La inevitable cuenta regresiva que solo cuatro municipios en Boyacá mantienen

Foto |Hisrael Garzonroa

Se trata de la cuenta regresiva para la llegada del COVID-19, pues a pesar de llevar cerca de diez meses sin contagios, son conscientes de que la llegada del virus es inevitable.

Han pasado alrededor de diez meses desde que se registró el primer caso de COVID-19 en el país. Desde ese momento el virus se fue propagando, enfermando a más de un millón de personas y causando la muerte a miles de colombianos.

Boyacá a pesar de su cercanía con Bogotá tardó en registrar el primer caso, pero a partir de ese momento la dinámica fue la misma, el contagio se fue dando y la temida llegada del virus se hizo realidad en casi todos los municipios del departamento.

Hoy son solo cuatro municipios los que se mantienen esquivos a lo que parece una inevitable llegada. Betéitiva, Campohermoso, Páez y Rondón son esas cuatro localidades que se han dado el lujo de no haber registrado casos en lo que va de pandemia.

El cuidado y la implementación de medidas han sido esenciales para que se haya dado este atípico resultado, pero sus mandatarios son conscientes de que tarde o temprano se notificará el primer caso, por lo que han de estr preparados para afrontar la pandemia como se viene haciendo en el resto del país.

La reducción del número de casos abrió una luz de esperanza de aplazar la llegada del virus, por lo menos en esta primera oleada de contagios que ha sacudido a Boyacá durante octubre y parte de noviembre. Pero si algo han entendido estos cuatro municipios es que el exceso de confianza es el principal enemigo en medio de la pandemia.

Por eso insistirán en medidas como el lavado frecuente de manos, el uso de tapabocas y el distanciamiento social, que son las únicas medidas efectivas hasta que se encuentre una vacuna.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.