“Gobernadores tenemos que estar en negociación con magisterio”: Carlos Amaya gobernador de Boyacá  

0
6843
PUBLICIDAD

El pronunciamiento fue hecho esta mañana por el gobernador de Boyacá Carlos Andrés Amaya, quien considera que el gobierno nacional no puede dejarle el problema a los alcaldes y gobernadores, agravado por las cada vez más reducidas partidas del Sistema General de Participaciones, SGP, y por tantas responsabilidades adicionales que a cada momento se quieren descargar sobre los entes territoriales.

“Mientras las calles en todas las ciudades y principales poblaciones del país están llenas de profesores marchando, los niños en las casas sin educación, los padres con tremendos problemas, el gobierno nacional negocia en Bogotá con Fecode y a los gobernadores y alcaldes no nos tienen ni en cuenta; y, lo que está haciendo es negociando con la plata que constitucionalmente le corresponde a los territorios”, ha dicho el gobernador Amaya quien exige que alcaldes y gobernadores deben ser tenidos en cuenta para la negociación.

Publicidad

Advierte Amaya Rodríguez que “el SGP no es un regalo del gobierno nacional, ya que los art. 356 y 357 de la Constitución Política dicen que esos son los recursos que la Nación le entrega a los departamentos y territorios para cumplir con las obligaciones que corresponden”, lo cual, a juicio del mandatario seccional no se está cumpliendo. “Es decir, agrega, la ley 715 del año 2001 determinó unas obligaciones a los departamentos, de pago de personal docente y administrativo, de infraestructura, de canasta educativa, de calidad, y hoy lo único que estamos haciendo es pagar con el SGP la nómina como lo ordena el Ministerio de Educación; es decir, ya no somos administradores, sino simplemente cajeros pagando lo que diga el gobierno”.

El mandatario seccional también se queja de que la facultad nominadora, que es la segunda característica de la descentralización de la Constitución del 91, ya “se nos quitó porque con el Banco de la excelencia, que yo llamo de la ineficiencia, ahora nos mandan desde allá a quién tenemos que nombrar; entonces ya se nos quitó la facultad de nominadores y nos convirtieron en registradores de algunos hechos”.

Así que hoy la exigencia al gobierno nacional es que incluya de manera inmediata a los gobernadores, y a los alcaldes que tienen certificadas entidades de educación, que por favor “nos sentemos a analizar el problema de fondo; no más paños de agua tibia que no resuelven el problema. No podeos simplemente tapar el hueco con una adición de este año; el problema es del SGP y el gobierno no ha dado la discusión de fondo”, pone de presente el gobernador. Recuerda que el problema es que el SGP fue modificado en 2007 de manera transitoria, para que en el 2008 y 2009 se aumentaran 4 puntos porcentuales, lo mismo que en 2010; y, del 2011 al 2016, 3% anuales; y, con esos recursos no fue suficiente para financiar la educación.

Para el gobernador de Boyacá resulta inaceptable que hoy, en el 2017, ya seis meses después de que se venciera ese artículo transitorio no hay los recursos suficientes en el SGP. Así que la discusión debe ser de fondo y “exigimos al gobierno nacional de manera inmediata que instale una mesa para resolver y dar la discusión definitiva al tema presupuesta y convocar a los maestros para que lleguemos a un acuerdo pronto para empezar a trabajar”.

Pero que los niños estén en clase

En todo caso Amaya llama la atención al magisterio y lo insta para que reanude sus labores para que los niños estén en clase, “pues no se puede negociar con los niños en las casas porque creemos que lo que debemos garantizar es la educación para todos”.

En este sentido, resalta Amaya Rodríguez, “he estado liderando con los demás gobernadores del país una solicitud para que se revise esto. Estamos haciendo desde el departamento una exigencia al gobierno nacional y estamos convocando a todos los gobernadores y alcaldes a que solicitemos al gobierno nacional exactamente lo mismo”.

Amaya insiste en que en la mesa debe estar Fecode, el Ministerio de Educación, el Congreso de la República, “que estén todos los actores que tienen que ver con la educación en Colombia para que nos podamos poner de acuerdo”.

El mandatario seccional advierte que la situación va mucho más allá de si les reconocen a los profesores o no ese aumento salarial, que es justo; ya que según su criterio, no puede existir un desequilibrio entre los profesionales de la Educación y los demás.

Otros recursos que se están embolatando

Claro, el gobierno nacional que parece llegó al límite de su capacidad de gasto, ha decidido echar mano de todo lado y de recortar de donde puede; y, desde luego, no fue de los presupuestos de las fuerzas militares, o hacer esfuerzos para el control de la evasión o disminuir la corrupción, sino que da el golpe a otras fuentes como ahora sucede con los recortes a los presupuestos que en educación se destinan a conectividad y al plan alimentario.

Amaya lo expresa así: “el problema es mucho más de fondo, el problema es que hoy no tenemos conectividad, que el Plan Alimentario está desfinanciado, que hoy hay más obligaciones aquí en el departamento y no tenemos palta. El problema es muy de fondo y creo que se debe dar una discusión para salir del problema”.

Sin embargo, Amaya espera que dentro de la institucionalidad, el gobierno convoque de manera urgente un gran encuentro de todos los interesados para que no se prolongue más el paro, pues ya son 30 días los niños sin clase; “ya no aguantamos más, gobierno nacional, por favor sentémonos”, clama el gobernador.

Concluye que “como gobernador espero que el gobierno central se comprometa en una agenda de trabajo para discutir el temas del Sistema General de Participaciones y que los profesores vuelvan a clase. Los gobernadores tenemos que estar en la solución y no aislados”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.