¿De qué mueren los boyacenses?

Para el quinquenio 2016-2020, las enfermedades del sistema circulatorio fueron las que representaron el mayor porcentaje de mortalidad entre los boyacenses.

Morir por una enfermedad del sistema circulatorio es una situación común a la mayoría de los boyacenses. Así lo constata el informe Boyacá: Contexto Social, Económico, Laboral e Impactos COVID-19, realizado por el CREPIB, la OIT y la Gobernación de Boyacá, que en su capítulo sobre bienestar social aborda las principales causas de mortalidad entre la población boyacense.

Para el quinquenio 2016-2020, fueron las enfermedades del sistema circulatorio la principal causa de defunciones no fetales en Boyacá.     Entre los años 2016 y 2019 este tipo de enfermedades ocasionó más de 2.000 decesos, mientras que en 2020 esa cifra oscilo entre los 1.500 y los 2.000, acercándose más a esta última cifra.

Publicidad

Las enfermedades isquémicas del corazón y las cerebrovasculares representaron en promedio 1.500 muertes al año, aunque esa tendencia viene decreciendo desde 2018.

Los tumores o neoplasias han sido, para el mismo periodo de tiempo, la segunda causa de mortalidad, presentándose principalmente en el estómago y en el colon. Las muertes por dicha causa estuvieron rondando los 1.000 decesos al año en promedio.

Luego aparecen las muertes asociadas a enfermedades del sistema respiratorio, que venían en aumento desde 2016, presentando un leve descenso en 2018, y encontrando un significativo descenso en 2020 a causa de la aparición del COVID-19, que obligó a la reclasificación y redefinición de estas enfermedades, asumiendo el COVID-19 como una enfermedad infecciosa y parasitaria, y no como una patología respiratoria.

Un cuarto lugar lo ocupan otras causas de deceso no fetal, entre las que se encuentran principalmente enfermedades como la diabetes mellitus con un promedio de 205 muertes en el periodo estudiado, y la insuficiencia renal con un promedio de 101 decesos.

Un quinto y sexto renglón están ocupados por causas externas (accidentes de tránsito, homicidios, agresiones o sus secuelas) y enfermedades del sistema digestivo, respectivamente. La séptima causa de deceso no fetal en la población residente en Boyacá es el de las enfermedades infecciosas y parasitarias, que no representó un mayor problema entre 2016 y 2019, pero que en 2020 vio disparada su implicación en el fallecimiento de los boyacenses, justamente por la aparición del COVID-19 y su respectiva clasificación entre este grupo de enfermedades.

Un aspecto llamativo del estudio es que en lo que refiere a muertes por causas externas, los decesos de hombres superan en promedio 4,2 veces a los de mujeres, evidenciando que las muertes de alguna manera violentas tienen alguna relación con el género.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.