Caldas acudirá de nuevo a las urnas

0
1655
Foto |Hisrael Garzonroa
PUBLICIDAD

Por | Servilio Peña Aponte

No es nuevo que el Municipio de Caldas tenga que afrontar elecciones atípicas.  Esta vez, por la determinación de la Procuraduría General de sancionar con inhabilidad de 12 años del actual mandatario José Rubiel Páez, por actos cometidos en su primer mandato como alcalde.

Caldas a pesar de ser un municipio tan pequeño en el Occidente, puede llegar a  convertirse en la población con mayores traumatismos de Boyacá para el ejercicio pleno de los periodos de  sus administraciones. A lo largo de los últimos 20 años toda clase de fenómenos han surgido, todos ligados a la separación, inhabilidad o muerte de alcaldes elegidos en las urnas.

Lo que acaba de ocurrir con el actual mandatario, José Rubiel Páez, es un factor que se suma a esta afirmación, según la cual, este Municipio puede estar cobijado por la sombra de “gobiernos inconclusos”.

La salida, para muchos anunciada, del mandatario actual  por un  fallo en segunda instancia de la procuraduría, pone a Caldas en el centro de atención de los cálculos políticos y preelectorales. No sólo por la inmediata convocatoria a elecciones locales, sino por los intereses que despierta esta coyuntura, para varios  dirigentes políticos de la región.

La historia dice que Caldas  tuvo  bases  liberales muy sólidas. Y  que incluso,  llegó a tener concejales de la Alianza Democrática M-19, en su momento. Pero hoy se muestra como un municipio influenciado por corrientes políticas que le han “usurpado” gran parte de este electorado amasado históricamente por el liberalismo.

Para su momento, el mismo José Rubiel Páez, el mandatario recién sancionado, se mostró  como el gran renovador de la política local, alcanzando sendos apoyos comunitarios en sus dos  elecciones para alcalde.  Obtuvo sus primeros votos como concejal del Partido Liberal.

Estableció alianzas con el dirigente Quiñones, que lo ligaron al Partido Verde en su primer mandato. Posteriormente, estuvo cerca a la aspiración presidencial de Zuluaga del Centro Democrático, logrando que Caldas volcara su apoyo a este candidato uribista. Y más recientemente, logró el aval del partido del dirigente Vargas Lleras, para obtener la  alcaldía  por segunda ocasión.

Amaya sería, sin quererlo, el gran protagonista de esta repentina situación

Pero por la actual coyuntura parece abrirse un nuevo escenario donde el gobernador Amaya sería, sin quererlo, el gran protagonista de esta repentina situación. Uno, porque puede aprovechar la debilidad de Cambio Radical en la región de Occidente para postular un alcalde encargado que tenga más afectos a su coalición de gobierno entendiendo su afán de solidarse. Dos, porque el nuevo funcionario, aunque de manera provisional,  puede  gozar del prestigio, equilibrio y respeto de las principales casas políticas del Occidente cercanas al gobernador (Sánchez, López y Quiñonez) y este factor podría devolverle la confianza a las comunidades. Y tres, porque puede aprovechar este momento para  trabajar en favor de la superación de las fisuras políticas entre los sectores que apoyan al alcalde Rubiel Páez y los sectores que vienen denunciando los desaciertos en sus dos gobiernos.

Y será el mismo gobernador Amaya, con su fino estilo de tejer estas relaciones, quien garantizará la estabilidad, la gobernabilidad y el espíritu democrático de sus pobladores en las elecciones ya convocadas para el domingo 13 de agosto. Pero también, la  apertura de nuevos espacios políticos donde por fin se logren superar las diferencias actuales que han limitado las posibilidades de crecimiento y desarrollo de esta población con vocación agrícola. Y a la vez, volver sus ojos por primera vez hacia un municipio con profunda tradición que mantiene vigente uno de los eventos folclóricos más importante de la región; un municipio que afronta una crisis  profunda  con la protección del escaso recurso hídrico y un municipio con problemas serios en la estabilidad de los precios de la leche, uno de sus principales renglones.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.