Nuevo dolor de cabeza para el Alcalde

0
2144
Foto | Archivo - Hisrael Garzonroa

Los taxistas de la capital boyacense aseguran que no acogerán el decreto por medio del cual se establecen horarios y tarifas para el transporte público individual.

Después de la tormenta llega la calma, pero en el caso de Tunja, la tormenta está adquiriendo grandes proporciones. Al malestar ya expresado por diferentes grupos ciudadanos, se suma ahora el inconformismo de los taxistas.

El malestar del gremio se da por la expedición del decreto por medio del cual se establecen los horarios y tarifas que a partir de hoy deberán usar. Por ello, se encuentran gestionando una audiencia con el alcalde Pablo Cepeda y con su secretario de Tránsito, John Alexander Herrera, para exigirles que se respeten los acuerdos establecidos con anterioridad; de modo que se modifiquen los puntos que hacen referencia a horarios y distancias.

Foto | Alcaldía Tunja

Los taxistas aseguran que por ahora no irán a las vías de hecho, sino que no implementarán lo establecido en el decreto hasta que el Alcalde se reúna con ellos y se respete lo anteriormente acordado.

Pero desde la Administración Municipal aseguran que lo establecido en el decreto frente a horarios, tarifas y distancias se ajusta a los estudios realizados por la UPTC, por lo que es inviable modificarlo.

De acuerdo a dicho estudio, se establece u recorrido de 2300 metros para la carrera mínima. Frente a los horarios, las determinaciones se toman a partir de la resolución, emitida en 2017, donde se fija que el horario nocturno comienza desde las ocho de la noche y termina a las seis de la mañana.

La única forma en que el decreto podría modificarse, es que se realice un nuevo estudio en el que se haga un análisis de horarios, distancias y tarifas; a partir del volumen y demanda de pasajeros; de modo que se establezca un punto de beneficio tanto para transportadores como para usuarios.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.