Los retos de los que hoy se posesionan

0
127
Alejandro Fúneme. Foto: Carlo Fidel Gómez-EL DIARIO
Publicidad

En el transcurso de esta jornada tomarán posesión protocolaria de sus cargos como nuevos mandatarios los alcaldes de Tunja, Alejandro Fúneme, de Paipa Fabio Medrano y de Chiquinquirá, Wilmar Triana. Los tres con retos muy importantes a la vista, los que en sana lógica no admiten aplazamiento o indiferencia por parte de quienes irán estar al frente de los destinos de las respectivas ciudades en los próximos cuatro años.

Alejandro Fúneme

Para el caso de Tunja, Alejandro Fúneme tiene que entender que ya pasaron las euforias de casi ocho años durante los cuales trabajó para ser elegido y asumir la dura realidad de gobernar una ciudad que se ha visto afectada por la falta de decisión de las últimas administraciones en temas de fondo como la movilidad, la estratificación, la plusvalía, la valorización, la racionalización de los impuestos y el ordenamiento territorial.

Fúneme tiene, para empezar, una ventaja, y es que el manejo de los servicios públicos quedó, bien o mal, “solucionado” por la actual administración, así que no tendrá que desgastarse o preocuparse (de los negocios) por estos asuntos, siendo así que su capacidad y capital político inicial ojalá lo sepa usar de manera adecuada en asumir los retos de fondo desde el principio. Uno, aparentemente elemental, es que le corresponde poner en marcha el funcionamiento del Terminal de Transporte y el nuevo hospital de segundo nivel.

En el primer caso, debe garantizar la movilidad y el acceso adecuados a las nuevas instalaciones, teniendo en cuenta los intereses de los usuarios, como sucede con los estudiantes que se mueven en el corredor Tuna-Sogamoso quienes son los principales usuarios del sistema de transporte intermunicipal y que se verán afectados en sus presupuestos y en su tiempo si las rutas de los buses no les permiten abandonarlos y abordarlos en los sitios tradicionales. Como se sabe, a pocas horas de inaugurarse el nuevo terminal, estos asuntos no están definidos. Propuestas como establecer una tarifa diferencial o algún tipo de subsidio para los estudiantes que necesitan el servicio intermunicipal, al alterarse los tradicionales lugares de abordaje, puede dar para distorsiones y procesos no claros de manejo con las empresas de transporte urbano y con los mismos taxistas.

En cuanto al nuevo hospital, Fúneme, en su calidad de médico, debe dar ejemplo de sapiencia, organización y eficiencia para que la institución entre a prestar los servicios que con tanta expectativa esperan los habitantes de la ciudad. Cualquier equivocación en esto sería imperdonable. En este caso, Fúneme debe hacer realidad la percepción que viene promocionando, que todo se la va a facilitar dado su “excelente relación con el gobierno central, a través de la vicepresidenta Marta Lucía.

Fabio Medrano

Foto: Hisrael Garzonroa

Cuando se observa la situación de Paipa, el nuevo alcalde, quizá tenga como el reto principal, la organización del territorio, sobre lo cual la administración pasada no se ocupó a fondo. Coincide la vocación de Fabio Medrano como nuevo alcalde con los asuntos del ordenamiento territorial y la preservación del medio ambiente, sin perder de vista los intereses económicos y sociales sobre cada metro cuadrado de ese rico y estratégico territorio.

Medrano tendrá que definir, en primer lugar, la armonización de las tres propuestas fundamentales del ordenamiento de su territorio para poder orientar un desarrollo sostenible y sustentable en el mediano y el largo plazo. Se trata del plan de ordenamiento de la cuenca del Lago Sochagota, el desarrollo y aplicación del Ponca, que es plan de ordenamiento de la cuenca alta del Río Chicamocha, en lo que corresponde a su territorio y el Ordenamiento Territorial propiamente dicho del municipio. En medio de estos asuntos están los temas económicos de fondo como la minería del carbón, las plantas de generación termoeléctrica, las explotaciones de puzolanas, la preservación de las fuentes de aguas termo-minerales, que son patrimonio no solo de Paipa sino de os colombianos todos, la conservación de las áreas naturales protegidas; y, obvio, el ordenamiento territorial en función de la expansión urbanística que hasta ahora se ha visto y explotado en términos de los intereses económicos de los dueños de la tierra y los constructores.

Wilmar Triana

Foto: archivo personal

En cuanto a Wilmar Triana en Chiquinquirá, sin duda la tarea de fondo es la solución al abastecimiento de agua. Se pensaría que de esta administración no se puede pasar sin que el problema quede solucionado. En favor de Triana hay un evento que no había sucedido en el pasado y es que el nuevo director de la Car de Cundinamarca, que es la corporación que tiene jurisdicción sobre ese territorio, es el exalcalde de Chiquinquirá, Fernando Sanabria. Entonces, una alianza inicial entre estos dos funcionarios para aunar esfuerzos por el propósito de la solución al abastecimiento del agua para la ciudad, sería lo primero que tendrían que hacer, lo que se completaría con el apoyo desde la gobernación de Boyacá que seguramente seguirá la línea dejada por la administración Amaya, la que ha invertido hasta ahora, los mayores recursos de la historia para ayudar en la solución del suministro de agua a la ciudad capital de la provincia de occidente.

Así que lo que se da hoy protocolariamente y se convertirá en realidad práctica a partir del primero de enero próximo en estas tres ciudades, con la llegada de la nueva tanda de mandatarios debe pasar de la mera expectativa a la realización correcta, transparente y eficaz que espera la ciudadanía y que debe honrar lo prometido durante la campaña.  

Publicidad

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.