Ciclismo, tránsito y movilidades

Foto | vía bntadventure.it

Por: José Ángel Villabona

Boyacá tiene una geografía variada, la cual funciona para la práctica y entrenamiento del deporte del ciclismo, siendo el caballito de acero el generador de alegrías y triunfos.

Mauricio Soler de Ramiriquí, Nairo Quintana de Tunja, Winner Anacona, nacido en Maripí y Miguel Angel López Moreno, de Pesca entre otros, han promovido y motivado a nivel profesional y aficionado el deporte, también considerado como una forma o estilo de vida. 

Publicidad

De ahí que los fines de semana circulen en las diferentes vías del departamento grupos de ciclistas, hombres, mujeres y niños que disfrutan de la actividad física, acompañada de la experiencia que emerge del viajar y conocer municipios, gastronomías, culturas, etc. 

Es así que mi preocupación por las movilidades y tránsitos de los ciclistas, ya que recientemente, en conversaciones informales y por experiencia personal, he podido vivir algunas de las múltiples imprudencias que se cometen a diario en las vías por parte de los ciclistas, muchas de ellas derivadas de realizarse videos o fotografías para redes sociales o personales, en lugares inapropiados mientras se está en movimiento, generando una falta de concentración para el ciclista en la ruta, exponiendo su vida ante los vehículos que van a su espalda.

En un segundo caso, el volumen y flujo de los grupos ciclísticos formales e informales por las carreteras de Boyacá ha aumentado, llegando a ser en ocasiones superiores a 30 personas, (que no está mal porque el deporte es salud). Sin embargo, salen a recorrer largas distancias sin un carro acompañante, o portar elementos como el botiquín y kit de herramientas.

Por otro lado, en el caso de los niños, no cuentan con experiencia suficiente para salir solos a las vías con tráfico pesado en conducción de la bicicleta y peor aún sin casco, ni elementos que permitan su visibilidad y reconocimiento en dichas vías, etc.

Finalmente, pocos tienen conocimientos en primeros auxilios y no saben cómo reaccionar a un accidente. Para verificar lo mencionado, los invito a transitar los fines de semana en horas de la mañana por vías como: Paipa – Pantano de Vargas, Tunja – Villa de Leyva, Tunja – Chivata, Sogamoso – Tibasosa – Duitama.

Nota: Quiero hacer énfasis que no son todos los practicantes de este deporte, en cambio escribo con el propósito de que reflexionemos como sociedad sobre las normas, controles y seguridades mínimas que deberían exigir y poner en práctica para mejorar el tránsito y disminuir la accidentalidad. 

En consecuencia, considero que muchos desconocen la ley 769 de 2002 por la cual se expide el Código de Transito de Colombia; en Capítulo V – Ciclistas y Motociclistas. Específicamente en el Artículo 94° Normas generales para bicicletas, triciclos, motocicletas, motociclos y mototriciclos, donde se establecen pautas como: 

• Deben transitar por la derecha de las vías a distancia no mayor de un (1) metro de la acera u orilla y nunca utilizar las vías exclusivas para servicio público colectivo. 

• No deben sujetarse de otro vehículo o viajar cerca de otro carruaje de mayor tamaño que lo oculte de la vista de los conductores que transiten en sentido contrario.

• No deben transitar sobre las aceras, lugares destinados al tránsito de peatones y por aquellas vías en donde las autoridades competentes lo prohíban. 

En este último punto es donde me quiero centrar, si bien es bueno practicar una actividad deportiva por salud corporal y mental, se deben conocer, aprender y enseñar los mínimos de seguridad personal y vial en el ciclismo, puesto que repercuten posteriormente en las formas de circulación y desplazamientos en las carreteras.  Por otra parte, menciono que, hay poco control por parte de las autoridades a los ciclistas y sus movilidades, también son pocas las denuncias que se hacen.

Para finalizar, dejo un punto de vista respecto a la actualización que necesita la ley en función de regularización y control de las movilidades ciclísticas actuales, tanto de forma individual, como en grupo, asimismo considero que se deben incluir la normas para el tránsito de los vehículos eléctricos o scooters que transitan libremente por las calles y espacios públicos, muchas veces sin protección, en contravía y arriesgando su integridad.

Ley 769 de 2002 por la cual se expide el Código de Transito de Colombia, extraído de: http://www.suin-juriscol.gov.co/viewDocument.asp?id=30027024

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.