Miguel Ángel López se adueña del liderato de los jóvenes en el Giro de Italia

0
635
PUBLICIDAD

La etapa reina tuvo como gran figura al italiano Giulio Ciccone que se consolidó como líder de la montaña y ganó la etapa. Richard Carapaz amplió su ventaja frente a Primoz Roglic, ahora lo aventaja por más de dos minutos. Vincenzo Nibali ascendió a la segunda casilla de la general y Roglic es tercero. Miguel Ángel López además de apoderarse de la camiseta blanca, subió a la séptima casilla de la general.

Giulio Ciccone (Trek-Segafredo) fue el ganador de la décimo sexta etapa del Giro de Italia, disputada sobre un trazado de 194 kilómetros entre Lovere y Ponte di Legno. Ciccone registró en meta un tiempo de 5 horas, 36 minutos y 24 segundos. Jan Hirt (Astana) fue segundo con el mismo tiempo de Ciccone y Fausto Masnada (Androni giocattoli) tercero a 1 minuto y 20 segundos del pedalista italiano.

Publicidad

La fuga del día estuvo integrada por 21 pedalistas, destacando nombres como el de Andrey amador (Movistar), Mattia Cattaneo, Fausto Masnada (Androni Giocattoli), Davide Villella (Astana), Damiano Caruso (Bahrain-Merida), Jon Dombrowski (EF Education First), Mikel Nieve (Mitchelton-Scott), entre otros.

En el ascenso al Mortirolo, Vincenzo Nibali (Bahrain-Merida) aprovechó para lanzar un ataque que tomó por sorpresa al grupo de favoritos, que en las primeras rampas de este puerto ya empezaban a notar el cansancio. Hombres como Miguel Ángel López (Astana) sufrieron más de la cuenta, pues en un comienzo no pudo sostener el ritmo de los favoritos, pero luego consiguió retornar al grupo.

López tomó un segundo aire e impuso un ritmo durísimo en el ascenso. El gran damnificado fue Primoz Roglic (Jumbo-Visma), pues no pudo soportar el ritmo del grupo de favoritos, soltando la rueda de su gran rival, el líder Richard Carapaz (Movistar). ‘Supermán’ López, que en algún momento parecía fulminado, sacó alientos una vez más para alcanzar al grupo Nibali. A partir de allí se juntaron Nibali, Carapaz, Mikel Landa (Movistar), Hugh Carthy (EF Education first) y el mismo Miguel Ángel López.

Por detrás venían un grupo conformado por cinco ciclistas, comandado por Primoz Roglic y Simon Yates (Mitchelton-Scott). Antes de llegar a la cima del Mortirolo, López atacó, encontrando metros más adelante a su compañero de equipo Pello Bilbao, quien sería el encargado de guiarlo en el descenso.

De la fuga inicial solo sobrevivieron Giulio Ciccone y Jan Hirt. El italiano que hizo parte de la fuga para asegurarse la camiseta de la montaña, reprochó a Hirt en los kilómetros finales por su falta de colaboración. Pero Hirt siguió tranquilo, sin dejarse llevar por la presión de Ciccone, pues para él era también importante la victoria de etapa, pero detrás suyo venía ‘supermán’ López por lo que lo más prudente era ser cauto en esos últimos kilómetros, por si era necesario retroceder para ayudar al colombiano.

A unos ocho kilómetros del final, el grupo Nibali alcanzó a Miguel Ángel López, que desde ese momento renunció a sacar ventaja al líder de la carrera y más bien optó por aportar en este grupo para aumentar la diferencia sobre Roglic.

Al situarse la meta en un ligero ascenso, Ciccone sacó ventaja sobre Hirt y no tuvo mayores complicaciones para quedarse con el triunfo de etapa. Por su parte, López sufrió en los metros finales, perdiendo la rueda del grupo comandado por Nibali y Carapaz, por lo que no pudo llegar en ese grupo.

El Giro de Italia continuará este miércoles con la disputa de la décimo séptima etapa, prevista sobre un recorrido de 181 kilómetros entre Commezzadura y Anterselva.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.