La pelota está en la cancha de la ciudadanía, para un partido que no está lista para jugar

1
1156

En Tunja se han flexibilizado las medidas de aislamiento preventivo obligatorio, apostando por la autorregulación entre una ciudadanía que ha sido incapaz de respetar toque de queda, ley seca, distanciamiento social y el mismo aislamiento en su fase más restrictiva. Sin embargo, la grave afectación de la economía obliga a hacer este tipo de apuesta, así sea en el momento de mayor circulación del virus en el país.

“La pelota ahora está en la cancha de la ciudadanía”, con esa frase el alcalde de Tunja, Alejandro Fúneme, dio inicio al anuncio de flexibilización de la cuarentena y cambio de pico y cédula, que ahora permitirá hasta el doble de salidas por mes a la ciudadanía.

La medida ha sido aplaudida por los comerciantes que encuentran en ella la esperanza de un mayor tráfico de personas por sus negocios, pero ha sido cuestionada por otro sector ciudadano que desconfía de la cultura ciudadana entre sus coterráneos por las muestras de mal comportamiento en los tres meses de cuarentena.

Así las cosas, el voto de confianza otorgado por la Administración Municipal deberá estar respaldado por el buen comportamiento ciudadano, que deberá constatarse con cifras, y de ser necesario reevaluarse en caso de registrarse un disparo en los casos de contagio.

Tunja debe estar ajena a ese mal manejo que se ha dado a nivel nacional, en el que se ha ido flexibilizando el aislamiento a pesar de que los contagios y las muertes han tenido un aumento exponencial.

Ha sido claro el Alcalde al afirmar en que no es una invitación a que la ciudadanía salga de casa, aunque la fleixibilización de las medidas no conseguirá nada diferente a ese efecto.

A pesar del voto de confianza, en esta nueva fase del aislamiento, con alto grado  de permisividad para la circulación, será indispensable el control de las autoridades, sobre las cuales han llovido críticas por su excesivo uso de fuerza en contra de ciudadanos que salen a comprar medicamentos, y que a la vez han carecido de rigurosidad sobre establecimientos comerciales que permiten la entrada a las personas sin siquiera comprobar si cumplen con el pico y cédula.

La advertencia de multas para los infractores de las medidas está claro que ha sido insuficiente, pues hoy hay miles de ciudadanos sancionados que no tienen pensado pagarlas. Sería bueno a la hora de evaluar la efectividad de esa medida, que se dé a conocer la cantidad de ciudadanos que han pagado los comparendos, y reevaluar si ese es el camino para hacer respetar las medidas de aislamiento y distanciamiento social.

De todas formas ha habido aciertos en determinaciones como el no regreso del pico y placa, pues bien lo ha dicho el Alcalde que está comprobando que uno de los mayores focos de contagio en cualquier ciudad del mundo es el transporte público.

También se puede categorizar como efectivo el retorno parcial de diversos sectores económicos, que según la Administración Municipal equivalen al 80% del aparato productivo de la ciudad.

Publicidad

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.