Las cuentas largas para la alcaldía de Chiquinquirá

1
2989
Foto | Hisrael Garzonroa
PUBLICIDAD

La asombrosa  votación  lograda por los “petristas” en Chiquinquirá,  en la segunda vuelta, habla de un  tímido  avance del voto independiente. Sin embargo,  esta ciudad sigue en las cuentas de las fuerzas tradicionales  que  históricamente  han marcado  su  rumbo, en contiendas  locales. 

Chiquinquirá  ha sido, quizá, la ciudad más conservadora de Boyacá.  Y, en la historia reciente, la ciudad más  fiel a los postulados del “uribismo”, en todas sus facetas.  Sin embargo, la votación registrada por la candidatura  de Gustavo Petro,  en la segunda vuelta, puso a pensar a muchos, sobre los verdaderos anhelos de cambio que  la “capital religiosa” reclama.

Casi 9.500 votos  por Petro,  en la segunda vuelta, confirmarían  que  esta ciudad se  estaría  moviendo,  tímidamente,  hacia un escenario, donde se advierte  el juego de nuevas fuerzas, de nuevos protagonismo y nuevos discursos, todos encaminados  hacia la renovación de la política.

Publicidad

Algunos sectores inconformes y  otros que se han mantenido marginados de la política tradicional pueden configurar un nuevo mapa para las elecciones locales. Sin embargo, los nuevos  parlamentarios de  Boyacá empiezan a mover sus fichas para las locales, buscando la conquista del poder,  en ciudades como Chiquinquirá, la cuarta más importante de Boyacá.    Ya  algunas cartas se asoman, configurando  un  amplio abanico de candidatos con  aspiraciones para la alcaldía  en 2019.

Jefferson Leonardo Caro

Volvería  a aspirar  a la Alcaldía de Chiquinquirá,  luego de  obtener más de 1.800 votos  en la contienda pasada.   Se le reconoce como un  aspirante  apreciado por sectores populares y con gran posibilidad de crecer. Lanzaría una campaña  acudiendo  a la recolección de firmas, a pesar de los coqueteos que le hacen varios partidos.  Sus contradictores le reclaman claridad sobre temas cruciales para la ciudad y su apego, en el pasado, a varias casas  políticas, entre ellas, la del conservador Humprey Roa Sarmiento.

Le puede interesar:
>Jefferson Caro le apostará a las firmas para llegar a la Alcaldía de Chiquinquirá

Giovanny Salinas Rozo

Su paso como concejal, a nombre de los Verdes,  lo ubican en un escenario de privilegio. Sería un aspirante con el apoyo de una bancada de congresistas verdes, liderada por Leal. Mostró algunos resultados, en proyectos dirigidos a la educación y al campo, de donde tiene profundo arraigo. Recientemente, mantuvo un discurso coherente en la consulta anticorrupción, lo que le garantiza una posibilidad de acercamiento con sectores independientes. Recibe críticas por su defensa férrea del actual gobierno local de César Carrillo Ortegón.

Sandra Sánchez Peña

Fue la primera en salir al ruedo  por la Alcaldía. Administró el Centro de Acopio de Chiquinquirá y fue gerente de la Corporación de Desarrollo recientemente. Allí, consolidó alianzas con un sector de microempresarios de la ciudad, a favor del  emprendimiento y la autogestión. Se ha mostrado como una candidata independiente, carismática, que habla con la gente y se muestra sensible con las carencias de muchos ciudadanos. Aunque no se le conoce padrinos políticos actuales, sus contradictores la vinculan con un sector del partido conservador en la ciudad.

Juliana Cortázar 

Profesional chiquinquireña experta en temas de administración en salud. Se ha mostrado como una candidata empeñada  en llevar a la mujer a espacios de poder.  Esta muy  cercana al excongresista  Rafael Romero. Tendría el respaldo de un grupo de liberales  que sienten la necesidad de recomponer las bases de su partido, luego de los desaciertos de su dirigencia nacional, las fracturas internas  y los  errores estratégicos en contiendas locales y regionales.  Sin embargo, se mantiene atenta  a nuevos nombres que puedan surgir, desde el mismo liberalismo.

Ricardo Salinas Torres

Fue el segundo más votado en la contienda pasada para alcaldía. Su casa política ha sido el conservatismo, lo que le brinda un margen de comodidad para asumir un nuevo intento por esta dignidad.  Fue agudo y crítico frente al “Proceso de Paz” de La Habana con las FARC, lo que puede cautivar una votación en el Centro Democrático, no despreciable. Mantiene lazos y vínculos con la principal dirigencia conservadora en Boyacá, especialmente del sector de Pedraza.   Es médico de profesión y  son conocidos sus reparos frente a los manejos del Hospital de Chiquinquirá.

Wilmar Ancisar Triana

Aunque se ha mantenido fiel a Vargas Lleras, se le reconoce sus afectos con el “uribismo”. Luego de su paso por el Concejo, aspiró a la alcaldía en 2015, mostrando una campaña robusta en recursos económicos  y logrando ser el tercer candidato más votado.  Sus amigos le  han recomendado buscar una posible Asamblea.  Sin embargo, hizo parte de los dirigentes que movilizaron la campaña de Duque en Occidente de Boyacá, dándole un segundo aire para insistir  en buscar la Alcaldía.

Por su parte, el  llamado “sector de los independientes” de Chiquinquirá aun no definen su rumbo. A pesar de la copiosa votación por Petro, no se percibe un trabajo colectivo coherente con miras a construir una  plataforma propia, para una  ciudad que tiene marcados conflictos y una deuda social histórica. Se escuchan nombres como Fabián Arévalo “Maní”, Luis Castro Pinilla  y Orlando Suárez Roncancio.

Los analistas coinciden en afirmar que será vital el tratamiento y estudio de tres (3) temas que concentrarán a atención de los chiquinquireños: la lucha contra la corrupción, en una ciudad que parece estar experimentado una verdadera metástasis en sus  efectos; las superación del fenómeno del desempleo  y la falta de oportunidades  para el emprendimiento. Y,  por último, la  búsqueda de salidas definitivas y sostenibles   para el problema del agua potable  para todos los chiquinquireños.

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.