Con paneles solares se solucionaría situación de instituciones educativas de Boyacá que no cuentan con electricidad

Foto | Vía Twitter

El objetivo que se tiene desde la Administración Departamental es que no haya ni una sola escuela en el departamento que no cuente con fluido eléctrico.

Tras un recorrido por los municipios de Chiscas, Socotá, Otanche, Saboyá, Chitaraque, Cubará, Labranzagrande, Mongua, Samacá, Maripí y Pisba, la secretaria de minas y energía de Boyacá, María Elena Ortiz, asumió la importancia de solucionar la problemática que afrontar varias instituciones educativas que carecen de energía eléctrica.

La funcionaria evidenció la gravedad de la problemática, que se acentúa todavía más en zonas rurales, lejanas a los cascos urbanos, y así determinó la necesidad de realizar mesas de trabajo conjuntas con los rectores para buscar solución para aquellos planteles que carecen de este servicio.

Publicidad

Ortiz hizo ahínco en la situación de municipios como Labranzagrande, Socotá y Cubará, en los que, en algunos casos, “para llegar allá toca a lomo de mula. Son veredas de difícil acceso, que nunca ha tendido energía eléctrica, por lo que un kit de energía solar sería un salvavidas para que los estudiantes tengan conectividad y puedan continuar con su proceso escolar, así como mejorar su calidad de vida”.

La funcionaria explicó que la dotación de paneles solares para estas instituciones educativas es un proceso que requiere de una juiciosa formulación de proyecto, que permita exponer la situación, medir los alcances, y las proyecciones de la solución. “Se va realizar un diagnóstico en cada una de estas escuelas para la formulación de proyectos. La meta es poder llegar con paneles solares, en pro de que los estudiantes tengan una mejor educación”.

Ortiz advierte que lo esencial, en estos tiempos, para garantizar los procesos de formación académica, es la conectividad, pero para ello se necesita primero que haya fluido eléctrico, y en el caso de algunos municipios retirados, es hasta ahora imposible que se brinde el servicio tradicional, por lo que la apuesta total es por los paneles solares.

“Encontramos que hay instituciones donde no hay agua potable ni luz eléctrica. Los niños estudian en condiciones precarias y más en tiempos de pandemia, situación que les impide avanzar en su proceso formativo. Ante ese panorama, ya se efectuó un primer diagnóstico, junto con la Secretaría de Educación, en busca de beneficiar a estos estudiantes”, comenta la líder de la cartera de minas y energía en el departamento.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.