Hermano de Congresista de Boyacá, vinculado con asesinatos en Bogotá

Publicidad

Anoche Noticias Uno dio a conocer la información sobre una hipótesis que maneja la Fiscalía sobre los autores de la masacre ocurrida hace dos semanas en el norte de Bogotá. Según esa versión, los autores de los cuatro asesinatos ocurridos el 18 de agosto serían narcoesmeralderos del Occidente de Boyacá.

El pasado 18 de agosto Bogotá se estremeció con la noticia sobre el macabro hallazgo de cuatro cadáveres en una camioneta abandonada en la Autopista Norte.

Según las investigaciones de las autoridades los cuerpos correspondían a Juan Carlos Useche, un expolicía; su pareja, Leidy Alejandra Betancourt; al igual que Leonardo Sanabria y José Perosso Zabala (de nacionalidad venezolana). Las cuatro personas asesinadas habrían sido torturadas y recibieron tiros de gracia.

Publicidad

Pues anoche Noticias Uno reveló que, según la Fiscalía, esas muertes son atribuidas a un cartel narcoesmeraldero con origen en el Occidente de Boyacá.
Según el Noticiero, esas muertes se produjeron porque una banda de sicarios enviados por narcoesmeralderos de Boyacá iban por un sujeto que trabajaba con ellos y que los habría traicionado.

Entre los determinadores de los asesinatos -dijo Noticias Uno- está Yerson Triana Rincón, hermano del representante a la Cámara por Boyacá Eduar Triana Rincón.

Según la versión recogida por Noticias Uno, el expolicía Juan Carlos Useche, era el verdadero blanco de los sicarios que acabaron con su vida y la de los tres acompañantes a quienes les dieron tiros de gracia para luego abandonar sus cuerpos en la camioneta en el norte de Bogotá.

Noticias Uno estableció en círculos cercanos al proceso en la Fiscalía que el asesinato de Useche habría sido organizado por John Fredy Gallo, excomandante paramilitar del Magdalena Medio, conocido como ‘El Pájaro’ quien trabaja con una banda de narco esmeralderos.
“Esta organización estaría integrada por tres traficantes, entre ellos Yerson Triana Rincón, hermano del hoy representante a la Cámara Eduar Alexis Triana”, dijo el noticiero.

También indicó que Juan Carlos Useche fue patrullero de la Policía, que después se dedicó a manejar una de las oficinas de cobro en Sanandresito, en el centro de Bogotá, conocida como San José.

Indicó el noticiero que Useche recibía cargamentos de cocaína en Bogotá y luego coordinaba su distribución, pero que con el tiempo comenzó a organizar negocios por su propia cuenta sin el consentimiento de los capos, sus jefes; lo que produjo molestias de estos y por eso ordenaron su asesinato.

“Sus tres acompañantes murieron solo por estar a su lado cuando los sicarios llegaron”, dijo el Informativo.

No era la primera vez que Useche enfrentaba a los sicarios. El 30 de marzo de este año, a las 9:19 de la noche, un hombre con una pistola con silenciador se acerca a Useche cuando este intenta subir a un carro, obturó el gatillo dos veces, pero el arma no funcionó.

Por esa razón, dijo el Noticiero, Useche contrató escoltas y no se fue de Bogotá sin calcular que eran sus propios jefes quienes habían ordenado su asesinato.

Finalmente, dijo Noticias Uno, que los mismos narcotraficantes que fueron los determinadores de la masacre del norte de Bogotá fueron quienes en el 2012 ordenaron un atentado contra Jesús Hernando Sánchez, registrado en Bogotá; y los asesinatos de Luis Agustín Caicedo Velandia, ocurrido en julio de 2021; y el de Jorge Enrique Gómez, ocurrido en marzo del año pasado.

El noticiero también recordó que Eduard Triana, el congresista oriundo de Maripí, hermano de uno de los sicarios de los hechos de Bogotá; es hijo de Horacio Triana, empresario esmeraldero extraditado a Estados Unidos por narcotráfico; y familiar de Pedro nel Rincón, conocido como Petro ‘Orejas’, también extraditado a los Estados Unidos por narcotráfico y condenado a 19 meses de prisión.

El macabro hallazgo en la Autopista Norte

En la madrugada del 18 de agosto pasado las autoridades reportaron el hallazgo de cuatro cuerpos dentro de unas bolsas de plástico en una camioneta abandonada en la calle 224 con la Autopista Norte de Bogotá.

Al comienzo se creyó que en la camioneta abandonada había explosivos, pero después del operativo se encontraron los cuatro cuerpos, de tres hombres y una mujer.

“Se hace una primera verificación a través de lo que se logra ver por los vidrios y se observan unos cuerpos. En la inspección que realiza la Policía Judicial se encuentran tres cuerpos de hombre y uno de una mujer. Estamos estableciendo a través de la investigación cuál puede ser la hipótesis y qué fue lo que sucedió», manifestó el coronel Edgar Cárdenas, comandante operativo de la Policía de Bogotá.

Tras el hallazgo se concluyó que los cuerpos (que oscilaban entre los 25 y 40 años) presentaban señales de tortura y tiros de gracia, por lo que no se descartó que se tratara de un ajuste de cuentas. “Lo que sí se puede decir es que estas personas fueron ultimadas en otra parte y fueron movilizadas y dejadas en este punto y vehículo”, aseveró el coronel Herbert Benavidez, comandante de la Policía de Bogotá.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.