De Boyacá en los campos a Boyacá en los golpes

Foto | EL DIARIO

El asesinato de Adriana Díaz, mujer trans, ha despertado la conmoción de muchos colombianos. En las últimas horas la Comisión Interamericana de DDHH se pronunció ante el hecho. 

La CIDH condena el asesinato de Adriana Díaz, quien el pasado 28 de junio en Tunja, falleció presuntamente luego de ser golpeada por un grupo de taxistas.  

Integrantes de la comunidad LGTBIQ+ denunciaron agresiones por parte del gremio amarillo luego de la muerte de Adriana, quienes han soportado agresiones verbales por parte de los taxistas. EL DIARIO habló con Andra Martínez, integrante de la comunidad LGTBIQ+ y Femidiversas, quien explicó la situación que han vivido después del asesinato:  

“Denunciamos las amenazas y las agresiones de las que hemos venido siendo víctimas las personas trans en Tunja, después del asesinato de nuestra compañera a manos de los taxistas. El día 29 de junio, se acercó un taxista de placas UQY- 449 en el antiguo terminal de Tunja a intimidar a las mujeres trans que se encontraban en ese momento. Él les dice que las va a matar, posterior a esto pasan tres taxistas más durante toda la noche que les dicen que van a asesinarlas igual que asesinaron a la otra, es decir a nuestra compañera Adriana. Esto claramente genera un sentimiento de miedo en la población y nos hace pensar que lo que se busca hacer es una limpieza social, fundamentada en crímenes de odio, teniendo en cuenta el actuar de los taxistas”. 

Por otro lado, Andra añadió que la Alcaldía de Tunja no ha presentado ninguna ayuda o interés en mitigar las agresiones contra la comunidad, “el apoyo ha sido casi vago, no hemos recibido el apoyo necesario sino muchas veces ha sido la omisión de la misma Administración. Las agresiones y amenazas contras las trabajadoras sexuales se han venido denunciando desde al año 2020 hasta este año, también han ocurrido vulneraciones de derechos y no se ha visto alguna gestión o acción que permita la garantía de la protección de los derechos de la población. La omisión y nula acción por parte de las instituciones permitió que esto desembocara en el asesinato de una compañera el día 28 de junio”.  

El pasado 2 de julio se realizó un plantón pacífico por parte de colectivos feministas y comunidad LGTBIQ+ en el terminal antiguo de Tunja, con el fin de dar a conocer las peticiones, razones y propuestas que nacen dentro del marco del Paro Nacional y de los altos índices de feminicidios y transfeminicidios a nivel nacional. 

La CIDH le hace un llamado al Estado de Colombia a investigar y sancionar el hecho con debida diligencia, tomando en cuenta la identidad de género de Adriana Díaz; y adoptar medidas para erradicar la discriminación y violencia contra personas trans y género diverso. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.