Las aterradoras cifras de accidentalidad vial en Boyacá

1
5348
Foto: Archivo Darlin Bejarano
PUBLICIDAD

Boyacá supera por lejos la media nacional de muertos ocasionados por accidentes de tránsito. Ante esta situación, 21 municipios del departamento y la Agencia Nacional de Seguridad Vial han firmado el ‘Pacto por la seguridad vial de Tunja – Alto Chicamocha’, con la esperanza de dar otro rumbo a este panorama desalentador.

Subirse a un automotor y transitar por las carreteras de Boyacá se ha convertido en una verdadera odisea, sinónimo de una inversión casi segura hacia la tragedia. Durante su paso por la capital boyacense, el director de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), Ricardo Galindo, advirtió sobre el alto índice de accidentalidad que se presenta en las carreteras del departamento.

“En el departamento de Boyacá estamos trabajando muy duro, en el caso de Tunja está por encima de la media nacional el número de muertos por cada cien mil habitantes y estamos trabajando muy de la mano con el Alcalde (Pablo Cepeda), con el Secretario de Tránsito (Alexander Herrera), así como con tods las autoridades del departamento. Ese es el compromiso que estamos adquiriendo hoy acá. Tenemos la media nacional cerca del 15,5 muertos por cada cien mil habitantes, en el departamento de Boyacá estamos cerca de 18,5”, indicó Ricardo Galindo.

Pero en Boyacá subirse a un automóvil no es sinónimo de subirse a un ataúd rodante; según explicó Galindo en el departamento la mayoría de las víctimas son los peatones. “Hay una particularidad muy importante, en el departamento de Boyacá, a diferencia de la gran mayoría de los departamentos, la principal víctima es el peatón, aquí están la mayoría muriendo por atropellos. Entonces, ahí hay que hacer un trabajo muy importante con las autoridades, tenemos que trabajar; muchísimos son de la tercera edad. Tenemos que concientizar a cada uno”, señaló Galindo. Corroborando esa información estuvo el General Ramiro Castrillón, director de la Policía de Tránsito, “Las cifras en Boyacá muestran que la mayoría de víctimas son peatones; por el consumo de licor que existe en algunos sitios que ya están focalizados, y al cruzar la vía, los vehículos o conductores no conducen con precaución, a la defensiva, y atropellan a los peatones. Tenemos focalizado el municipio de Ventaquemada en su casco urbano, hay un sector de Tierranegra donde también las estadísticas reflejan allí aumento de accidentes, por supuesto con víctimas fatales (…) en Cómbita, en La Y de Higueras también es un sitio específico y donde focalizamos la mayor cantidad de accidentes”.

Con la firma de este pacto por la seguridad vial, Ministerio de Transporte, Agencia Nacional de Seguridad Vial, y autoridades departamentales, tienen la esperanza de que el panorama cambie. Pero otra es la percepción que tiene la ciudadanía, que ve este tipo de estrategias como un manotazo de ahogado y que pide rigor y  mano dura a las autoridades de tránsito para que la situación mejore. “Eso es pura alharaca, a la hora de la verdad usted se da cuenta que la gente le presta poca atención a esas campañas y sale a manejar sin pase, o bajo efecto del alcohol, ocasiona accidentes y al final no le pasa nada. Se dijo en algún momento que eso tenía multas cercanas a los 30 millones de pesos, cárcel, inmovilización del vehículo, pero luego las sanciones son condonables según quien sea usted”, comentó Javier Sánchez, un ciudadano que se mostró escéptico ante este tipo de iniciativas.

Y las cifras, a nivel nacional, parecen darle la razón al ciudadano que poco cree en este tipo de estrategias. “Las principales causalidades que hemos detectado son el exceso de velocidad en un 40%, 30% es no cumplir con las normas y señales de tránsito, otro 10% sigue siendo  conducir bajo los efectos del alcohol, y otro 10% reflejado en los peatones que no cumplen con las normas de tránsito. En esos cuatro comportamientos tenemos cerca del 90% de las causalidades”, sentenció Galindo.

Este pacto por la seguridad vial en Boyacá beneficiará a 21 municipios entre los que están Tunja, Moniquirá, sora, Soracá, Siachoque, Toca, Tuta, Sotaquirá, Cómbita, Motavita, Samacá, Villa de Leyva, Sutamarchán, Sogamoso, Duitama, Paipa, Nobsa, Tibasosa, Santa rosa de Viterbo, Firavitoba e Iza.

Según comentó el General Castrillón, se han planteado unas metas muy claras. “Tenemos unos objetivos muy grandes de acuerdo al Plan Estratégico de Seguridad Vial, que es disminuir el 20% de víctimas fatales, de muertes en accidentes de tránsito; el 27% de víctimas y muertes en moto, 21% de disminución de accidentes a nivel nacional, por supuesto en cada jurisdicción de acuerdo a la cantidad de accidentes; disminución del 18% de muertes de peatones, y conseguir un 0% de víctimas en estado de embriaguez”.

Con la firma del ‘Pacto por la Seguridad Vial de Tunja – Alto Chicamocha’ se realizará la formación de actores viles mediante procesos de sensibilización, se harán intervenciones de obras de tipo temporal, señalización, demarcación, entre otros.     

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.