Hijo de expendedores de carne de Paipa estudiará en la segunda mejor universidad de Latinoamérica

Foto | A

El joven, ingeniero mecánico, adelanta estudios de maestría en la Universidad Industrial de Santander y comenzará estudios de doctorado en Ciencias, en el área de termodinámica y fluidos, en la Escuela de Ingeniería de Sao Carlos, de la Universidad de Sao Paulo.

“En mi vida como estudiante he tenido algunas privaciones pero, gracias al esfuerzo de mis padres, jamás he tenido grandes necesidades”. Lo dice Carlos Mauricio Ruiz Díaz, oriundo de Paipa, quien acaba de lograr un sueño de muchos universitarios en Colombia, una beca para estudiar un doctorado en la Universidad de Sao Paulo, en Brasil, considerada la segunda mejor universidad de Latinoamérica y una de las mejores del mundo.

Gran parte de la infancia y la juventud de Carlos Ruiz la pasó en Paipa, en donde estudió en el Colegio Juan Bautista María Vianey, institución privada que a su vez es considerada como una de las mejores del país.

Publicidad

De sus logros, Carlos Mauricio destaca mucho el apoyo y el acompañamiento de sus padres, Mauricio Ruiz Bonilla y Laura Margarita Díaz Acosta, expendedores de carne, que también le permitieron salir adelante a su hermana, Yohanna Andrea, contadora pública egresada de la UPTC en Sogamoso, que cuenta con una especialización en revisaría fiscal y auditoría internacional en la Universidad Militar.

Carlos es ingeniero mecánico egresado de la Universidad Industrial de Santander y actualmente está culminando estudios de maestría en esa institución. Hace apenas unos días este joven, de 24 años de edad, recibió la que sería una de las mejores noticias de su exitosa vida académica: logró ingresar al programa de Doctorado en Ciencias, en el área de termodinámica y fluidos en la Escuela de Ingeniería de Sao Carlos, de la Universidad de Sao Paulo.

En sus éxitos académicos se cuenta haber sido el autor de varios trabajos de investigación que han sido publicados en revistas de las más importantes universidades del país; haber participado con ponencias en eventos universitarios nacionales e internacionales y haber sido par evaluador para artículos de revistas indexadas.

Pero no solo se dedica al estudio. Carlos Mauricio también practica el deporte y durante toda su carrera ha hecho parte del equipo de fútbol de salón de la Universidad.

El proceso de postulación para la beca del doctorado inició el 4 de mayo de 2021; sin embargo, la oportunidad de ingreso a la universidad surgió gracias a que, en el segundo semestre de 2019, mientras hacía su pregrado, tuvo la oportunidad de viajar a Brasil a través de un intercambio. Estando allí conoció el Laboratorio de Escoamentos Multifásicos Industriais (LEMI), en donde ha trabajado desde entonces y gracias a ello se enteró de la convocatoria que había abierto la Universidad de Sao Paula (USP).

Desde el momento en que se postuló, Carlos Mauricio inició un proceso de preparación para la prueba de ingreso, de la cual dependía no solo el cupo sino la posibilidad de ingresar con una beca de estudio.

En julio de este año Carlos Mauricio presentó la prueba escrita, que se debía resolver, enviar por correo electrónico y 20 días después recibiría el resultado. La respuesta fue positiva y Carlos Díaz estaba entre las 14 personas que habían logrado ingresar, ubicándose en el quinto lugar, el cual lo hace merecedor a una de las becas, de las cuales aún no se han publicado sus porcentajes.

Al enterarse de la noticia sintió sorpresa y emoción pero, sobre todo, agradecimiento con la vida, con la UIS, su alma mater, como él menciona, pues hace énfasis en que la Universidad es la que al día de hoy le ha brindado y le ha abierto las puertas para lograr lo que él es hoy en día.

En lo que concierne a inicio de semestre y clases, Carlos Díaz menciona que existen dos alternativas: “Si logro matricularme de forma inmediata este semestre, el cual sería solo de teoría, comenzaría en agosto de manera virtual. Si no, esperaría hasta enero, cuando ya contaré con mi diploma y todos mis compromisos de la maestría finalizados para irme de lleno cuatro años a completar el doctorado en Brasil”.

Dentro de sus planes a futuro, después de culminar sus estudios doctorales, está cumplir sus dos anhelos, el primero de ellos lejos de la academia, se basa en aportar algo en la vida de las personas, motivarlas o impulsarlas a que se superen, que trabajen por sus sueños, que sí es cierto que se puede alcanzar todo lo que se quiera desde que se trabaje por ello; y el segundo, enfocado en la academia, se basa en mejorar el impacto que de manera inicial se genera con toda la industria del petróleo, mitigar el impacto desgarrador que estas industrias generan sobre el medio ambiente y, por último, a nivel ingenieril, tiene claro que desea generar un impacto pero está abierto a las posibilidades que se le puedan presentar durante los cuatro años de su doctorado.

Dice el joven profesional que la termodinámica y fluidos es la ciencia que determina sistemas para optimizar los procesos de extracción de gas y petróleo, incluso en plataformas submarinas.

Asegura que espera lograr que, mediante inteligencia artificial, se pueda mitigar el impacto que la extracción de esos combustibles genera a la naturaleza.

Su sueño es lograr un equilibrio entre la academia y la industria y formar nuevos liderazgos hacia procesos más sostenibles y amigables con el medio ambiente.

Por ahora, en unas semanas espera terminar el cuarto y último semestre de maestría para viajar y comenzar sus estudios de doctorado. Mientras tanto sus padres continuarán al frente de su pequeño negocio en el centro de Paipa orgullosos de los logros de sus hijos.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.