Más de medio centenar de profesores de Boyacá han muerto por COVID-19

Presidente del Sindicato de Maestros dice que no están dadas las condiciones para el retorno de los estudiantes a la presencialidad y pide nuevamente que se aplace el retorno a las aulas hasta que bajen los niveles de contagios.

En el departamento de Boyacá hay instituciones educativas que no cumplen con exigencias en temas de ventilación o no cuentas con suficientes lavamanos o baterías de baños para que puedan dar las garantías de bioseguridad, que es un requisito indispensable para el retorno a clases.

Así lo señala el presidente del Sindicato de Maestros de Boyacá, Reinaldo Soledad, quien asegura que como consecuencia del COVID-19 ya han muerto en el departamento más de medio centenar de profesores.

“Nuestra preocupación no es solo que se pueda garantizar el regreso de los profesores sino que ese regreso en términos de bioseguridad también cobije a los niños y a los padres de familia, para que no se vuelvan a disparar las cifras de contagios y se generen nuevas olas de enfermos y muertos”, asegura el dirigente sindical.

El periódico EL DIARIO habló con Soledad sobre la actual situación de los profesores, las instituciones educativas y la educación.

ED. ¿Cómo está y cómo va el proceso de regreso de los profesores y cómo ven ustedes el regreso seguro a clases por parte de los estudiantes?

Reinaldo Samacá: Nosotros consideramos que este no es el momento más adecuado para presencialidad. Hemos venido hablando para que se aplace ese regreso a las aulas debido a los altos niveles de contagio del COVID-19 que hay en todos los municipios y los secretarios nos han respondido que están analizando la situación. Lo que creemos es que se deben tomar medidas que beneficien a todos pero que prevalezca la salud y la vida para profesores, estudiantes y padres de familia. En ese diagnóstico que harán en los planteles también se debe determinar cuántos padres de familia están enviando o están dispuestos a enviar a sus hijos de regreso a las aulas.

ED. ¿Cuántos profesores tiene afiliados el Sindicato de Maestros de Boyacá.

Son cerca de 7.400 profesores afiliados.

ED. ¿Cuántos de esos profesores se han contagiado de COVID-19?

Pues entendemos que son muchísimos pero usted entenderá que en este gremio, como en todos, esa información es manejada con mucha reserva; de manera que no tenemos un dato exacto.

ED. ¿Y cuántos profesores han muerto por COVID-19?

El número de profesores y rectores muertos supera los 50; entre ellos cerca de cinco rectores.

ED. ¿Ustedes creen que hay instituciones de educación en Boyacá que no cumplen con las mínimas exigencias para el regreso de los profesores y estudiantes en términos de bioseguridad?

En efecto, hay colegios, no tenemos los datos exactos de cuántos, que no tienen las condiciones de ventilación; en donde no existen suficientes lavamanos, baterías de baños o la infraestructura adecuada para un regreso seguro.

ED. ¿Qué impide que los profesores hayan regresado o puedan regresar a los colegios, como lo ordena el Gobierno?

Lo que dice la resolución 777 es que debemos presentarnos ya a los planteles, pero también condiciona ese regreso a que se haya contemplado con los esquemas de vacunación o que los profesores no estén enfermos. En el caso de los profesores hay muchos que no han cumplido con ese esquema de vacunas. Lo que dice la resolución es que a más tardar el 19 deberán regresar esos profesores a los colegios.

ED: Pero se supone que los profesores ya deberían estar vacunados con las dos dosis.

Pues esa es una condición que no se ha cumplido para todos. Hay muchos profesores que no tienen la segunda dosis de la vacuna y hay otros que ni siquiera la primera. También hay casos que se contagiaron de COVID-19 antes de la primera dosis y deberán esperar y casos de profesores que se contagiaron entre la primera y la segunda dosis. Ellos ahora tendrán que esperar 90 días para la segunda dosis.

ED: ¿Qué porcentaje de profesores todavía no está con las dosis completas de vacunas?

Consideramos que un 30 por ciento no tiene las dos vacunas y en ese porcentaje hay profesores que se contagiaron y ahora deben esperar para ser vacunados.

ED: ¿Hay muchas renuncias por parte de los profesores?

Es cierto que hay muchos docentes que tiene un gran temor, porque tienen comorbilidades. Todos los docentes están pendientes de las determinaciones que se tomen para decidir qué van a hacer. Consideramos que va a producirse el retiro de muchos profesores que no están dispuestos a arriesgarse o a enfermar o a morir.

ED. ¿Ya hay renuncias?

Sí. Sabemos que son cerca de 200 renuncias de profesores y podrían ser muchas más.

ED. ¿Y las renuncias de los estudiantes? ¿cómo ven ustedes el tema de lo que ocurrirá con la deserción escolar?

Pues es que la pandemia ha generado una enorme crisis y empobrecimiento de la gente y eso se va a ver reflejado en deserción escolar. Mucha gente está enfrenando una gran crisis económica; mucha gente se quedó sin trabajo; muchos que laboraban en la informalidad hoy no tienen recursos para enviar a sus hijos a estudiar. Si la pobreza se disparó, si muchos han tenido que salir y buscar ingresos en otras ciudades o regiones, eso genera deserción, abandono de la actividad académica. Seguramente después, cuando la vida comience a normalizarse o cuando la gente se comience a recuperar de la crisis, los estudiantes regresarán o todo tenderá a la normalización.

ED. ¿Cuál entonces es la propuesta de ustedes sobre el regreso a clases?

El Gobierno ha dado unas directrices en el que también contempla un análisis sobre nivel de contagios, capacidad de camas UC. Pues esos índices deberían ser para mirar qué tan preparados estamos para regresar a clases o a una relativa normalidad. Las preguntas que debemos hacernos es si las cifras de COVID son tan bajas, si hay capacidad de camas UCI, si las instituciones educativas tienen las adecuaciones para que todos nos cuidemos, si los padres de familia están dispuestos a enviar a sus hijos… Si están dadas las condiciones.

ED. ¿Ustedes están dispuestos a recuperar el tiempo que se perdió en el Paro?

Claro que estamos listos y dispuestos. Hemos estado hablando con las directivas de la Secretaría de Educación, pero ni siquiera es por el tiempo, sino por las actividades y los planes de estudio en los que hubo un retraso. Estamos concertando con las secretarías y estamos dispuestos a recuperar lo que dejamos de avanzar en esos temas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.