Más salud con tecnología

0
63

Por | Miguel Ángel Peña Moreno-Asesor TIC

Miguel Peña

El sistema de salud colombiano está a punto de recibir el mejor “acetaminofén” que le puedan recetar, la historia clínica electrónica será un gran avance para nuestro país en su aspiración de consolidar un gobierno digital.

Asaltan varias dudas alrededor de la implementación y la forma de garantizar la protección de datos personales con la historia clínica electrónica, una preocupación para todos los ciudadanos, en especial quienes tienen que ver con el cuidado de nuestra salud. Recordemos que contará con los estándares de la Ley 1581 de 2012 referente a la protección de datos personales. En Latinoamérica aún existe gran resistencia a la digitalización de los trámites, se debe al cambio cultural, adaptarse y entender que un trámite con el estado se puede hacer en menos de 3 minutos vía internet obviamente plantea una situación de desconfianza enorme, es una curva de aprendizaje que espero sea superada rápidamente. “De eso tan bueno no dan tanto”, “Es una estafa”, “Me van a robar el dinero”, entre muchas otras frases pesimistas salen a flote cuando se le dice a la gente que puede hacer su vida más sencilla y sin tantas filas. Invertir en gobierno digital siempre será benéfico, por ejemplo, en Estonia (Un país conocido ampliamente por su implementación y liderazgo en gobierno digital) sus habitantes ahorran cerca de 5 días cada año en tramites con su país, tiempo que pueden destinar a cualquier otra actividad en vez de estar haciendo largas filas.

pico-tunja

En Colombia el Ministerio TIC indicó que una vez expedida la ley 2015 de 2020 que sancionó el presidente Iván Duque el pasado 31 de enero, junto al Ministerio de Salud y Protección Social en menos de un año se establecerán los estándares médicos, de salud y técnicos de la interoperabilidad, así como el modelo de la historia clínica a través de la plataforma X – Road. La labor no es nada fácil teniendo en cuenta que toda la información del sistema de salud está fragmentada en varias bases de datos y sistemas con tecnologías no integradas. Sin embargo, hay grandes ventajas a tener en cuenta una vez entre plenamente en funcionamiento. La posibilidad de compartir los datos médicos tanto públicos como privados, garantizar el acceso rápido a los tramites en cualquier parte de Colombia optimizando el tiempo para los pacientes y prestadores de servicios, la disminución en la corrupción del sistema de salud es otro de los puntos favorables, más aún cuando usted podrá entrar desde cualquier dispositivo con internet a verificar fácilmente si lo que le ordenaron los galenos es lo que realmente recibió.

El futuro es prometedor y seguramente siempre habrá algo por mejorar, pero la posibilidad de tener los datos clínicos a la mano es una oportunidad con cientos de aplicaciones en la cotidianidad. Imagino por un momento la eficiente atención medica que pueden recibir las personas en un accidente vehicular, si al momento de identificarlas el personal que les brinda los primeros auxilios de la ambulancia puede entrar a sus historias clínicas electrónicas y saber si son alérgicas a algún medicamento, tratamientos médicos en curso o cuidados paliativos a tener en cuenta. La ley que regula la historia clínica electrónica también establece que: “Solo la persona titular de la Historia Clínica Electrónica podrá autorizar el uso por terceros de la información total o parcial en ella contenida de acuerdo con la normatividad vigente; salvo en los casos que por ley no sea requerido el otorgamiento de dicha autorización”.Esperemos que el sistema de salud en nuestro país siga recibiendo más tratamientos efectivos en digitalización y tecnología dando un diagnóstico de mejoramiento en su operación, ojalá así su servicio salga de los cuidados intensivos en los que se encuentra.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.