Londoño ganó la pulseada, el pueblo perdió por goleada

Foto | Hisrael Garzonroa

Por | Daniel Triviño Bayona

Se terminó saliendo con la suya. Como todo un experto en el manejo de los hilos del poder Jorge Eduardo Londoño condicionó a su propio partido, defendiendo en esencia sus propios intereses, negando de paso la voz y la representación de las comunidades.

Como aquel niño que es dueño de la pelota y condiciona a los demás con la amenaza de llevársela cuando algo no le gusta, así actuó Jorge Eduardo Londoño, que para negar avales amenazó constantemente con su renuncia al Partido Alianza Verde.

Publicidad

Y como en las toldas verdes hoy la imagen esta devaluada, y advirtiendo el poderío electoral que anteriormente ha ostentado Londoño, la colectividad terminó cediendo a sus pretensiones a todas luces antidemocráticas.

Fue una estrategia digna de aquel que utilizó las necesidades de los campesinos para manipularles con el supuesto referendo campesino, de aquel que se indignó por el estado de la BTS aunque en sus ocho años en el legislativo no hizo mayor cosa por garantizar condiciones dignas en este importante corredor vial; fue la estrategia de aquella figura política boyacense que representa cualquier cosa menos renovación, fue una estrategia con la que solo ganó él.

Perdieron en cambio las comunidades, pues en la contienda electoral de marzo próximo dejarán de encontrar en el tarjetón algunos liderazgos que han venido consolidándose justamente por su cercanía con el ciudadano, representado en juntas de acción comunal, cabildos y demás.

Perdió también el Partido Alianza Verde, que con su ya desgastada imagen prefirió conservar entre sus filas, a toda costa, a una de esas figuras políticas por las cuales la ciudadanía ha dejado de creer en esta colectividad.

Perderán los boyacenses, pues así Londoño quede electo senador, el tiempo ha demostrado que por más experiencia política y por más cercanía a algunos círculos del poder, el alguna vez gobernador de Boyacá no ha tenido una sola acción representativa, memorable o significativa para el departamento.

*Las opiniones expresadas en este texto son responsabilidad exclusiva de su autor y no representan la postura editorial de EL DIARIO.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.