Desabrido empate en el clásico del subdesarrollo

0
1039
Marco Bello/REUTERS
PUBLICIDAD

Colombia y Venezuela sellaron un empate sin goles en un partido de pocas emociones y que tuvo como figuras a los porteros

Colombia dejó pasar una oportunidad de oro para acercarse al mundial de Rusia 2018. En frente se encontró a un equipo plagado de juveniles, colero de la eliminatoria, que le plantó cara y por poco se queda con la victoria.

El juego en San Cristóbal arrancó con un equipo venezolano bien plantado, que no cedió espacios y que presionó la salida del equipo colombiano. Por su parte, los dirigidos por José Pékerman lucieron confusos y con muy poca precisión para entregar la pelota.

Pero con el transcurrir de los minutos Colombia se fue acomodando en el campo, encontró su mayor oportunidad por las bandas y con un desborde de Jimmy Chará, posterior centro y cabezazo de Radamel Falcao García, por poco abre el marcador. Sin embargo, el meta Wuilker Fariñez se encontraba bien ubicado para evitar la anotación colombiana.

Tras un pelotazo Venezuela encontró una opción clarísima para irse arriba en el marcador; la pelota le quedó servida a Josef Martínez, quien sacó un potente remate que terminó estrellándose contra el travesaño. La primera parte finalizó con el juego empatado a cero, sin que ninguno de los dos equipos lograra imponer condiciones sobre su adversario.

La segunda parte fue de ida y vuelta. Muy temprano tuvo Juan Guillermo  Cuadrado tuvo una oportunidad clarísima, pero nuevamente Fariñez ahogó el grito de gol colombiano. Inmediatamente después vino la reacción del equipo de casa. Tras un descuido de Cristian Zapata, Solomón Rondón quedó cara a cara con David Ospina, pero fue el meta colombiano quien salió victorioso del duelo.

Colombia terminó cayendo en un pozo; los dirigidos por Pékerman no hallaban los caminos para llegar al arco defendido por Fariñez. Pero repentinamente una genialidad de Jimmy Chará le permitió al conjunto colombiano contar con una chance más para abrir el marcador, sin embargo, el delantero del Junior decidió mal, optó por sacar el remate y no por ceder la pelota a Radamel Falcao que entraba solo por el medio del área. Al final su remate se fue por las nubes. Venezuela también tuvo como ganar el juego, su hombre más claro fue Rómulo Otero, pero en frente se encontró a David Ospina quien no le permitió celebrar.

Con el paso de los minutos Colombia cayó en el desespero y las imprecisiones fructificaron. Sin tiempo para más, ambos equipos se conformaron con el empate.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.