Gensa necesita carbón para sus plantas de Paipa y no lo consigue o está muy caro

Publicidad

Directivos de la empresa, propietaria de las plantas termoeléctricas de Paipa, explican la complicada situación que se produce por la crisis energética mundial, que inició en el segundo semestre de 2021 y se complicó con la guerra de Ucrania.

Gestión Energética S.A. Gensa, propietaria de las tres unidades de generación eléctrica de Termopaipa, enfrenta una crisis con los proveedores del carbón que requiere para sus procesos.

Directivos de esa empresa indicaron que actualmente existe una crisis energética mundial, que se inició en el segundo semestre del año 2021 y que ha llevado a grandes potencias a racionalizar el consumo de energía como fue el caso de China a finales del año anterior y a tomar medidas en algunos países para aumentar la producción de carbón y las importaciones de este mineral para atender las demandas internas.

Publicidad

“Así mismo -dice la compañía- los altos precios del gas y la guerra entre Rusia y Ucrania incrementaron la dependencia del carbón para generar energía. Hoy Europa depende en gran medida del carbón de Rusia, en un 38 por ciento, para producir energía y atender otras industrias. Debido al conflicto bélico con Ucrania las relaciones comerciales se han debilitado y estos países buscan suplir el carbón ruso con el de otros, entre estos Colombia, como uno de los jugadores importantes para la zona Euro y otras latitudes, como India y China”.

Directivas de Gensa explicaron que lo anterior ha llevado a que los precios internacionales del carbón térmico, el que utiliza esa empresa en el proceso productivo, muestren un aumento considerable, alcanzando valores históricos superior a los 400 dólares por tonelada cuando en el primer semestre del año 2021 estaba a 88,63 dólares por tonelada.

En cuanto al mercado en Colombia se presenta una coyuntura sin precedentes por la escasez del mineral y por su valor, con factores adicionales como los altos precios de los carbones metalúrgico y coquizable que se producen en el país, convirtiéndose en una competencia directa para la producción del carbón térmico porque la mano de obra se desplazó para estos sectores por los altos salarios que pueden obtener.

En consecuencia, los altos precios de exportación del carbón térmico, la disminución de mano de obra para su producción y la apertura de nuevos mercados internacionales principalmente de Europa y China produjeron un incremento de los precios internos a cifras históricas y disminución sustancial de la disponibilidad de carbón térmico para el consumo interno.

Como un factor adicional, al departamento de Boyacá han llegado los compradores llamados golondrina o esporádicos, los cuales aparecen en momentos de crisis como el actual y compran las cantidades disponibles con condiciones de competencia difíciles de igualar, como pagos de contado, sin aplicar descuentos tributarios, recogiendo el carbón en los patios de los productores e incluso sin exigir facturación.

Esta situación llevó a que el 11 de marzo de 2022 Andeg y Asoenergía oficiaran al Ministro de Minas y Energía el impacto de la coyuntura energética global sobre el mercado de carbón en Colombia, en el que resaltaron la problemática por la que atraviesan las empresas térmicas que se han visto obligadas a incrementar los precios de compra para contar con la materia prima para los procesos productivos y evitar un desabastecimiento.

Gensa por su parte se ha visto en la necesidad de incrementar el precio de referencia de compra en cuatro oportunidades, en un periodo muy corto, para buscar ser competitivo según las condiciones del mercado.

Para esto se han realizado seis (6) convocatorias públicas para comprar de carbón, las cuales se publicaron en la página web y las redes sociales de la Empresa y en medios de comunicación masivos de la región, sin tener éxito en los procesos.

Se ha hecho la búsqueda de nuevos proveedores en nueve (9) departamentos de Colombia siendo estos, Córdoba, Cesar, Guajira, Santander, Norte de Santander, Cundinamarca, Antioquia, Valle del Cauca y Boyacá, contactando a más de 30 empresas mineras sin lograr ofertas reales con intención de suministro de carbón.

Como medida de control y transparencia, Gensa por iniciativa propia solicitó a la Contraloría General de la Republica un acompañamiento concomitante y preventivo en la gestión de consecución del carbón, petición aceptada por el Vicecontralor General quien designó a un equipo interdisciplinario de la seccional Caldas para realizar la actuación de control fiscal, la misma que en la actualidad se ejecuta.

Adicionalmente el Comité Técnico de la Junta Directiva de la Empresa viene fijando líneas de la política por implementar, para superar la contingencia en la proveeduría de carbón. La situación de coyuntura mundial y nacional en la proveeduría de carbón y la crisis energética se han documentado ampliamente en múltiples publicaciones de medios locales e internacionales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.