Empresas vinculadas al cartel del cemento tendrán que pagar multas de 200 mil millones

0
1601
Foto | Hisrael Garzonroa
PUBLICIDAD

Argos, Cemex, Holcim y seis altos directivos de estas empresas tendrán que pagar multas superiores a los 200 mil millones de pesos por el paralelismo consciente para la fijación de los precios ex fábrica del cemento gris Portland Tipo 1.

Las tres empresas cementeras más grandes con presencia en el país han sido objeto de una millonaria sanción por parte de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) ya que se comprobó la existencia de un acuerdo en la modalidad de paralelismo consciente para la fijación de los precios ex fábrica del cemento gris Portland Tipo 1 en el mercado nacional.

De acuerdo a la SIC los precios ex fábrica de este tipo de cemento, por parte de las tres empresas en mención, “tuvieron un acentuado comportamiento paralelo entre enero de 2010 y diciembre de 2012.

En el proceso investigativo la SIC requirió a las tres empresas para buscar justificativos frente al precio establecido para este producto. Sin embargo, “no ofrecieron una explicación económicamente razonable ni verídica que justificara el paralelismo de precios, ni la manera como se fijan los precios al interior de dichas empresas”, aclara por medio de un comunicado.

También señala en su comunicado que las tres empresas, durante estos tres años, “mantuvieron un ambiente colaborativo, no competitivo, de colegaje o de amiguismo empresarial extraño a un mercado en competencia, que deja en evidencia que se abstuvieron, de manera consciente y coordinada, de competir efectivamente, tal y como se advierte en diferentes documentos, correos electrónicos, comunicaciones internas, entre otras evidencias materiales probatorias”.

En dicho periodo, el precio ex fábrica del cemento gris Portland Tipo 1, logró un aumento en su cotización a nivel nacional del 29,9%, significando esto un incremento en su valor superior en 20 puntos porcentuales a la inflación registrada durante esos tres años; lo que dejó un equivalente en ventas a 8 billones de pesos.

Esto también representó un duro golpe para el bolsillo de los colombianos. Señala la SIC que para enero de 2010 podían comprarse 37 bultos de cemento con un salario mínimo, mientras que para diciembre de 2012 solo era posible adquirir 31 bultos de cemento con un salario mínimo.

El informe de la SIC también deja ver que al haber logrado esta alianza estratégica, las empresas cementeras vinculadas a este cartel lograron precios de venta superiores al 65% de los costos de producción, lo que derivó en ganancias supra competitivas para cada una de las empresas.

La investigación también incluía a empresas como Tequendama y San Marcos, pero esta fue archivada ya que no se pudo evidenciar su participación en el cartel empresarial de fijación de precios.

Inicialmente se había especulado con que la sanción podría ser superior a los 400 mil millones de pesos, sin embargo los demás cargos de los que se les acusaba a las empresas no pudieron comprobarse, por lo que solo correspondió la sanción por la cartelización de los precios del cemento.

De las tres empresas, la que tiene mayor expansión y dominio en el país es Argos, con un total de nueve factorías, siendo una de ellas la de Sogamoso. Cemex no tiene plantas en Boyacá, mientras que Holcim cuenta con su única productora de cemento en Nobsa.

Es aquí donde se evidencia que una gran porción de los 200 mil millones de la multa deberán reinvertirse en las regiones donde las empresas han desarrollado su actividad. Propiamente dicho en Sogamoso y Nobsa.

La sanción determinada por la SIC para las empresas y directivos vinculados a este caso estableció que: Cementos Argos deberá pagar una multa de 73.771.700.000; Cemex tendrá que pagar en concepto de la sanción 73.771.700.000, y Holcim un valor equivalente a 54.074.656.100. Tres altos directivos de Argos también será objeto de sanción económica: Jorge Mario Velásquez (Presidente y Representante Legal) pagará 342.300.688, Íngrid Restrepo (Gerente de Negocio Masico) pagará 84.099.738, y Adriana María Rodríguez (Directora de Información Comercial) pagará 24.344.681 pesos.

En el caso de la cementera Cemex, una persona fue objeto de sanción: Carlos Jacks Chavarría (Presidente y Representante Legal), quien tendrá que pagar una multa de 272.955.290. Respecto a Holcim, fueron dos los directivos sancionados por su vinculación en estos casos: Miguel Ángel Rubalcava (Presidente Ejecutivo y Representante Legal), quien pagará una multa de 109.182.116, y Jaime Antonio Hill (Presidente Ejecutivo y miembro de la junta directiva), quien tendrá que efectuar el pago de 354.104.160 pesos.

Así las cosas, contemplando que Cemex no opera en el departamento, que Holcim concentra su operación nacional en Nobsa, y que la producción de Argos se divide en nueve plantas a nivel nacional; a Boyacá le corresponderían más de 62 mil millones que tendrían que usarse para reparar a estas zonas en las que estas empresas han realizado su producción, generando un profundo daño ambiental.   

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.