El escandaloso aumento de tarifa que pretenden los taxistas de Tunja

1
823
Foto Archivo | Hisrael Garzonroa

El gremio viene gestionando una reunión con el Alcalde de Tunja, la cual no se ha concretado pero de la que existe la promesa que se hará. El incremento que pretenden los taxistas es de ni más ni menos que de 790 pesos, dejando la mínima del servicio casi sobre los cinco mil pesos.

Alejandro Fúneme, alcalde de Tunja, se jugará próximamente uno de los primeros y grandes pulsos como primer mandatarios de los tunjanos: la mediación entre taxistas e intereses ciudadanos respecto al incremento de la tarifa de este servicio de transporte público.

La situación no es para nada sencilla, pues los taxistas pretenden pasar de cobrar 4.000 a 4.790 pesos como tarifa mínima. Verdaderamente un absurdo contemplando la difícil situación económica de los tunjanos, que hoy tienen una tasa de desempleo que supera el 12%, que hace un par de años tuvieron que asumir el drástico incremento por concepto de impuesto predial, y que no entienden por qué el incremento en la tarifa de 790 pesos (19,7%) cuando el incremento del salario mínimo ha sido del 6% y cuando el incremento del IPC (Índice de Precios al Consumidor) fue del 3,8% para 2019.

A todo esto ha de agregarse que la puesta en funcionamiento de la nueva terminal de transporte terrestre, Juana Velasco de Gallo, implicó un aumento en la zona de parqueo para taxistas, pues pasaron de 15 cupos en la antigua terminal a 45 en la nueva. A eso se suma que las limitaciones impuestas a los buses del servicio intermunicipal han obligado a miles de viajeros a tomar el servicio así no estuviera en sus planes.

Los taxistas argumentan que el drástico incremento se debe a que la tarifa no ha sido incrementada en los últimos cuatro años, afirmación que tiene parte de verdad y parte que no lo es. Para 2016, antes del 1 de julio, se tenía tarifa de carrera mínima establecida en 3.400 pesos. Luego de esa fecha sufrió un incremento de 300 pesos. Un año más tarde alcanzó los 4.000 pesos en la que está estipulada la tarifa hoy. También ha de aclararse que mediante los decretos 0078 y 0079 de 2018 se reguló un aumento del banderazo, pasando de 2.200 a 2.250.

La administración municipal anterior mantuvo el tema congelado argumentando que lo más sensato era esperar la entrada en funcionamiento de la nueva terminal, para evaluar el impacto que esto tendría sobre el bolsillo de la ciudadanía, que no es menor, pues es bien sabido y sustentado que gran parte de los viajes que se realizaban para llegar a la antigua terminal se hacían a pie. Hoy esa es la última alternativa que contempla un ciudadano, pues la terminal Juana Velasco de Gallo está ubicada lejos de la mayoría de los barrios de la zona urbana.

Así que la decisión del tarifazo queda sobre la mesa del Alcalde, que deberá decidir si defender los auténticos intereses económicos de la ciudadanía, o complacer el pedido de un gremio que más terminaría pareciendo un favor pago de campaña.

1 COMENTARIO

  1. En muchos de los casos la competencia es saludable, el servicio privado por plataforma es una excelente alternativa para mejorar el servicio.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.