Más de cinco mil millones de pesos se pierden al día por mal estado de vía Sogamoso-Aguazul

Foto | Archivo-Hisrael Garzonroa

Los representantes a la Cámara Wilmer Leal Pérez y César Ortiz Zorro han convocado a una audiencia en el Congreso de la República, en la que instarán al Gobierno Nacional a cumplir con inversiones prometidas en este corredor vial, que habitualmente sufre de cierres a causa de su mal estado.

El corredor vial Sogamoso-Aguazul está cerrado. Ese es un habitual titular de prensa, tanto en Boyacá como en Casanare, pues se ha convertido casi que en una constante eso de que esta importante vía sufra del algún tipo de desperfecto o inconveniente que lleve a su cierre.

“Hay que entender que este es un corredor estratégico, no solo para la conexión de los Llanos Orientales y para Boyacá, sino que es un recorrido que cobra importancia y se convierte casi que en obligatorio por los inconvenientes habituales en la vía que comunica a Bogotá con Villavicencio”, explica el representante a la Cámara por Boyacá, Wilmer Leal, que además ha convocado, en compañía del representante César Ortiz Zorro, una audiencia en el Congreso para exponer las diversas problemáticas que sufre este corredor, y retomar el pliego de exigencias que vienen haciendo transportadores, comerciantes, y en general ciudadanos que necesitan movilizarse de Boyacá a Casanare y viceversa.

Publicidad

Hace un año se hizo una audiencia pública en ese sentido, en la cual la ministra de Transporte, Ángela María Orozco, se comprometió con la inversión de más de 120 mil millones para contrarrestar todos los inconvenientes existentes en este corredor vial, pero esa, de momento, sigue siendo una promesa en el aire.

“Hemos puesto sobre la mesa temas que nos parecen supremamente graves, como por ejemplo la pérdida de tres puentes viales, que fueron mal construidos y diseñados, y que están en el piso, literalmente no funcionan. Una segunda preocupación es que se han invertido más de 400.000 millones de pesos en una vía que inicialmente estaba por el orden de 300.000 millones para quedar en perfecto”, comenta Leal Pérez.

El Representante a la Cámara boyacense aclara que esos 400.000 millones de pesos se invirtieron a lo largo de la última década, pero nunca fueron inversiones planificadas o bien destinadas, y eso se evidencia hoy en los cierres que se realizan constantemente en esa vía.

Fueron 400.000 millones que se fueron en proyectos de recuperación de banca, recuperación de malla asfáltica, construcción y adecuación de puentes viales e implementación de elementos, señales o sistemas de seguridad en la vía. Pero dichas inversiones hoy no son visibles, pues lo que está a la vista es una vía deteriorada, que cierra casi que diariamente en algunos de sus tramos, e infraestructura que terminó en el piso por falta de planificación.

“Las vías de la vía Bogotá-Villavicencio van a ser eternas, no solo por las condiciones, sino por el mal trazado y las condiciones propias de la vía. Así que todo el paso de la carne, del arroz, de todo lo que producen los Llanos Orientales, y del comercio que sale de Boyacá hacia esa región, se tendrá que ver obligado a utilizar alternativas como la de la vía del Cusiana”, agrega Leal.

Entre otras cosas, Leal aclara que no se trata de un problema de puntos críticos, sino que las afectaciones de la vía se encuentran a lo largo de todo el trazado. “Esto no es un tema de ahora, o de unos puntos críticos en los que no se ha invertido, esto estructuralmente es una falla completa”.

Leal explica que el problema no se centra únicamente en las dificultades para transitar la vía, o la imposibilidad en ciertas ocasiones, sino que esto tiene graves impactos tanto en la economía boyacense como en la casanareña. “Necesitamos un compromiso serio y real por parte del Gobierno”.

“Las afectaciones en la circulación han deteriorado la economía de ambos departamentos. Las pérdidas diarias son superiores a los cinco mil millones de pesos, eso solamente en el tema de movilidad, pues la cifra es mucho más grande al contar las pérdidas que tienen que asumir los productores y las empresas de ambos departamentos. Es que el 60% de las cosas que salen de los Llanos Orientales pasan por esta vía”, explica el representante Leal.

Es que el intercambio comercial entre ambos departamentos es completamente significativo. Se calcula que anualmente se movilizan más de 100 mil toneladas de carga de Boyacá a Casanare, y más de 55 mil toneladas de Casanare a Boyacá.

La audiencia en el Congreso de la República está citada para este jueves 23 de septiembre, a partir de las ocho de la mañana, y se espera contar con la presencia de la Ministra de Transporte; el director del Invías, Juan Esteban Gil; el director de la Agencia Nacional de Infraestructura, Manuel Felipe Gutiérrez; los gobernadores de Boyacá y Casanare, Ramiro Barragán y Salomón Sanabria, respectivamente; y los alcaldes de los municipios que de una u otra manera se ven afectados por las constantes fallas en este corredor vial.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.