¿Otro Tour hecho a la medida de Chris Froome?

0
1462
Foto: Vía twitter

La organización del Tour de Francia dio a conocer lo que será el recorrido de la edición 105. Aunque ha tratado de hacer creer que este trazado busca ponerle más difíciles las cosas al vigente campeón, solo basta mirar el recorrido para darse cuenta del enorme guiño que han hecho al británico cuatro veces campeón.

Con la presentación del recorrido del Tour de Francia 2018 empezaron a nacer las esperanzas y expectativas de quienes sueñan con conseguir el título. La edición 2018 tendrá varias novedades como las bonificaciones para las etapas llanas de la primera semana, una etapa con 15 tramos de adoquín, una etapa reina de 65 kilómetros, y la inclusión del Col de Portet.

Sin embargo, para los amantes del deporte pedal, que admiran a Chris Froome, pero que quieren verlo en aprietos por la exigencia del trazado, la presentación del recorrido solo reveló que una vez más la organización del Tour de Francia ha hecho un enorme guiño al Sky, equipo que ha puesto al campeón en cinco de las seis últimas ediciones.

Al igual que en la edición de 2017, las diferencias empezarán a marcarse con una contrarreloj, para el caso de 2018 se trata de una crono por equipos; modalidad en la que el Sky ejerce un amplio dominio. Lamentable sería que ocurriera lo de 2017, donde el Sky ganó en la primera etapa y conservó el liderato hasta París; convirtiéndose así en una de las ediciones más parcas y desabridas de la historia.

Y tal y como ha venido dándose en los últimos años, la organización del Tour no escatimó en asegurarse que los diez primeros días de competencia sean dedicados al paisajismo y exaltar la grandeza francesa, y otros diez días en los que termina decidiéndose todo. Solo basta con mirar etapas como la séptima, donde se plantea un trazado de 231 kilómetros completamente llanos, o la del día siguiente con final en Amiens, que plantea un recorrido más corto pero con las mismas características; una verdadera invitación a dormir.

Para desgracia de expertos escaladores como Nairo Quintana, esta edición del Tour no cuenta con etapas de montaña en la primera semana, pero más preocupante es que solo habrá tres llegadas en alto.

Especialistas en la contrarreloj como Tom Dumoulin o Primoz Roglic tampoco se sentirán afortunados por estos días en que recién se ha dado a conocer el trazado. Para sorpresa de estos dos grandes contrarrelojistas, el Tour de Francia 2018 cuenta con una etapa contrarreloj por equipos más extensa que la contrarreloj individual, absurdo. Pero aparte de esto, la contrarreloj individual es una continua sucesión e subidas y bajadas que no permitirían establecer un ritmo estable a los grandes especialistas.

Casualmente la contrarreloj es lo suficientemente corta y de recorrido irregular para los grandes especialistas; es demasiado larga y peligrosa para quienes sufren en esta especialidad; y está estratégicamente ubicada a un día del final, como quien dice un premio ideal para el pedalista que la organización quiere sumar al grupo de los cinco grandes ganadores del Tour de Francia.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.