Empréstito en Motavita no va

1
1247
Foto | Hisrael Garzonroa
PUBLICIDAD

El Concejo Municipal negó este endeudamiento que tenía como objetivo el mejoramiento en el suministro del agua.

Un no rotundo recibió el proyecto de acuerdo que buscaba autorizar al alcalde del municipio para contraer una deuda por valor de dos mil millones de pesos, recursos que serían utilizados para mejorar el suministro de agua en la localidad.

Publicidad

Como tal fueron cinco los cabildantes los que negaron la propuesta que pretendía facilitar el transporte de agua desde un pozo profundo a sectores rurales y viviendas de la zona urbana de Motavita.

La razón de la negativa para este proyecto fue la proximidad de la contienda electoral de octubre próximo, argumentando que dicho endeudamiento y y sus consiguientes obras podrían ser usadas como campaña política.

Los dos mil millones tenían varios propósitos: adquisición de redes de conducción, de redes eléctricas, mejoramiento de la infraestructura de acueducto y alcantarillado.

Las votaciones fueron muy parejas pero finalmente se impuso el voto negativo con cinco votos mientras que los votos a favor del empréstito fueron apenas cuatro.

Cabe advertir que para la construcción del pozo se han invertido alrededor de 1.500 millones de pesos, tema sobre el cual se extiende un manto de dudas pues hay una fuerte creencia entre los pobladores del municipio de que ese dinero se perdió por la negativa al empréstito.

1 COMENTARIO

  1. Que noticia más amañada e irresponsable por parte de éste medio de comunicación que pareciera estar más al servicio de la alcaldía municipal que de la comunidad. Afirmaciones tendenciosas se observan en la publicación que carece plenamente de investigación periodística y parece más un favor a un amigo o una malintencionada forma de generar presión en aquellos cabildantes que han optado por decir no al endeudamiento público cualquiera fuere la razón. Los proyectos de acuerdo no solo se analizan en su legalidad, sino también desde la órbita de su conveniencia y de su oportunidad. Puede que un proyecto presentado al Concejo sea legal pero su aprobación puede resultar inconveniente e inoportuno para la institucionalidad pública y para la comunidad.

    Un endeudamiento público municipal, cualquiera que sea su propósito, en primer lugar debe estar consignado desde el mismo Plan de Desarrollo, incluso, como lo ha interpretado la oficina juridica de la Gobernación de Boyacá, desde el mismo programa de gobierno, pues el candidato no sólo debe decirle al elector lo que propone hacer en sus cuatro años de gobierno sino además debe aclararle como lo va a hacer, prometen y prometen y ni siquiera han hecho el ejercicio de saber con que recursos realmente cuenta el ente territorial para materializar todo aquello que dicen van a hacer si son elegidos. En otras palabras, el candidatos desde su campaña debe decirle a la ciudadanía si para cumplir lo prometido piensa endeudar al municipio.

    No es tan sencillo como simplemente aprobar el Acuerdo Municipal autorizando al Alcalde para suscribir el contrato de empréstito, pues debe existir un cupo previo de endeudamiento como lo exige el Decreto-Ley 1333 de 1986. Debe existir una capacidad de endeudamiento como lo establece la Ley 358 de 1997 (indicadores de solvencia y sostenibilidad) y una capacidad de pago según lo orden la ley 819 de 2003.

    Es irresponsable que una administración pretenda un endeudamiento faltando sólo seis meses para terminar su periodo constitucional de gobierno, para simplemente no asumir pagos de la deuda en su periodo pero si dejar comprometido el presupuesto de los siguientes cuatro años a quien llegue victorioso después de la contienda electoral de octubre. Por qué no propuso el endeudamiento desde el primer año de gobierno para así haber alcanzado a pagar más de la mitad en su periodo constitucional?

    Finalmente está prohibido el compromiso de vigencias futuras en el ultimo año de gobierno de los alcaldes, lo que significa que los contratos derivados y a financiarse con los recursos del crédito tendrían que ejecutarse este mismo año, lo que es evidentemente imposible teniendo en cuenta la magnitud de las obras que se pretenden contratar con los recursos del crédito.

    Es falso que las inversiones ya realizadas o los recursos ya gestionados o apropiados para ese mismo fin se vayan a perder, pues el nuevo administrador (alcalde) deberá darle continuidad al programa o proyecto de inversión si el mismo ya viene ejecutándose desde la administración actual.

    Debería ser más responsable el medio de comunicación al publicar este tipo de noticias, pues parece que su publicación se hiciera más con un cálculo politiquero o un mecanismo indebido de presión hacia los concejales y no por informar oportuna y verídicamente a la comunidad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.