El FIC 2020 y la cultura de Boyacá al borde del abismo

1
189
Foto | Hisrael Garzonroa
PUBLICIDAD

El sector cultural boyacense ha peleado durante años por los recursos para el buen desarrollo del Festival Internacional de la Cultura, para que sea más que una carpa de circo donde dar a conocer las obras artísticas del departamento. Hoy la Secretaria de Cultura y Patrimonio, puso en duda la realización del evento este año.

Para este 2020, el COVID-19 ha revelado y ahondado grietas en el sector cultural de Boyacá, donde junto con la falta de planeación, gestión, desarrollo, capacidad, ha dejado al departamento en una fatal crisis económica y social. Lo peor es que no sabemos cuánto tiempo y dinero cueste para recuperarse. Y decir recuperarse es ya bastante trágico, cuando el sector no ha podido siquiera echar raíces por los mismos problemas prepandémicos mencionados arriba, y, se suma el ego de unos cuantos maestros, directores y secretarios que actúan apostados en bancas de derechas o izquierdas, según les convenga.

Arengas y emojis de aplausos en Twitter y likes y corazones en Facebook se vieron durante las participaciones artísticas del más reciente Día del Boyacensismo. Con orgullo los boyacenses se cruzaron las ruanas y terciaron las mochilas, ajustaron los sombreros y sonaron las carrangas, Instagram se llenó con el hashtag que viralizó el equipo de comunicaciones de la Gobernación, y, los niños se comieron un cubio para complacer a los padres de herencia campesina. Para el siguiente día, los artista volvieron a su nada inmarcesible, a su aventura diaria por encontrar un trabajo que vaya con el oficio de su arte y recibir a cambio una remuneración en pesos oro.

Publicidad

Decir que los gestores culturales y artistas no deben quedarse esperando a que todo se los dé el Gobierno, en este país es una crítica irrisoria (acomodada y mezquina). Imaginen, si no otorgan un crédito bancario para un sembrador de papa, o, para un pool de abogados, si ni siquiera sale un préstamo para una aerolínea, qué se puede esperar más allá que desesperanza, para alguien que quiere trabajar interpretando un instrumento musical, o, recitando un monólogo en las tablas del recién abandonado Teatro Mayor Bicentenario de Tunja, o, filmando una escena romántica en los cerros de Fura y Tena al crudo estilo de Jim Jarmusch. En Boyacá y en Colombia no se cuida del artista, se tiene la vaga idea de que vendrá otro que lo reemplace, uno más joven y bohemio, que cobre en heroína y botellas de vino por su oficio. No hay recursos estatales ni privados para que surjan nuevos artistas, mucho menos para que no se hundan los contemporáneos.

El apoyo de los recursos económicos estatales, los cuáles fueron ganados a pulso por gestores y artistas, en luchas que algunas tardaron décadas, hoy la Secretaria de Cultura, Luz Mary Mosquera, dijo para la UPTC Radio, sin ninguna vergüenza, que fueron destinados para la salud. “En este momento lo que más nos importa es cuidar la salud de nuestros artistas”, pero es que la salud está desde el plato de comida, muchos no tienen ni siquiera seguridad social.

Le puede interesar: Abierta Convocatoria de Incentivos Boyacá Somos Cultura

Desde el Gobierno departamental, según lo afirmó la Secretaria para dicha emisora, no han decidido si hay o no Festival Internacional de la Cultura, y deja al borde del abismo la idea de hacer un festival virtual. “En este momento no podemos decir si se va a hacer o no un festival de la cultura”. Y continúa la Secretaria con el buen cliché político ‘confunde y reinarás’: “Continuamos priorizando la salud. Vamos a hacer el evento, lo puedo garantizar; pero, no puedo determinar en este momento. No hemos llegado a consolidar qué tipo de evento se va a hacer. Queremos hacer un evento virtual y poder de alguna manera generar esos espacios para los artistas y gestores. La última palabra la da nuestro señor Gobernador”. Después de oír estas respuestas ambiguas, solo nos queda el sabor seco de que no se dijo nada, que para esta fecha de octubre el no tener un plan concreto de FIC, es una clara muestra de desinterés por apoyar al sector y los procesos culturales del departamento.

Sin la realización del FIC este año, esperamos que para diciembre y los primeros meses del 2021, los artistas y gestores puedan seguir ejerciendo sus quehaceres artísticos y no se vean obligados a seguir prostituyendo su oficio a cambio de likes y emojis en facebooklives, los favoritos de los políticos en pandemia.

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.