La primera Mesa de Diálogo Social pone en evidencia crisis social en Socotá y Valderrama

El alcalde de Socotá, William Correa Durán, tan pronto tomo posesion de su cargo el pasado 1 de enero, se dio a la tarea de convocar a toda la institucionalidad para abordar la problemática de su municipio y de la provincia. Para el mandatario, lo esencial es atender las necesidades de las comunidades y por eso la Procuraduría y la Defensoría del Pueblo fueron las instancias que convocaron esta primera mesa de Diálogo Social. Foto: Hisrael Garzonroa-EL DIARIO

Socotá, tierra de sol y labranza, es uno de los municipios más grandes del departamento, con 660 kilómetros cuadrados, con 44 veredas, de las cuales unas son llamadas veredas lejanas, las cuales están completamente aisladas, sin carretera, sin energía eléctrica, sin sistemas de comunicación. También se evidencia que la crisis social se extiende a la mayoría de los municipios de la Provincia.

Sin embargo, Socotá es uno de los municipios más ricos del departamento, pues contiene en sus entrañas los yacimientos más valiosos de carbón siderúrgico del país, de donde hoy se extraen cada año unas 300 mil toneladas del mineral. Con tales características, este municipio y el resto de la provincia de Valderrama, atraviesan una profunda crisis social que llevó a su alcalde, William Correa Durán, a que instituciones como la Procuraduría y la Defensoría del Pueblo regionales, convocaran la primera Mesa de Diálogo Social en Boyacá, que debería ser encabezada por el propio gobernador del departamento.

Publicidad

Al encuentro que tuvo lugar el pasado lunes dos de marzo, finalmente no llegó el gobernador Ramiro Barragán, quien a última hora canceló su presencia en el lugar, pero que envió a un grupo importante de su equipo de gobierno con quienes la comunidad reunida y las autoridades locales, junto con el ejército, la policía y las iglesias que predican en la región, llevaron a cabo la sesión de diálogo que se prolongó por más de cuatro horas para escuchar las peticiones y reclamos de la comunidad, que a través de sus voceros, expresó el sinnúmero de dificultades que se viven en todos los órdenes, precisando que más de un vocero comunitario tuvo que ir 10 horas o más a lomo de mula para llegar al casco urbano.

La crisis en los sectores de salud y educación, las dificultades ambientales, la falsa propiedad de la tierra, la violencia intrafamiliar, las dificultades de orden público ante el posible resurgimiento de organizaciones al margen de la ley, los hechos legales que dificultan el acceso a recursos de regalías, y que en el caso de la reglamentación de las zonas de paramo, amenazan con desplazar masivamente la población que por generaciones ha ocupado esos territorios.

Debe leer: El diagnóstico del Alcalde Correa Durán

Y en el fondo de todo esto, la desesperanza de los habitantes, en especial de las nuevas generaciones, que no ven en el horizonte ningún tipo de alternativa para quedarse en su tierra y lograr el bienestar al que tienen legítimo derecho. Así que la mesa social de Socotá fue para tratar estos temas fundamentales, contrario a lo que de manera sesgada dijo otro medio de comunicación regional cuando afirmó que este encuentro había sido citado por el ejército y la policía para tratar temas de orden público; evidentemente esta información fue falsa.

Debe leer: Procurador Regional: “convocamos esta mesa debido a la gran problemática social”

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.