Fundación Milpa, más de 150 brigadas de salud en todo el departamento en los últimos cuatro años

0
1846
Foto | Archivo personal

Y siempre cumpliendo todas las exigencias que para estos efectos realizan las instancias competentes que manejan la salud en el departamento, encabezadas por la Secretaría del ramo, entidad que ha otorgado cada uno de los permisos necesarios para realizar este tipo de eventos, según precisa el director de la Fundación, Helmer Roldán Ramos, quien agrega que cada una de estas jornadas se ha llevado a cabo en los sitios indicados que son los hospitales y centros de atención autorizados en cada uno de los municipios y que, por tanto, jamás se ha convocado a la comunidad en sitios no apropiados y menos en una vereda.

Las precisiones hechas por el Director de la Fundación se dan a raíz de una información llegada a la redacción de EL DIARIO donde se afirma que una de las últimas brigadas realizadas, que fue la de Miraflores la semana pasada, en la sede del hospital local, tendría un fin inminentemente político para favorecer una campaña política de cara a las elecciones parlamentarias del año entrante.

La misma nota afirma que este tipo de brigadas se está haciendo en veredas y en sitios inadecuados, lo cual también es falso, de acuerdo a la información entregada por la Fundación a este medio en la cual se aportan los documentos que demuestran que la acción llevada a cabo durante estos cuatro años ha sido ceñida al más estricto control y regulación.

En consecuencia, todo parece indicar que la pretendida denuncia acude a suposiciones y suspicacias de carácter político. Resulta que en Miraflores, como en los otros municipios donde ha hecho presencia la Fundación con estas Brigadas de Salud, el mecanismo es asignar la promoción del evento a la propia administración municipal, cuyos órganos principales son el ejecutivo, en cabeza del alcalde y el Concejo Municipal, corporación de la cual se escoge a alguno de sus miembros para que promocione e impulse la participación de la comunidad.

Foto | Archivo particular
Foto | Archivo particular

Así que en la capital de Lengupá, la persona encargada para la promoción de la Brigada de Salud fue la concejala Ledys Vera, quien además es odontóloga, con larga experiencia en su profesión y un profundo conocimiento de su municipio y de la provincia de Lengupá. Pero como ella pertenece al Partido de la U, uno de cuyos parlamentarios en Boyacá es Jairo Castiblanco Parra, sobrino de don Miguel Parra, el propietario de la C.I. Milpa, la empresa procesadora y comercializadora de carbón siderúrgico más grande de Boyacá, que a su vez es la principal aportante a la fundación del mismo nombre, hace que la sensibilidad política de sus adversarios vea todo tipo de alianzas y segundas intenciones.

Sin embargo, como queda demostrado en la documentación que acredita la trayectoria de la Fundación, esta entidad obedece no a la coyuntura política del departamento, sino a una estrategias concreta de responsabilidad social empresarial en la empresa Milpa, que abarca, desde hace años, los territorios donde tiene sus intereses, siendo las regiones principales las zonas carboneras de Boyacá y Cundinamarca y el municipio de Puerto Nuevo en el departamento de Magdalena donde la empresa tiene sus instalaciones portuarias.

Así las cosas, la fundación este año ha venido impulsando la campaña ‘Boyacá sin Cáncer, Salvando vidas 2017’, cuyo objetivo es aportar a la promoción para la prevención del cáncer de seno y próstata en Boyacá, en lo que han denominado un programa de articulación con las alcaldías municipales y las correspondientes ESE. Durante cada jornada la fundación realiza dos exámenes principales: el tamizaje de próstata en examen de sangre PSA y tamizaje de mama mediante examen clínico.

Realizados estos procesamientos, la fundación, en los casos de algún hallazgo clínico, son informados de inmediato a la ESE del municipio para su seguimiento y respectivo tratamiento.

Así que por este camino, durante el tiempo que llevan las brigadas se han atendido en los dos últimos años a más de 30 mil personas en cien municipios atendidos, siendo que en cada brigada la fundación asume los costos totales del equipo de profesionales necesarios, el cual está integrado por médicos, bacteriólogos y auxiliares cuya idoneidad no está en discusión.

En el caso de la brigada de Miraflores, como en todos los anteriores, la presencia de la fundación se da una vez se surten todos los requisitos que son necesarios según las políticas oficiales al respecto, lo cual parte de la autorización de la Secretaría de Salud (Ver documento).

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.