Evalúan plan de acción para mitigar afectaciones causadas por ola invernal en Boyacá

Foto | OPGB

Una nueva reunión se realizó entre el gobernador del departamento y el Consejo Departamental para la Gestión del Riesgo de Desastres para evaluar daños por las lluvias que azotan la región.

Con el fin de evaluar el plan de acción para mitigar los impactos que ha dejado la temporada de lluvias y la situación a nivel regional se reunió el mandatario de los boyacenses y el Consejo Departamental para la Gestión del Riesgo de Desastres.

«A partir de la declaratoria de calamidad pública en Boyacá por las afectaciones causadas por las lluvias, cada una de las sectoriales la Unidad de Gestión del Riesgo, la Gobernación y los municipios deben definir unas actividades en las líneas de infraestructura vial, sector agropecuario, asistencia humanitaria, agua potable, saneamiento básico y medio ambiente para poder convocar apoyos nacionales», indicó el director de la Unidad Departamental para la Gestión del Riesgo de Desastres, Germán Bermúdez Arenas.

Publicidad

Así mismo, Bermúdez agregó que, “este plan permite que la Secretaría de Infraestructura defina un paquete complementario para poder invertir en más maquinaria para atender las vías. En el tema de agricultura también se han establecido unos recursos para apoyar las pérdidas agropecuarias derivadas de estos impactos”.
Aseguró que desde la unidad ya están recibiendo los censos de los afectados y damnificados para que, con este plan, se traslade a la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo las solicitudes y la activación del Registro Único de Damnificados.

“A través de las claves, los municipios van a cargar esta información y una vez tengamos todo, lo que hace la unidad es proveer la ayuda humanitaria necesaria”, explicó Bermúdez.

El funcionario explicó, además, que en Quípama se viene adelantado intervenciones importantes como, por ejemplo, el alcantarillado sanitario para separarlo del fluvial y así poder reducir el riesgo de inundaciones.

Del mismo modo, se solicitará al Gobierno nacional que reciba al departamento en un Puesto de Mando Unificado Nacional. Allí se presentarán las necesidades, las intervenciones que se requieren y los recursos que ha dispuesto el Gobierno departamental para atender las emergencias.

“Debido a la afectación que tenemos en Pajarito por el cierre de la vía, hemos establecido que son más de 500 familias las que, de alguna manera, se han visto afectadas en el tema económico por la pérdida de la banca por las lluvias. Además de estas afectaciones, creemos que estamos alrededor de las 600 necesidades de ayuda humanitaria para diversos municipios, especialmente en la provincia de Occidente. Toda esa información debe ser cargada por los municipios y, a partir de ahí, se entregarán las ayudas que correspondan”, puntualizó el director.

Recalcó que la temporada de lluvias aún no ha terminado y que el Ideam ha previsto que irá hasta mediados del mes de julio. Afirmó en que es importante insistir que se deben activar los Consejos Municipales para la Gestión del Riesgo y que los alcaldes deben trabajar de manera preventiva para que cuando se presenten las emergencias haya una atención y respuesta oportuna.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.