¿Cómo le ha ido a Colombia con el teletrabajo?

0
89
PUBLICIDAD

El país está muy por debajo de las metas proyectadas respecto al número de personas ejerciendo su oficio bajo esta modalidad.

En la comisión VI de la Cámara de Representantes se llevó a cabo un debate de control político frente a la implementación del teletrabajo en el país, modalidad que ha tenido que implementarse dada la contingencia del COVID-19.

Durante el debate informaron desde el Ministerio TIC que el teletrabajo ha aumentado en un 40% desde que se decretó el aislamiento obligatorio, pasando de 87.000 a 121.800 empresas que han recurrido a esta modalidad. Sin embargo, dentro de estas cifras están contemplado el trabajo en casa, que no es lo mismo que el teletrabajo.

Publicidad

El teletrabajo está regulado desde hace 12 años con la Ley 1221 de 2008, que fue concebida con el ideal de promover el teletrabajo como instrumento de generación de empleo, objetivo que está lejos de cumplirse todavía.

Uno de los parlamentarios más activos durante el debate fue Rodrigo Rojas, quien dejó en evidencia las enormes fallas en la implementación de esta modalidad laboral. Rojas explicó que el artículo 3 de la Ley del Teletrabajo formularía una política pública y un CONPES para el fomento e implementación del teletrabajo, metas que jamás se cumplieron.

Solo en 2015 el Ministerio del Trabajo presentó un proyecto de documento CONPES al Departamento Nacional de Planeación, pero el proyecto fue declarado inviable. Luego de eso nunca más se volvió a presentar proyecto alguno.

Colombia, según se expuso en el debate, está muy por debajo de las proyecciones hechas hace unos años, concretamente en el 2015, cuando Ministerio TIC proyecto que  para 2020 seis de cada diez empresas, del sector privado, tendrían implementada esa modalidad, por lo menos con un 50% del personal de cada empresa. Esto equivaldría a unos diez millones de teletrabajadores.

Sin embargo, la realidad dista mucho de esas proyecciones. Lo primero que habría que aclarar es que las cifras más recientes datan del año 2018, año en el que habría unos 122 empleos bajo la modalidad del teletrabajo. Para dicha fecha solo el 0,8% de las empresas del país utilizaban el teletrabajo.

También se evidenció el atraso en la implementación de esta modalidad laboral respecto a otros países en el continente, estando Colombia por debajo ed países como Brasil, México, Argentina y Chile.

En algo más trataron de hacer claridad los parlamentarios y fue en la diferenciación del teletrabajo y el trabajo en casa, pues el primero exige que el empleador provea de herramientas a sus trabajadores, exigencia que poco se cumple, pues de acuerdo a las cifras del Ministerio  TIC, un 88% de los teletrabajadores reportó usar elementos personales para cumplir con sus deberes laborales.

Otros de los parámetros a tener en cuenta para considerar una verdadera implementación del teletrabajo es que el trabajador no tiene que asumir el valor de algunos de los costos operativos como servicios públicos de energía o conexión a internet, parámetro que no se cumple en la gran mayoría de empresas públicas y privadas del país.

Otro de los grandes fallos que tiene Colombia en la implementación del teletrabajo es el uso de plataformas especializadas en comunicación y la ausencia de capacitación para los empleados en el uso de las mismas.

Durante el debate se hizo especial énfasis en que no se puede permitir que las empresas conviertan el teletrabajo en trabajo encasa, pues esto solo jugaría en contra de los intereses y garantías laborales de los trabajadores.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.