Cuando el equipo no rinde, el espectáculo lo da la dirigencia

1
324

Por: Daniel Triviño

Lamentablemente el espectáculo es bochornoso, violento y grosero. Al que nos tiene acostumbrados Eduardo Pimentel desde su época de futbolista, esos comportamientos que nunca abandonó a pesar de que ahora ostenta la posición de un dirigente del fútbol.

Eso es lo que vimos ayer en La Independencia, un dirigente fuera de sus cabales, que se acostumbró a lo largo de su vida a agredir a quien tenga una apreciación diferente a la suya.

Al término del partido con Alianza Petrolera varios integrantes del cuerpo técnico del Boyacá Chicó tuvieron que agarrarlo, sino se iba derecho a desfigurarle el rostro a Luis Sánchez. Valga aclarar que no sería la primera vez que Pimentel agreda a un árbitro, pues en 2016 fue sancionado por increpar a un asistente de línea durante un juego contra Atlético Nacional.

Pimentel, no conforme con el espectáculo que dio en el terreno de juego de La Independencia, con el que incitó a muchos aficionados a invadir la cancha y a hacer uso de la violencia; continuó con su arremetida vía Twitter.

Allí empezó a quejarse de que la Comisión Arbitral haya elegido a Luis Sánchez para impartir justicia en el juego entre Boyacá Chicó y Alianza Petrolera. El pretexto de Pimentel es que Luis Sánchez es el juez con el que “más rifi rafes hemos tenido en la historia”.

Y hasta ofreció una millonaria recompensa a quien le facilite pruebas para poder probar las corruptelas del fútbol profesional colombiano, del cual afirma Pimentel que está regido por los intereses de las casas de apuestas.

Pero es el señor Pimentel el que debe presentar las pruebas de tan grave acusación que está lanzando. Así como pide pruebas en defensa de cuestionados líderes políticos, así mismo ha de presentar las pruebas para lanzar tales acusaciones.

Que no se le permita a este señor andar lanzando acusaciones y calumnias sin que esto tenga repercusión alguna, como hace unos años cuando cuestionó la imparcialidad de las comisiones de disciplina y arbitral, las cuales, supuestamente, eran influenciadas en su conformación por dirigentes de equipos como Patriotas; acusación que luego no pudo comprobar.

Ya es hora Eduardo de dejar el protagonismo a los que representan al equipo en el terreno de juego, es momento de armar equipos competitivos, que no estén condenados a descender desde el mismo comienzo de la temporada; es hora de conformar planteles que realmente atraigan al público al estadio, y sobre todo es hora de dejar de dar este tipo de espectáculos, es hora de  dejar de incitar a la violencia pues en Boyacá el público no se identifica con los violentos.

1 COMENTARIO

  1. Un personaje de estos¨Pimentel ¨le hace mucho daño a nuestro departamento, a Tunja y a quienes nos gusta este deporte. Eduardo Pimentel verguenza para nuestro departamento

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.