y habiendo actuado en su nombre durante tres periodos en el concejo de Tunja, ahora decide pasar a las toldas del Partido Verde, en un giro que en realidad tampoco está fuera de tono, si se tiene en cuenta que en estos momentos el Polo y el Partido Verde participan de la coalición que pretende llevar a la presidencia a Setifo Fajardo.

Sin embargo, aquí surge otra decisión que hay que destacar; Salas dice que como dirigente de izquierda, permanecerá al lado de la candidatura presidencial de Gustavo Petro, con quien lo une una amistad de vieja data. EL DIARIO habló con Pedro Pablo Salas sobre estos tópicos.

EL DIARIO: ¿Deja usted la administración departamental por hacer política?

Pedro Pablo Salas: Sí.

D.: Pero también deja al polo democrático…

P.S. H.:Escorrecto.

D.: ¿Qué lo llevó a tomar esas dos decisiones que han generado una reacción en los medios de opinión, en las redes, en la calle?

P.S. H.:En esencia, defender el proyecto que se está ejecutando en la gobernación de Boyacá; he tomado la decisión de apoyar a Wilmer Leal, porque considero que hay allí un proyecto social andando, con ideas ancladas en la realidad que   se deben defender en los distintos escenarios donde se toman decisiones como en el Congreso.  Mi salida del Polo obedece a las disputas dentro del este partido y por consiguiente su alejamiento cada vez más de las posibilidades de poder real, hay una disonancia entre lo que la gente está gritando, que son sus problemas y sus angustias reales frente a unas disputas que no le sirven a nadie y que hoy tienen en riesgo la misma existencia de este Partido.

D.: Algunos sectores sienten que Ud. perdió esa condición de líder que lo caracterizó durante mucho tiempo, desde que echaba piedra en la UPTC, defendía a los ambulantes, comerciantes de la plaza, a los campesinos etc. ¿Quién es hoy Pedro Pablo?

P.S. H.:Soy el mismo, con mayor cualificación; he conocido  mucho de Boyacá desde los conflictos de la gente  y, desde dentro de la gobernación, he  vivido todas las dificultades  durante 24 meses como asesor, viendo  luchar a un equipo de trabajo para que las cosas se hagan en el tiempo y espacio; el gobernador Carlos Amaya se ha propuesto  llevar  la política hacia las transformaciones de  las realidades de la gente, de los que más sufren, he visto un verdadero acto de  generosidad y honestidad, es lo mismo por lo que uno lucha cuando está en la calle , en el asfalto gritando.

D.: ¿No es alto el costo de dejar la asesoría de Diálogo Social para ir a buscar votos?

P.S. H.:No, en la medida en que hoy no hay otros caminos para poder hacer política, aparte de la lucha social y son  las urnas, las ideas se defienden con votos, la forma de la lucha armada ya es pasado, por eso si Ud. cree que lo que se está haciendo se está haciendo bien, hay que salir a buscar los votos para defender ese proyecto, estas ideas, en los escenarios donde se toman decisiones y estos votos  no los van a conseguir  ni Guillermo ‘El Mono’ Sánchez, ni Ciro Ramírez.

D.: ¿Cómo se entiende su a poyo a Petro y no a Fajardo que es el de la coalición Colombia?

P.S. H.:Tengo la percepción de que dentro de la juventud en Boyacá, Gustavo Petro tiene una gran simpatías, esta es una realidad política incontrovertible; en Boyacá hay un gobierno de avanzada, en manos de   jóvenes, otra verdad de apuño, de tal manera que la realidad se impone y de esta surge una especie de pragmatismo. Petro le habla a la juventud con claridad, la gente no quiere verdades a medias ni ambivalencias; se necesita de confianza, que alguien les garantice que sí es posible salir de esta oscuridad en la que tienen el presente y futuro de las mayorías en Colombia.

D.: ¿No creer que esto le pueda generar problemas con algunos sectores e incluso con el mismo Carlos Amaya? 

P.S. H.:Puede que sí con algunos sectores,  pero prefiero ser honesto ética e intelectualmente; yo creo en  la ruana del gobernador Carlos Amaya, que  es original como la de un campesino honesto, él se  pone esa misma ruana para entregar una vía, un hospital, firmar un compromiso con el gobierno nacional, arreglar en convite un camino veredal;  el hombre deja su  alma, nadie puede sustituir eso, ni el  significado de su  lenguaje de  parcero, que tiene un profundo  contenido de afecto y solidaridad. Creo que en Boyacá se está construyendo un relato alrededor de significados, desde semánticas populares, donde la   diversidad, la pluralidad, construyen un discurso colectivo, una acción colectiva con fuerza para salir juntos adelante.

D.: Hicieron lanzamiento de lista a cámara por el Partido Verde, ¿cómo ve esa lista?

P.S. H.:Multi color, diversa  como es nuestra realidad; están representadas también nuestras tragedias, como son los  desplazados, los campesinos empobrecidos por los TLC, los académicos, y la gente que se ha metido duro con la búsqueda de rumbo para este departamento, que es lo que representa Leal; lo del sábado 20 fue un evento con más de 2000 personas; seres humanos que tienen expectativas porque esto cambie, los que buscan altruistamente un bien colectivo a través de la política,  pero también  los que con todo derecho  van con una hoja de vida de su hijo debajo del brazo para que se les resuelva un problema concreto de empleo.

D.: ¿Cómo percibe que va a ser el debate: de ideas, de maquinarias, de plata?

P.S. H.:Hay de todo; la política es lo más complejo, más aún en sociedades con fracturas profundas como la nuestra, de allí nuestra racionalidad y comportamientos complejos; el debate debe ir más allá de lugares comunes, para motivar a que la gente llegue a las urnas.

De los discursos abstractos hay que pasara a luchas concretas; me entristece escuchar discursos como la competitividad de Boyacá: ¿contra quién competimos? No se dan cuenta que cuando llegamos al supermercado, compramos desde la manzana de Chile, el durazno de california, los zapatos chinos, la carcasa de Singapur, etc., ¿Qué es el mercado? ¿Qué es competir? Debemos resignificar nuestros lenguajes para resignificar nuestra realidad.

Tenemos posibilidades para Boyacá como bolsa ambiental; debemos dar una pelea por resignificar nuestros territorios, con un nuevo conocimiento aplicado; allí hay una fuente muy importante de futuro, pero no podemos seguir permitiendo que se destruyan los ecosistemas, que estamos perdiendo; hoy, paradójicamente, en pleno siglo de transformaciones tecnológicas y del consumismo, nuestra mayor ventaja son los recursos naturales paisajísticos; allí somos fuertes. Marx se revolcará en su tumba de esto que estoy diciendo, pero el capitalismo está destruyendo la vida; nosotros preparémonos para crear vida, construir un destino de disfrute, de interacción humana y cultural; Boyacá puede ser esto y mucho más.

D.: ¿A qué le teme Pedro Pablo?

P. P.S. H.: Al futuro de mis hijos; si no cambiamos esta realidad, vamos a dejar una sociedad invivible, corrompida, violenta, Hobbesiana, de todos contra todos; volvemos a los tiempos de la selección de las especies; perdimos la posibilidad política de salir juntos adelante como sociedad; a eso le temo, que sobrevivan los más fuertes, quisiera que esto no pasara, no podemos permitir que el monstruo de mil cabezas destruya nuestras vidas.Boyacá-Colombia

2 COMENTARIOS

  1. Ante èsto sólo tengo 3 preguntas por hacer: 1. Por qué Salas habla de disputas, cuando el compañero después de irse a hacer campaña por Amaya, nunca volvió a las reuniones con el Polo? Por lo menos para conocer sus acuerdos o desacuerdos, que hasta ahora en plenas elecciones habla.
    2. Por qué no renunció antes? El Polo le dio garantías siempre, y le dio su lugar en el Comité Departamental.
    3. Esas dos mil personas fueron por convicción? Ojalá y sea así, y no como en las reuniones de algunos municipios y ciudades donde llevan a la gente o engañada o coaccionada por los contratos o puestos que han recibido.

  2. Definitivamente todos tienen precio!!!, me parece una falta de ética que si dice estar en el partido verde apoye a Petro, deberían llamarlo al orden dentro de los verdes. Además es patético que manifieste que la gente está en todo su derecho cuando a las reuniones políticas van con la hoja de vida de los hijos debajo del brazo pidiendo puestos. Están dando puestos a cambio de votos?, le parece que ese es el deber ser?.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.