Nairo Quintana de nuevo muy cerca del trono

0
913
Foto: AFP (Archivo)
PUBLICIDAD

 

La primera semana de competencia en la Vuelta a España ha dejado muchas conclusiones, pero aún persiste el nubarrón que impide señalar a un gran candidato al título. Nairo Quintana, que llegó como uno de los grandes aspirantes, es tercero luego de nueve etapas que por sus características no le favorecían.

Publicidad

Cuarenta y ocho segundos es la diferencia entre el hoy líder de la Vuelta a España, el británico Simon Yates, y el pedalista que ocupa la décima casilla en la clasificación general individual, el neozelandés George Bennett.

Por eso, habar hoy de un gran dominador en la ronda ibérica es prácticamente imposible. Han sido cuatro los pedalistas que han vestido la camiseta roja en la primera semana de competencia, y todo indica que son muy altas las probabilidades de que se mantenga esta tendencia, que simon Yates no llegue vestido de rojo a Madrid.

Nairo Quintana ha finalizado esta primera semana en la tercera posición de la general, siendo de momento un resultado muy meritorio, ya que hasta ahora el boyacense ha tenido que afrontar varias etapas que no se ajustan a su perfil, y en las que habitualmente perdería tiempo.

En el arranque de la Vuelta, Nairo hizo una de las mejores contrarreloj que se recuerde en su carrera; perdió tan solo 30 segundos frente a un especialista en la modalidad como lo es el australiano Rohan Dennis.

Y posteriormente tuvo que afrontar complejas jornadas por la costa del suroriente español, donde las etapas estuvieron marcadas por el intenso calor y por los fuertes y constantes vientos.

Fue en estas fracciones donde Nairo Quintana s ratificó como un gran candidato, ya que supo sobrevivir a las fuertes ventiscas, refugiándose por momentos en medio del pelotón, pero también sabiendo ubicarse al frente para así evitar cualquier corte.

Y si bien es cierto que durante la primera semana hubo dos etapas de alta montaña y Quintana no sacó ventaja en ellas, también hay que agregar que no era conveniente que lo hiciera; no era conveniente adueñarse del liderato y cargar con la responsabilidad de liderar al pelotón para terminar con las fugas que en esta Vuelta a España se han presentado a diario.

A todo esto hay que sumarle que la Vuelta a España llegaron como candidatos hombres como Richie Porte, Fabio Aru, Simon Yates y Miguel Ángel López. Sobre el primero hay que decir que ya está descartado ya que en tan solo nueve días de competencia perdió más de un hora frente a los favoritos; tiempo irremontable por más que queden dos semanas.

Aru hoy ocupa la decimoprimera casilla, y si bien está a solo 1 minuto y 8 segundos del líder; no mostrado estar en sus mejores condiciones, flaqueando en la montaña, siendo que esta debería ser su aliada en la búsqueda del título.

Simon Yates hoy porta la camiseta del líder, pero su ventaja no es suficiente como para dormir tranquilo; solo ostenta un segundo de ventaja sobre Alejandro Valverde y 14 sobre Nairo Quintana. A esto hay que agregarle su falta de capacidad para soportar la presión, que quedó en evidencia en el pasado Giro de Italia, donde también fue líder, pero en donde en una mala jornada terminó cediendo el liderato y cualquier chance de título luego de perder más de media hora frente a los favoritos.

Quizás hoy la mayor amenaza para Quintana en sus aspiraciones de título es su coterráneo, el también boyacense Miguel Ángel López; que está séptimo en la general a 27 segundos de Yates. López ha demostrado que a medida que pasen las etapas, irá llegando al punto más alto en la curva de rendimiento. La crono inicial y la etapa con llegada a Caminito del Rey le jugaron una mala pasada, pero en las llegadas en alto ‘superman’ supo atacar y arañar segundos para escalar posiciones en la general y meterse en la conversación por el título.

En el top 10 aparecen otros nombres de consideración para Quintana, entre ellos los de Jon Izaguirre (Bahrain-Merida), Rigoberto Urán (EFD) y Steven Kruijswijk (LottoNL-Jumbo). Entre estos tres el que implica la mayor amenaza para Quintana es el español Jon Izaguirre, que fue compañero suyo en el Movistar, y que hoy exhibe no solo grandes condiciones como escalador, sino como contrarrelojista. Por eso, si Quintana quiere dejarlo fuera de combate, será esencial que en la crono de la etapa de la etapa 16 no pierda más de minuto y medio frente a él.

También será vital que Quintana saque ventaja en las etapas 13, 15, 17, 19 y 20; todas con llegada en alto  Solo de este modo logrará conseguir con su segundo título de Vuelta a España.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.