¿Cuál es el legado a Tunja y Boyacá de monseñor Augusto Castro Quiroga?

Hoy, en las 10 de la mañana, en la Catedral Metropolitana de Tunja se realizarán las exequias de quien durante 22 años le sirvió a la Iglesia Católica y a sus fieles como arzobispo de la ciudad. El periódico EL DIARIO repasa algunas de las ejecutorias de Monseñor durante su misión en Tunja.

Tal vez el logro más importante de monseñor Augusto Castro Quiroga, arzobispo emérito de Tunja, quien falleció en la noche del martes en la capital del país, tiene que ver con el impulso a la educación, a través de la Universidad Juan de Castellanos, que le ha permitido y le permite a miles de personas acceder a educación superior a bajos costos.

Este es el mensaje de la Curia Arzobispal sobre los honores y la despedida que le harán hoy en Tunja a Monseñor Augusto Castro Quiroga.

Monseñor Castro fue arzobispo de Tunja durante 22 años. Cuando fue designado como Arzobispo, en 1998, la Juan de Castellanos era apenas un instituto de catequesis y él lo convirtió en una universidad que hoy tiene diversidad de programas en pregrado y posgrado, a los que pueden acceder personas de bajos recursos económicos.

Publicidad

También fue importante durante su paso por el arzobispado el impulso que le dio a los sacerdotes para que se capacitaran, no solamente en la parte religiosa sino en asuntos civiles y, en tercer lugar, su aporte al proceso de paz de Colombia, especialmente desde la Conferencia Episcopal Colombiana.

La Universidad Juan de Castellanos es hoy una de las instituciones de educación superior más importantes de Tunja y Boyacá, en donde hay una variada oferta de programas académicos en pregrado y posgrado. La universidad ha crecido de manera considerable, tiene centros de enseñanza en varias regiones, ha renovado sus registros calificados en varias carreras, está abriendo otros programas y tiene cerca de 3.000 estudiantes y cientos de profesores.

Recientemente la Juan de Castellanos inauguró su edificio de ingenierías en el que antes fue conocido como el Centro Arquidiocesano, también construido por monseñor Castro, en la salida hacia Villa de Leyva.

La idea de Monseñor Castro siempre fue que las personas de escasos recursos económicos también pudieran estudiar y es así como durante los últimos años miles de personas se han formado y han logrado allí sus títulos universitarios.

Monseñor Augusto Castro fue un visionario con la creación de medios de comunicación, con los que también dio a conocer el mensaje de Cristo.

Fundó el periódico Puente Boyacense, que durante muchos años circuló todos los domingos, especialmente en las Iglesias. Después de la pandemia el periódico continúa, pero solamente en versión digital.

También está el canal Telesantiago, que recientemente cambio de tecnología para llegar a más tunjanos y boyacenses con sus mensajes; y la emisora Radio Milagro, ubicada en Oicatá, hoy dedicada a la música popular.

Monseñor Castro fue, como lo tituló el periódico EL DIARIO, un misionero de la paz y con su labor se ganó el cariño de los tunjanos y los boyacenses.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.