Los ídolos de Barranquilla le dieron el triunfo a la ‘Ruedaneta’

Con goles de Miguel Ángel Borja y Luis Díaz, ídolos de la afición barranquillera, la selección Colombia consiguió un nuevo triunfo de la mano de Reinaldo Rueda, que sigue invicto por eliminatorias sudamericanas en este nuevo ciclo con la tricolor.

Tiempista, elegante, distinguido y refinado. Ese es Juan Fernando Quintero. El mismo que abrió el marcador en el Metropolitano en tan solo cuatro minutos, aunque al final no le valieran su soberbio golazo. Una posición adelantada, solamente apreciable desde el VAR, ahogó el grito de gol del talentoso diez de la tricolor.

De todas formas Colombia iba a conseguir su anhelada recompensa minutos después. El responsable de traer la calma iba a ser Miguel Ángel Borja, que abrió el marcador de cobro de pena máxima, y que solo un minuto después amplió el tanteador tras una salida fulminante y una asistencia magistral de Rafael Santos Borré.

Publicidad

Y fue entonces cuando cobró más importancia la presencia de Juan Fernando Quintero, que manejó la pelota y los tiempos desde la mitad de la cancha. Quintero robó balones y luego los filtró para poner en aprietos a Roco, Díaz y Medel.

Claro que Quintero no fue el único destacado en una noche soñada para la selección. Yairo Moreno y Luis Díaz con una serie de tacos, pusieron de pie a la tribuna, que no pudo negarse a recompensarles con un resonante aplauso.

Y mientras los pupilos de Reinaldo se divertían haciendo rodar la pelota, con pases precisos al pie y con uno que otro lujo; los australes se recriminaban fallas entre ellos, viviendo quizá una de las peores noches que recuerden en una eliminatoria mundialista.

La segunda parte no fue tan generosa para los de Rueda. A los diez del complemento Chile descontó por intermedio de Jean Meneses en una jugada que la saga colombiana nunca pudo controlar.

Desde ese momento los de Lasarte manejaron la esférica, aprovechando la velocidad y la capacidad de encarar de Meneses, que complicó una y otra vez a Juan Guillermo Cuadrado por la banda.

Y cuando Colombia peor lo pasaba, apareció un pase preciso y punzante de Roger Martínez, que aprovechó el desmarque de ruptura de Mateus Uribe y que dejó de cara a Luis Díaz, que de pierna derecha convirtió el tercero, llevando de nuevo la tranquilidad a las toldas colombianas.

Con dos goles de ventaja, Colombia volvió a adueñarse de la pelota, y de nuevo la tribuna volvió a corear el ole que sonorizó el buen pasaje de la selección durante la primera mitad.

Con este triunfo Colombia llegó a 13 puntos y ocupa la quinta casilla en la eliminatoria sudamericana, igualando así en puntos a Ecuador, aunque perdiendo la posición por diferencia de gol.

El dato: Miguel Ángel Borja consiguió el doblete más rápido en la historia de toda la eliminatoria sudamericana. Entre uno y otro gol transcurrieron apenas 88 segundos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.