Fúnebre navidad para los trabajadores de la cultura en Tunja

Foto | Vía @POSITIVAFMRADIO

Por | Jhonathan Leonel Sánchez Becerra, Historiador

“Fúnebre” es el apelativo que se escucha por estos días en la capital de Boyacá para referirse al alcalde Luis Alejandro Fúneme González. Lo acusan de terminar de enterrar la cultura.

El 7 de diciembre, día de las velitas, entre cuestionamientos de los artistas, artesanos y gestores y del mismo Consejo Municipal de Cultura de Tunja, arrancó la 65 versión del tradicional aguinaldo boyacense, la fiesta grande de Boyacá para Colombia.

El Consejo de Cultura ha denunciado en días pasados a la opinión pública a través de las redes sociales cómo el alcalde, quien preside ese organismo consultivo, no convoca ni asiste a las reuniones extraordinarias a las que ha sido invitado para tratar la agenda cultural.

Los trabajadores de la cultura que en su momento le habían sugerido al mandatario que efectuara convenios interinstitucionales con las empresas públicas y privadas de la ciudad que le permitieran gestionar los recursos para la realización del aguinaldo, hoy le cuestionan el no haber hecho pública la respectiva convocatoria y el mantener en secreto los jurados y las categorías de valoración que se tuvieron en cuenta para la selección y contratación de los artistas y las agrupaciones que participarán en el evento, violando así los principios de igualdad y transparencia, y el derecho fundamental al debido proceso.

Por su parte, un numeroso grupo de artistas independientes y colectivos artísticos y culturales de Tunja ha venido adelantando una serie de acciones jurídicas y de plantones o actos simbólicos en la Plaza de Bolívar y en diferentes puntos de la ciudad en rechazo al autoritarismo del mandatario y sus funcionarios.

El mes pasado, y como consecuencia de un plantón el 11 de noviembre, se instaló en la Casa del Fundador Gonzalo Suárez Rendón una mesa de concertación entre funcionarios de la administración municipal y representantes del sector cultura que, luego de trabajar arduamente dos días seguidos, fue levantada por los mismos artistas que consideraron que los funcionarios no tenían verdaderas intenciones de concertar. Por el contrario, dilataban los procesos de la mesa, a la que habían llevado una iniciativa titulada “Propuesta Integral de Acción inmediata Frente a la Crisis por la COVID-19”, que pretendía el derecho laboral, la reactivación económica y la protección social integral de los trabajadores.

Así las cosas, esta navidad será muy triste para la mayoría de los miembros de un sector como el cultural que ha sido golpeado históricamente tanto por el abandono institucional como por la ignorancia de los servidores públicos.

Finalmente, el Dr. Fúneme González persiste en su estrategia de culpar a administraciones anteriores de sus desaciertos para desviar la atención de la opinión pública, incluso ha llegado a mencionar que detrás de la veeduría ciudadana que están ejerciendo los artistas se ocultan intereses políticos y económicos particulares.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.