“El Partido Conservador debe ir con candidato propio a la Gobernación en las elecciones de octubre”

2
1333
De izq, a der.: Precandidatos a la Gobernación, Humphrey Roa; Jorge Hernández de Castro; Fernando Morales; y, Edgar Vidal Ulloa.
PUBLICIDAD

Es la apreciación de un alto vocero de esa colectividad que pidió el anonimato para los efectos de este análisis. El planteamiento parte de la certeza de que llegó la hora de rescatar y transformar la colectividad con miras a devolverle, en lo posible, el protagonismo que siempre ha tenido a lo largo de más de un siglo en el departamento de Boyacá.

Asegura la fuente que en este momento se llega a un punto muy favorable y es que “ya no están los dinosaurios que acabaron con las estructuras del Partido” que ha sido el más importante en el mapa político del departamento.

Publicidad

“A pesar de que lo intentaron, las viejas figuras del partido no pudieron tomarse el Directorio Departamental, en la más reciente recomposición de este órgano de dirección regional lo cual garantiza que es posible crear un nuevo escenario para el futuro del conservatismo boyacense”, según aprecia la fuente.

Así que hoy están fuera de las decisiones de la colectividad figuras como los Ramírez Pinzón-Suárez, por pertenecer al Centro Democrático; Hernando Torres Barrera, quien igualmente ha militado en el Centro Democrático y que en su momento, hace 15 años, fue señalado de sacrificar al candidato del partido en ese momento, Armando Mendieta, para apoyar la aspiración de reelección de Alfonso Salamanca. Tampoco está Jorge Hernando Pedraza, quien es señalado de las más oscuras maniobras para socavar la colectividad, cuya consecuencia más desastrosa fue el resultado de las elecciones parlamentarias de hace un año cuando el conservatismo boyacense no logró una curul en el Congreso de la República, en ninguna de las dos cámaras, un hecho que no había sucedido en más de 100 años.

Producto de las maniobras de Pedraza, también hace cuatro años se sacrificó la candidatura del Partido Conservador a la Gobernación de Boyacá, haciendo que el candidato del momento, Juan Córdoba, terminara entregando las banderas azules al entonces candidato de Cambio Radical, Osman Roa.

El mismo Juan Córdoba ha quedado por fuera del círculo de decisión del partido. Córdoba, después de ser parlamentario por tres periodos, y candidato a la gobernación, termina militando en Cambio Radical, y sin embargo para esta oportunidad intenta volver a ser protagonista en el partido, lo cual no le funcionó, dado que su pupilo para el nuevo directorio no resultó elegido.

En tanto, Humphrey Roa, quien en función de sus intereses familiares y personales, se distanció del partido hace cuatro años en la campaña a la gobernación, y que en las elecciones parlamentarias terminó sin credencial, porque no se logró el umbral del partido, ha quedado con la más baja imagen dentro de la colectividad dado que el año pasado también propició el descalabro de la elección de un candidato al senado propio del departamento, reforzando la actitud tramposa de Pedraza, ya que en vez de apoyar a la única boyacense que quedaba en la lista al senado, la aspirante Soledad Tamayo, hermana de Fernando Tamayo, de Paipa, terminó al lado del dirigente costeño Efraín Cepeda.

De acuerdo con los entendidos, entonces se estima que llegó la hora de recomponer los cuadros dirigentes y establecer nuevos derroteros para recuperar la grandeza del partido, la cual debe iniciarse con la candidatura hasta el final de un nombre que represente al partido conservador, que sea capaz de devolverle la confianza a los electores, que garanticen no estar en procesos y acuerdos o componendas con quienes destruyeron el partido, que interpreten las aspiraciones de las nuevas generaciones y las auténticas bases del partido en un departamento que esencialmente sigue siendo conservador, pero que necesita de los nuevos nombres que recuperen el proyecto partidista y garanticen los resultados del próximo mes de octubre.

Se estima que con un candidato propio, que tenga la independencia, los conocimientos, la experiencia, la credibilidad y la ascendencia en la tradición del partido para formar el equipo que se extienda a las alcaldías, concejos y Asamblea.

El cálculo es sencillo, si el departamento sigue siendo eminente conservador, lo lógico es que el partido tenga el mayor número de candidatos a las alcaldías, se conforme la mejor lista posible y representación para la Asamblea; y, lo mismo, que en cada municipio se formen las mejores listas para los concejos municipales.

La estrategia de recuperar los espacios del partido queda en manos de los nuevos cuadros que ahora sí tienen espacio para trabajar, ofrecer sus nuevas ideas y sacar adelante un nuevo proyecto político.

Se estima que con un candidato propio, que tenga la independencia, los conocimientos, la experiencia, la credibilidad y la ascendencia en la tradición del partido para formar el equipo que se extienda a las alcaldías, concejos y Asamblea.

La tarea inmediata, insiste la fuente consultada, es que el partido escoja un candidato único propio a la gobernación que esté por encima -o por fuera- en todo caso de los intereses amañados representados en los citados dirigentes que dieron al traste con el partido y lo han llevado a la triste situación de estar por fuera del Congreso y, en apariencia, no tener posibilidades para las regionales. “Entonces la torta hay que voltearla”, concluye la fuente.

2 COMENTARIOS

Responder a Postura de los partidos frente a la escogencia de candidatos y futuras coaliciones | EL DIARIO Cancelar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.