Decisión de operación de nueva terminal, una papa caliente que nadie quiere agarrar

0
2054
Foto|Archivo- Hisrael Garzonroa

Al Concejo de Tunja llegó el proyecto de acuerdo que busca la creación de una alianza pública para la operación de la nueva Terminal de Transportes de Tunja. Antes de entrar a discutir la conveniencia de este proyecto, los cabildantes hicieron observaciones a una serie de incoherencias que encontraron en este. Ningún funcionario de la Alcaldía se presentó ante el Concejo para sustentar el proyecto.

Hace poco más de un mes la Administración Departamental, en cabeza del gobernador Carlos Amaya, aseguró que las obras de la nueva Terminal de Transportes de Tunja finalizarán el 30 de noviembre. Sin embargo, el ejército de escépticos va en crecimiento; si no se define el modelo para la operación de la terminal, el Departamento Nacional de Planeación (DNP) mantendrá congelados los recursos de regalías, los cuales son indispensables para la terminación de la obra.

Teniendo en cuenta este plazo, y que la terminación del terminal ha venido postergándose en diversas ocasiones, la Alcaldía de Tunja presentó el proyecto por medio del cual se busca autorizar al Alcalde de Tunja a participar en una sociedad pública cuyo objeto es la administración y operación de la nueva terminal.

Pero apenas llegó al Concejo empezó a notarse que, de todas formas, va a ser difícil cumplir con la fecha de entrega prometida. El primero en hacerlo notar fue el presidente del Concejo, Luis Alejandro Camargo, que argumentó que la Corporación debe tomarse el tiempo necesario para estudiar esta propuesta. “No tenemos ninguna prisa, por eso no hemos designado ni siquiera al ponente del proyecto”.

El concejal Juan Carlos Borda no estuvo de acuerdo con Camargo, “no comparto con usted que no haya afán”. Pero más allá de los tiempos, el concejal Borda mostró que su preocupación es otra. “Con este proyecto están buscando que nosotros resolvamos enfrentamientos entre Alcaldía y Gobernación”. Y enfatizó en que para realizar una discusión sensata es necesario invitar al asesor jurídico de la Gobernación y al Secretario de Infraestructura para que participen de los debates.

Una vez que Borda dejó ver que el proyecto presentado por la Alcaldía tiene vacíos, otros cabildantes como Sandra Estupiñán, Héctor Sánchez y Anderson Mendivelso se unieron. Y lanzaron fuertes cuestionamientos al proyecto. “En ninguna parte se justifican los 10 años que duraría la sociedad pública (…) No debería ir ese plazo sin que se sustente por medios de estudios técnicos”, comentó el concejal Sánchez

En esa misma línea, el concejal Mendivelso cuestionó si realmente el alcalde de Tunja, Pablo Emilio Cepeda, quiere crear y conformar una sociedad pública para la operación de la terminal. “Con este proyecto el Alcalde se está lavando las manos. Sería más sensato que el Alcalde diga de frente que no quiere esta sociedad; el proyecto está llenos de peros”. Mendivelso comentó que lo que se pretende con este proyecto es sacarse de encima cualquier responsabilidad, de modo que si el Concejo autoriza la creación de una sociedad que no es conveniente para el municipio se les culpará;  y en caso de que el Cabildo niegue la aprobación de este proyecto, se diga que no se cumplió la fecha de noviembre y que el DNP no giró los recursos por culpa de la Corporación.

Sin embargo, EL DIARIO buscó a Fabio Martínez, secretario de Gobierno de Tunja, para confrontar la percepción de los cabildantes. “¿Si el Alcalde pide la autorización para qué creen que es?, si no entienden habrá que leer con mucho cuidado; lo que el Alcalde solicita es una autorización para participar en una sociedad jurídica, que se va a constituir con el departamento de Boyacá, cuyo objeto va a ser la operación del terminal de transportes. El Alcalde no va a discutir la propiedad, si el municipio es dueño, si el dueño es el departamento, si lo puede manejar el departamento, si lo puede manejar el municipio (…) también dijo el señor Alcalde, a través de proyecto de acuerdo, <<señores, departamento, ustedes tienen que revisar el tema de la propiedad, porque la propiedad no puede estar radicada en cabeza de los departamentos>>, pero ese no es el tema en este momento, acá se está hablando de poner a funcionar una terminal (…) a mí me parece que el proyecto es claro y lo que trata de hacer es darle algunos elementos al Concejo Municipal de Tunja para que tenga en cuenta, porque acá se está diciendo, que respecto a la participación, el municipio no está exigiendo que sea, como lo está diciendo la Asamblea del departamento de Boyacá; el Alcalde manifiesta la intención de que sea cincuenta cincuenta, que las decisiones se tomen de consenso. En lo que tiene que ver con los recursos que hoy está recibiendo el municipio de Tunja, es claro que el municipio le está diciendo al Concejo que debe seguir recibiendo los recursos que hoy percibe”.

El proyecto de acuerdo 0031 propone: la creación de una sociedad anónima simplificada (SAS), una sociedad de carácter temporal con un plazo máximo de diez años, que el municipio de Tunja no aporte dinero, sino que su aporte sea en especie, de modo que se tenga en cuenta su experiencia en la administración de la actual terminal, la garantía de que el municipio de Tunja tendrá unos ingresos equivalentes a la suma que hoy está produciendo la operación de la actual terminal.

A pesar de haber dado inicio a la sesión, el concejal Alejandro Camargo, al igual que su compañera del Centro Democrático, Magdalena Díaz se ausentaron de la primera discusión en torno a la operación de la nueva terminal.

Como el tiempo apremia, se dice, extraoficialmente, que las sesiones extraordinarias del Concejo de Tunja irían hasta el 30 de septiembre. Durante este mes se harían sesiones conjuntas con la Asamblea Departamental para definir el tema de operación del terminal.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.