Llamado urgente a las ARL para que entreguen elementos de protección en hospitales de Boyacá

Foto | https://clustersalud.americaeconomia.com/

La red hospitalaria del departamento ha venido ampliando su capacidad en Unidades de Cuidados Intensivos. Se espera que para mediados de mayo se cuente con todos los equipos, elementos e infraestructura para atender la pandemia.

El aislamiento obligatorio es la única herramienta que hoy tienen los boyacenses para evitar una catástrofe sanitaria. Así lo advierten las autoridades del departamento, que recalcan que podrá contarse con una red hospitalaria mejor dotada para mediados de mayo.

Antes de que el COVID-19 se extendiera por el planeta, Boyacá contaba con 71 Unidades de Cuidados Intensivos. Sin embargo, la pandemia ha logrado que se destinen esfuerzos y recursos para aumentar esa capacidad a la menor brevedad posible.

A la fecha, dicha capacidad se ha aumentado en 24 camas de Unidad de Cuidado Intensivo: 20 en Tunja, dispuestas en la Clínica Materno Infantil, María Josefa Canelones, y cuatro en el Hospital de Moniquirá.

Sin embargo, ha explicado el secretario de salud de Boyacá, Jairo Mauricio Santoyo, que no es un proceso sencillo, pues no se trata exclusivamente de la adquisición de camas y sus respectivas conexiones, sino que se requiere de equipamiento para respaldar fallos de cualquiera de los órganos vitales, y también de la capacitación del personal médico para la atención de una contingencia como esta.

“Hemos ido avanzando. En Moniquirá se abrieron también diez camas de hospitalización general y acá en Tunja, en la Clínica María Josefa Canelones, aparte de las 20 camas de UCI, tenemos30 camas de hospitalización general”, señaló Santoyo.

Y si bien la ampliación de la capacidad hospitalaria es una de las grandes preocupaciones, una más grande es la dotación de elementos de bioseguridad para el personal médico, labor que le corresponde a las ARL, y que de acuerdo a entidades como la Contraloría General de la República, no se está cumpliendo.

“Al tiempo que lamentó el fallecimiento de los médicos Carlos Fabián Nieto y William Gutiérrez, a causa del COVID-19, la Contraloría General de llamó la atención por la falta de suministro de oportuno de elementos de protección personal (EPP) al personal de salud con riesgo directo de contagio y muerte por el virus”.


1 COMENTARIO

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.