“No hay presencia masiva de cangrejos”

Foto | ICA

Es lo que indica el Instituto Colombiano Agropecuario, luego de visitar junto con Corpoboyacá, la zona en la vereda Hato Laguna de Aquitania, por alerta en la comunidad tras la presencia de esta especie de cangrejo rojo.

El ICA señala que “no hay presencia masiva de cangrejos, aparte del cangrejo reportado, y que de igual manera, no presenta un riesgo para los cultivos de cebolla“.

Publicidad

Debe leer: Alerta ambiental por aparición del Cangrejo Rojo en el Lago de Tota

Corpoboyacá indicó días atrás que, “solamente se ha encontrado el individuo que aparece en un video que circula en redes sociales”.

Según comunicado del ICA, los productores de la región manifestaron que no se ha encontrado ningún tipo de daño por el crustáceo en los sistemas productivos agrícolas o piscícolas del municipio de Aquitania.

El Cangrejo rojo se encuentra en otras regiones del departamento como Gachantivá, Villa de Leyva, Sutamarchán y Paipa, y que es una especie invasora con gran capacidad de colonización de ecosistemas acuáticos que por su actividad excavadora pueden afectar el fondo de quebradas, lagunas, estanques y estructuras civiles. Por esto, recomiendan informar de manera inmediata la presencia de los crustáceos en los predios.

Realizarán visitas en conjunto a la zona para capacitar a los productores y entregar recomendaciones en prevención, manejo y control de este crustáceo y proteger la producción acuícola de la región.

Debe leer: Estas son las seis especies invasoras que están ahogando ecosistemas estratégicos en Boyacá

El Cangrejo rojo es una especie con gran éxito reproductivo en la colonización de nuevos ambientes, tiene un ciclo de vida corto y alta tasa de fecundidad (el número de huevos por nidada puede llegar a 700), presenta comportamiento territorial y agresivo, tolera bajos niveles de oxígeno, resiste altas temperaturas, tolera periodos prolongados de sequía, época en la que fabrica galerías subterráneas.

El ICA y Corpoboyacá recomiendan:

  • No transportarlo a nuevos cuerpos de agua.
  • No manipularlo directamente con la mano.
  • Realizar control y vigilancia en cuanto al comercio de animales vivos en acuarios, restaurantes, actividades de transporte de mercancías de origen acuícola; especialmente, en los sitios donde está detectada la especie.
  • Informar a la autoridad ambiental sobre su presencia.
  • No emplearlos como mascota, pueden escaparse y colonizar nuevas áreas

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.