Gobierno Nacional echó en saco roto la férrea defensa que hizo César Pachón del sector papero en la peor de sus crisis

0
133
Foto | Gabriela Martínez
PUBLICIDAD

El representante boyacense citó un debate en la comisión quinta de la Cámara de Representantes para llamar la atención del Gobierno Nacional respecto a la grave situación que atraviesan los más de 90.000 productores de papa que tiene Colombia. El Ministro de Agricultura y el Ministro de Industria, Comercio y Turismo redujeron la gravedad de la problemática y defendieron los acuerdos comerciales que hoy tienen al borde de la quiebra a miles de productores en el país.

Durante la jornada de este jueves se llevó a cabo un extenso debate acerca del complejo panorama que atraviesa el sector papero en el país, que ya venía sufriendo las consecuencias de unos tratados de libre comercio que los dejaron en claras condiciones de desventaja, y que ahora deben enfrentar un complejo panorama a causa de la pandemia.

El representante a la Cámara por Boyacá, César Pachón, fue el citante del debate, por lo que se le otorgó el primer turno al micrófono en el día. En algo más de media hora Pachón  expuso la situación del sector papero, conformado hoy por más de 90.000 productores en todo el país. “El 85% de la producción se concentra en pequeños productores, y solo el 5% en grandes productores, y son los pequeños los que se ven realmente afectados con lo pactado en los acuerdos de comercio internacional”, empezó el Representante.

Publicidad

Uno de los primeros rasgos de la crisis del sector que quiso destacar Pachón es la cantidad de toneladas que se produce al año, que para 2019 fue de 2.765.434 toneladas, aunque las cifras no están claras porque no hay una información fiable sobre ello. Pachón hizo énfasis en que la producción de 2019 fue igual en cantidad a la de 2018, y que lo que proyecta 2020 es una cifra similar, evidenciando un estancamiento en la producción por diversas razones.

Posteriormente Pachón señaló la principal causa de agobio para los productores nacionales: las importaciones de papa congelada. En 2019 se importaron alrededor de 60.000 toneladas de papa congelada, lo que equivale a unas 150.000 toneladas de papa en fresco (producción nacional) o a un 5,6% de lo que se produce en el país, que no es una cifra menor y mucho menos despreciable. “La producción nacional es suficiente para el autoabastecimiento, pero las importaciones están aumentando”, señaló Pachón.

Otro de los problemas que vie el sector es la importación de productos de rotación (maíz, trigo, cebada, avena) que son aquellos que se cosechan alternativamente en periodos en los que no está prevista la producción de papa. Al crecer la importación de dichos productos se le da poca alternativa al campesino, que termina produciendo papa que después no contará con demanda suficiente.

A su vez Pachón expuso la carencia de asociatividad y cooperativismo entre los productores nacionales, pero precisamente por la ausencia de políticas que promuevan estas prácticas.

Entre otras problemáticas Pachón destacó la centralización de las cadenas de comercialización, distribución y especialización en el mercado, así como la falta de infraestructura física y operativa de comercialización y almacenamiento,  y la falta de estrategias estatales para promover el consumo en el marco de la pandemia. El precio de los insumos agroquímicos fue otro de los puntos en los que se centró el representante boyacense, señalando que con el alza del dólar en medio de la pandemia, que llegó a estar sobre los 4.300, se dio un incremento en el costo de estos insumos, pero que luego de que el dólar volviera su cotización habitual de 3.500, los precios de los insumos no bajaron.

Además Pachón recordó a los ministros presentes en el debate, que la emergencia sanitaria declarada al inicio de la pandemia, daba el aval al gobierno colombiano para frenar las importaciones, pero eso no ocurrió. “Los TLC no le han servido a Colombia, ni la apertura económica. Acá ya se exportaba café, banano y flores, no se justificaban los TLC para seguir con lo mismo”, puntualizó el parlamentario.

También fue nula o escasa la intervención del gobierno para garantizar la venta de las cosechas de frutas que dejaron de venderse porque los niños no van al colegio.

Pero más allá de los señalamientos, Pachón llegó con propuestas para sopesar la grave situación por la que atraviesa el sector papero, que es considerada por muchos como más dramática que la de 2013, que en ese entonces desencadenó en el recordado Paro Agrario.

Lo primero en lo que instó Pachón al gobierno nacional es a implementar verdaderas mediadas antidumpling (competencia desleal), pues según explica, acá en Colombia, cada vez que una empresa extranjera incurre en prácticas desleales, se deja de comprar a dicha empresa, se sanciona a la razón social en Colombia,l pero luego se sigue importando el mismo producto con otra empresa.

Pachón pidió además por la promoción de un seguro de cosecha que respalde los diversos riesgos que asume el productor nacional, ya sean heladas, inundaciones, malos precios, o cualquier otra causa.

E invitó a los ministros a promover políticas para que la producción de papa nacional tenga una garantía de compra desde entidades estatales, concretamente para surtir centros carcelarios y fuerzas militares. “Por cada kilogramo de papa importada se dejan de comercializar 2,5 kilogramos de papa nacional. Esas 65 mil toneladas que hoy se importan implican un 11% de incremento en las importaciones (…) necesitamos que se hagan compras públicas masivas y que se distribuyan en diferentes partes de Colombia, más en estos días de tanta necesidad por la pandemia”.

Sin embargo, el debate no tuvo el efecto deseado, pues los representantes del Gobierno Nacional se dedicaron a negar la situación que minutos antes comentaron productores a través de frías cifras. “Quiero hacer una defensa de los acuerdos de comercio, pues han sido oportunidades que han generado ingresos, empleos y oportunidades de construcción para un país. Tenemos que dejar de ver los acuerdos comerciales en función de la balanza comercial. Más de 230 mil empleos se han generado como producto de los acuerdo de comercio”, respondió José Manuel Restrepo, ministro de Industria, Comercio y Turismo.

Restrepo recalcó que durante este gobierno se ha diversificado la oportunidad de ingreso de miles de exportadores de todo el país, además que los acuerdos estimulan notoriamente la inversión extranjera, a la vez que han permitido la apertura de 20 mercados para productos agropecuarios colombianos. Restrepo también dijo que desde su cartera han luchado con severidad contra la competencia desleal, aunque el sentir de los productores nacionales es otro.

Por su parte el ministro de Agricultura, Francisco Zea, señaló que durante el primer semestre de 2020, con pandemia incluida, hubo un crecimiento del sector agropecuario del 4%. Zea desestimó los planes de choque pues no solucionan la problemática a largo plazo. También descartó cualquier medida que vaya en contra de los acuerdos comerciales con la Unión Europea, pues eso pondría en riesgo las exportaciones que de Colombia se hacen hacia esos países. También dio la negativa al estímulo de cultivos de cebada u otros productos de rotación, pues mientras no se tenga la comercialización asegurada, es una estrategia que pierde sentido.

De todas formas, el debate no fue un completa pérdida de tiempo, pues además de la completa exposición, Pachón dio a conocer la historia de don Pastor, un campesino que apenas habiendo terminado quinto de primaria, superó a genetistas en el desarrollo de una semilla de papa, que luego llamarían superior, por sus características de duración, poco desarrollo de enfermedades. A raíz de este debate el Ministro de Agricultura recibirá al productor para que elICA le reconozca el desarrollo de esta variedad.

Un pedido regional

El debate contó con la presencia y participación de los secretarios de agricultura de Nariño y Boyacá, y estando este último allí, Pachón aprovechó para pedir una fecha exacta para la entrega y entrada en funcionamiento del Parque Agroalimentario.

El secretario, Luis Gerardo Arias, no se aventuró a dar una fecha concreta, pero hizo un llamado a la tranquilidad del representante y de los comercializadores de papa y cebolla, pues la primera fase avanza en un 96% por lo que la entrega será próxima.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.