En Paipa el recaudo por impuestos como a comienzos de siglo

Foto | Hisrael Garzonroa

La pandemia no solo golpeó con fuerza al sistema sanitario de los boyacenses, llevándose a muchos antes de tiempo, sino que está arrasando con los bolsillos de los ciudadanos. Paipa es un ejemplo de ello, pues según informe de la Alcaldía, hoy el recaudo en Paipa en concepto de impuestos, es similar al de comienzos de siglo, aunque su población se ha incrementado en aproximadamente 15.000 habitantes. Esto por supuesto tiene como consecuencia el retroceso en inversión en frentes como funcionamiento del municipio, infraestructura o inversión social.

Hace 20 años Colombia ganaba la Copa América, se llevaba a cabo una de tantas negociaciones de paz con la guerrilla de las FARC, y en Paipa se recaudaba en conceptos de impuestos una cifra cercana a los doce mil millones de pesos, que es más o menos la misma que se consigue hoy.

De acuerdo a un reporte de la Alcaldía de Paipa, para la vigencia 2020 se alcanzó el recaudo y la administración de aproximadamente 13.323 Salarios Mínimos Mensuales Legales Vigentes (SMMLV), lo que hoy equivale a $12.104.291.898.

Publicidad

“La fuente de recursos de libre inversión en los municipios son los recursos propios, que en el caso de Paipa provienen de impuesto predial, impuesto de industria y comercio, y de la venta de boletería de las piscinas termales”, explica el informe emitido por la Alcaldía.

Para hacerse una idea, 12.890 millones de pesos fue la cifra invertida ese mismo en la ampliación y mejoramiento de la pista y la calle de rodaje del Aeropuerto Juan José Rondón de ese mismo municipio; inversión hecha por la Gobernación de Boyacá.

“En años anteriores los ingresos de este rubro eran entre los 18.000 y 19.000 SMMLV, al revisar el histórico presupuestal el histórico presupuestal solo encontramos una cifra similar a la del presupuesto actual, la del año 2002, momento en el cual se tenían alrededor de 25.000 habitantes, 15.000 menos que los actuales”, comenta Fabio Medrano Reyes, alcalde de Paipa.

El apretón de cinturón no terminó de asfixiar a la Administración Medrano, que supo moverse para recoger fondos adicionales en el Palacio de la Torre y en la Casa de Nariño. Por parte de la Administración Departamental recibió un adicional de 4.000 millones de pesos, mientras que del Gobierno Nacional percibió 17.000 millones de pesos.

Claro que la caída del recaudo parece ser una tendencia generalizada, y más concretamente parece serlo en lo que refiere a lo percibido por impuesto de industria y comercio, pues en las tres cámaras de comercio con jurisdicción en el departamento se registró una caída en el comparativo de matrículas comerciales nuevas entre 2020 y 2019.

Para el caso de la Cámara de Comercio de Duitama (CCD), que es a la cual está afiliada Paipa, se contó con un registro de 2.564 nuevas matrículas en 2019, mientras que en 2020 esa cifra cayó a las 2.558. En el caso de la Cámara de Comercio de Sogamoso se obtuvo que en 2019 se registraron 2.310 nuevos comercios, mientras que en 2020 fueron 2.177. Pero el caso más diciente de todos es el de la Cámara de Comercio de Tunja, en cuya jurisdicción se dieron 6.587 nuevas matrículas comerciales en 2019, mientras que en 2020 fueron 5.568. Esto de acuerdo a los datos reportados por las tres cámaras de comercio para la elaboración de los reportes de Boyacá en cifras 2018-2019 y Boyacá en cifras 2020.

Claro que, según esos mismos informes, el problema económico se centra más en la dificultad para que se creen nuevos comercios, que en la imposibilidad de mantenerse, pues la cifra de matrículas canceladas en 2019 y 2020 es similar. En jurisdicción de la CCD fueron canceladas 1.740 matrículas comerciales en 2019 y 1.709 en 2020. De hecho, Boyacá en cifras 2020 entrega un comparativo de matrículas canceladas entre esos dos años, dando a entender que se cancelaron mucho menos matrículas en 2020 que en 2019 en todo el departamento (-19,8%). Al igual que se da una disminución de las nuevas matrículas (-10,1%).

De todas formas, el panorama no es tan negativo, pues si se tiene en cuenta que 2020 por los continuos y extensos cierres, posiblemente haya sido el año de mayor dificultad económica en medio de la pandemia, y de acuerdo a registros de ese año, Paipa logró un mayor número de nuevas matrículas que de las que se cancelaron. Al cierre del primer año de la pandemia, en Paipa se dio el registro de 364 iniciativas comerciales, mientras que se cancelaron 225.

Lo cierto es que en momentos como este, cobra más relevancia la vacunación, la robustez del sistema sanitario del departamento, así como la disciplina ciudadana para la implementación de protocolos de bioseguridad, pues el éxito de la reactivación económica depende en gran medida de estos tres factores, más en un municipio como Paipa, cuya economía depende notablemente del turismo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.