¿El Partido Verde tendría en sus planes a Amaya, para la alcaldía de Bogotá?

1
1398
Foto: OPGB
PUBLICIDAD

Por: Servilio Peña Aponte

En las proyecciones del Partido Verde, aparece su  consolidación, como partido de  las nuevas mayorías, en el centro del país.  Y en esa ecuación, Amaya puede aparecer como el gran artesano. 

Ya existen pronósticos sobre  el papel que cumplirá Carlos Amaya, en la fabricación de una propuesta alternativa para conquistar el poder a nivel nacional. Por eso, se habla de una posible fórmula presidencial, producto de una consulta interna en su propio partido, que lo ubique en un lugar de privilegio para la más alta magistratura del Estado.

Publicidad

Sin embargo, otros analistas de los fenómenos políticos regionales, afirman que  el Partido Verde estaría  tejiendo una estrategia milimétrica, no sólo para tener opción en presidenciales, sino para consolidar, el  centro del país, como su gran fortín político. Y, en ese escenario, jugaría un papel determinante el exgobernador de Boyacá Carlos Amaya.

En dicho sentido, el Partido Verde siente que existen progresos en Santander, Cundinamarca, Villavicencio y parte del Tolima. Eso quedó reflejado en el comportamiento de asambleas, gobernaciones y algunas alcaldías de ciudades intermedias. Se  alcanzaron altas votaciones en el centro del país, que se suman a su  rotundo éxito en la Capital de la República con Claudia López y el Departamento de Boyacá con Ramiro Barragán,  que son por ahora,  territorios  inexpugnables.

El Partido Verde se proyectaría como una fuerza sólida en el centro del país.

Mirando este nuevo mapa electoral, el Partido Verde se proyectaría como una fuerza sólida en el centro del país.  Hoy lidera discusiones sensibles para  los ciudadanos, como la defensa del Páramo de Santurbán y  la Defensa del “Proceso de Paz” de la Habana. Y   comienza a  ganar espacios, a partir de la comprensión ciudadana, -un poco tardía-, de la lucha nacional anticorrupción.  

Esa misión de consolidar el territorio del centro del país, para  engrandecer el discurso  del Partido Verde, necesita también de liderazgos que tengan la capacidad y la estatura para lograrlo.

Su reciente nombramiento, como asesor para la integración regional de la alcaldesa  de Bogotá, Claudia López, ubica, al exmandatario de los boyacenses, en un lugar de privilegio para esta misión. No solo, porque lo pone a dialogar con distintos actores políticos, gremiales y territoriales de la región centro, sino porque sería en gran artesano de ese nuevo planteamiento.

Por sus manos estaría el plan de conectividad, de movilidad y la estructuración.

Para ello, Carlos Amaya tendrá a su cargo la dimensión  absoluta de lo que sería un plan de abastecimiento alimentario de Bogotá, desde la mirada de la integración regional y de la circulación de la producción agrícola  de cuatro departamentos. Y ese, es un tema que Amaya lo conoce y lo maneja a la perfección. Pero, también por sus manos estaría el plan de conectividad, de movilidad y la estructuración de estrategias integrales que  consolidarían aún más a Bogotá y el centro del país como el epicentro del desarrollo  nacional. 

Esas herramientas, que adquiere hoy Carlos Amaya, no son otra cosa que su entrada fuerte a la disputa por un escenario de poder para ganar la Alcaldía de Bogotá. A este factor, según  varios analistas,  se le debe sumar su incondicional militancia al interior del Partido Verde, que lo hace un dirigente que le transmite confianza a la dirección del partido.

Uno de los últimos actos del gobierno de Carlos Amaya, que pudo ser uno de los más emotivos de sus cuatro años de gobierno, fue este momento durante la inauguración de la Casa de Boyacá en Bogotá, al lado de su esposa Daniela Asis, y la alcaldesa de Bogotá, Claudia López. Foto | Hisrael Garzonroa-EL DIARIO

También, su  conocida amistad, cercanía y afinidad ideológica con Claudia López,  donde  comparten varias luchas y varios postulados, especialmente, en temas de educación.  Y, por último, su paso por la Gobernación de Boyacá, que lo ubicó como  el único mandatario que terminó su periodo  con niveles de favorabilidad  de 80% entre los boyacenses.

Puede comenzar a producir un discurso que genere optimismo entre miles de boyacenses.

No se puede desconocer tampoco, que la mayor colonia en la Capital de la República,  es de boyacenses. Y  en ese sentido, Amaya, puede comenzar a producir un discurso que genere optimismo entre miles de boyacenses. Recordemos que  durante su gestión de gobierno, realizó varios eventos en la capital de la república, entre otros, la reinauguración de la Casa de Boyacá.  Esta variable puede ser la más objetiva, a la hora de mirar una población  con intención de votar.   Amaya es  buen comunicador y seguramente  volverá a alentar los sentimientos por la ruana, por la carranga, por las arepas, por el arraigo a la tierra  y por las pasiones de los boyacenses en un territorio que se torna propicio para ello. 

Por último,  Amaya  mantiene un juego de palabras fraternales  y de unidad, frente a otros dirigentes verdes, que también van a saltar al ruedo. No hay distanciamiento  ni fraccionamiento con dirigentes regionales como Camilo Romero, Antonio Navarro, Leónidas Gómez  y Sergio Fajardo. Y eso, puede ser aprovechado por el Partido Verde enviando mensajes a la ciudadanía garantizando un partido que mantiene su sentido de unidad.  Con todo esto,  Carlos Amaya comienza a tejer su  futuro político. Seguramente, por ahora,  descartará postulaciones a cargos con entidades humanitarias, con  la Unesco, con la ONU o agencias internacionales preocupadas por la niñez, la educación o la paz.   Y se va a concentrar  en sus movimientos para fabricar su aspiración a la Alcaldía de Bogotá, el segundo cargo en importancia  en el país.    

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.