Los osos de Tunja: navidad sin restricciones ni responsabilidad social

2
1273
Foto | Hisrael Garzonroa

La decoración navideña en la Plaza de Bolívar de Tunja este año, ha pasado por la critica y no deja de ser tema de polémica entre las familias tunjanas y visitantes.

Las peatonales del centro están nuevamente congestionadas por vendedores ambulantes; familias con niños salen de compras mientras algunos osados caminan o se estacionan por doquier en la Plaza para fumar o comer paleta; el Pasaje de Vargas es invadido por horrorosas mesas plásticas para que los sedientos de cerveza y aguardiente no pierdan la costumbre de embriagarse de lunes a domingo en estas fechas decembrinas; los pocos artistas tunjanos que lograron un cupo por las migajas que dejó este año la Administración Municipal para el sector cultura, deben presentarse a la intemperie y sin condiciones mínimas para mostrar su talento; realizan verbenas privadas en el norte de la ciudad porque aseguran que deben reactivar la economía (no sabemos de quién); y, la Alcaldía quiere endeudar a la ciudad con un empréstito por 93.800 millones de pesos.

Una de las polémica más filosas en redes sociales es sobre la decoración en la Plaza de Bolívar, hay quienes afirman que son adornos reciclados de centros comerciales, que no representa para nada a Tunja y su historia, y, por otro lado, hay quienes solo les importa la sonrisa de sus hijos que recorren el sitio sin tapabocas.

Foto | Hisrael Garzonroa
Aunque la temática de navidad en el hielo ha fascinado a los más pequeños de la familia, preguntamos ¿cómo nos representan los osos polares a los tunjanos? Foto | Hisrael Garzonroa
Foto | Hisrael Garzonroa
Foto | Hisrael Garzonroa
Los soldados no son muñecos, están ahí por el homenaje de los 190 años de la muerte del Libertador Simón Bolívar. Foto | Hisrael Garzonroa
Foto | Hisrael Garzonroa
Foto | Hisrael Garzonroa
Foto | Hisrael Garzonroa
Foto | Hisrael Garzonroa
Las estrellas que decoran las calles del centro, han sido rechazadas por algunos tunjanos quienes dicen que son estorbosas y peligrosas para los transeúntes durante el día. Foto | Hisrael Garzonroa
Foto | Hisrael Garzonroa

2 COMENTARIOS

  1. La falta que hace la Procuraduría. Si existiese, se podrían denunciar o por lo menos advertir entre otros hechos que son de responsabilidad directa de la administración Municipal:
    Porqué en el pico de la pandemia, autoriza y permite eventos como el de Green Hills, colocando en riesgo la salud no solo de los asistentes, sino del entorno de los mismos. Acaso estará devolviendo un favor?
    Porquė no existe un control en el centro de la Ciudad, con relación a las medidas mínimas que las personas deben mantener?
    Porqué la iluminación se colocó a nivel de piso, con la peligrosidad inminente que pudiera generar una tragedia al tratarse de corriente eléctrica sin los protocolos debidos?
    Adicionalmente, debería explicar el Burgomaestre y su equipo, cómo permite a través de la Curaduría la aprobación de proyectos como el que están adelantando en la Avenida Universitaria, con calle 41, esquina, sector Unicentro, donde en menos de 12 metros de ancho, construyen un “Edificio” de cinco pisos? No debe entregar el constructor un área que beneficie a la ciudad?. Hay silencio de la Administración y permisividad de la Curaduría. Qué interés habrá de las partes?
    Finalmente, dejar a la ciudad endeudada por muchos años a cambio de gestionar es muy fácil para el Alcalde y sus sumisos Concejales, que deben preferir aprobar en contra de la ciudad a cambio de que sus cuotas sean inamovibles.
    Así no habrá Feliz Navidad para los Tunjanos pero para Alcalde, Concejales y Curadores si.
    La ciudad es de todos no de sus amigos Sr Alcalde, porque pareciera que algunos comerciantes, constructores y supuestos empresarios fueran no ciudadanos corrientes, sino sus socios.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.