¿Cómo andan las finanzas en Tunja?

Publicidad

Por | Martha García Angulo, Integrante Consejo Territorial de Planeación, exgerente de Camacol

Foto | Archivo particular

Al cierre del 2020 la administración del alcalde Fúneme en su informe de rendición de cuentas, presentó como gestión de su administración, un superávit que, según su balance general de ingresos y gastos, fue de $12.000 mil millones de pesos.

Como resultado de dos componentes especialmente:

El primero por un mayor recaudo de impuestos, apalancado muy seguramente por el decreto nacional 678 del 2020 que posteriormente fue declarado inconstitucional y que establecía medidas para la gestión tributaria, financiera y presupuestal; y, el segundo, por recursos de cofinanciación, que muestra un incremento del 14.898%.

Vale destacar que estas medidas transitorias y que al final fueron declaradas inconstitucionales, movieron al contribuyente al pago de impuestos de años anteriores; sin embargo, y como dato curioso, no deja de ser llamativo que en el año de inicio de la pandemia, justo cuando se cerró la economía y muchos negocios quebraron y se vio muy afectado el sector empresarial, se respondiera con el pago de estos. Ver pág. 154 del Informe de rendición de cuentas.

En diciembre del mismo año, el alcalde presentó al Concejo de la ciudad un acuerdo para la aprobación del empréstito por valor de $ 93.848 millones de pesos; el alcalde, en varias noticias manifestó que se requería del empréstito según la siguiente nota periodística textual: “Para socializar el proyecto, el mandatario de los tunjanos se reunió con los medios de comunicación para explicar la necesidad del empréstito. Por las circunstancias que dejó la pandemia, y las condiciones fiscales del municipio es imperioso esta operación, pues a través de esta se realizaran inversiones que necesita la ciudad para consolidar el plan de desarrollo».

En diciembre del mismo año se reforma el estatuto tributario del municipio, pese a la situación de pandemia, y, se crean nuevas contribuciones, que muchas administraciones aplazaron por ser tributos impopulares; sin embargo, esta administración muy decidida, incorporó en el estatuto tributario lo que nadie había querido hacer y, si bien esto era necesario en algún momento, lo que no se comprende es que justo en un año tan difícil se impusieran dichas contribuciones, que afectará a muchos contribuyentes y a la población en general. Pronto los inversionistas y la comunidad en general lo empezaran a notar, en el momento que se dé su adopción.

En conclusión, esta administración goza de un superávit en los ingresos del 2020 de 12.000 mil millones de pesos; sin embargo, pide un empréstito por 93.840 millones de pesos que fueron aprobados por el Concejo Municipal y modifica el estatuto tributario creando nuevas contribuciones e impuestos. Se me olvidaba los ingresos por la donatón.

Financieramente se ve solidez en las finanzas del municipio y se hace necesario hacer seguimiento y veeduría a los 18 proyectos que justificaron el empréstito. Muchos de ellos debieron iniciar en el segundo semestre del 2021 como:

Construcción de 80 viviendas en el sector rural , construcción de vivienda de interés prioritario y vivienda de interés social, que debió iniciar en junio del 2021.

Construcción de la fase 2 del instituto de Recreación y deporte de Tunja , obra que deberá entregarse en diciembre del 2021.

Construcción del frigorífico para entrega en marzo del 2023

Construcción del centro de bienestar animal que debió iniciar en junio del 2021 y deberá entregarse en el primer semestre del 2022

Implementación del programa de fortalecimiento empresarial que debió iniciar en junio del 2021 y concluir en febrero del 2022

Ampliación de la infraestructura hospitalaria sede San Antonio, debió iniciar en junio 2021

Remodelación de las sedes la Fuente, Muiscas, Libertador, Florencia y Runta de la ESE Santiago de Tunja, obras para iniciar en julio y concluir en diciembre del 2022.

Implementación del catastro multipropósito que debió iniciar en junio de 2021 y concluir en junio del 2022

Implementación de la curaduría cero para la ciudad de Tunja, que debió iniciar en junio 2021

Construcción de 10 salones y centros comunales sostenibles para la ciudad, iniciaría en julio de 2021 y concluiría en diciembre de 2022,

Adquisición de maquinaria amarilla para mejoramiento de la red vial de Tunja, iniciaría en junio de 2021,

Construcción de la calle 59 (Hayuelos) entre vía antigua a Paipa y la Avenida Universitaria, iniciaría en el mes de julio 2021

Construcción de la calle 53 (concesionarios) entre la vía Universitaria y la vía antigua de Paipa, l mes de julio 2021

Mejoramiento de malla vial urbana y rural para la transitabilidad y movilidad de la ciudad, la ejecución iniciará en junio de 2021

Intervención de parques y urbanismo táctico, se iniciaría en junio de 2021 para concluir en diciembre 2022.

Revisando la plataforma de contratación SECOP 1, no se evidencia que se hayan iniciado aún los procesos contractuales que se requerían para cumplir con las fechas y las inversiones propuestas, solo encontramos la contratación de la interventoría para la recuperación de la malla vial.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.